Somos códigos de barra andantes

 -  -  3

Por Hal Hodson*

Los circuitos cerrados de televisión son un elemento familiar en la vida urbana. Plazas públicas, esquinas y controles de tránsito están adornados con cámaras para luchar contra el delito. Las grandes ciudades tienen miles, que generan volúmenes inmensos de filmaciones. La mayor parte de ellas granulosas, sin incidentes y que nadie mira.

Los últimos avances en machine learning han creado softwareque pueden determinar el patrón único del rostro de una persona a partir de imágenes o videos con mucha mayor precisión que tecnología más antigua. Esto permite rastrear automáticamente grandes cantidades de personas mientras se mueven por los espacios públicos, algo que hubiera resultado demasiado costoso si se hiciera con la intervención humana. Los programas de reconocimiento convierten a los rostros en códigos de barras. Las cámaras se convierten en escáneres, que catalogan automáticamente a la gente que se cruza por sus lentes.

Las fuerzas policiales aun no utilizan las últimas tecnologías de manera extendida, y sus sistemas de reconocimiento facial son sorpresivamente imprecisos. El grupo sobre privacidad Big Brother Watch observó a la policía de Gales del Sur de Gran Bretaña utilizando el reconocimiento facial en eventos públicos en los últimos dos años. Registró un índice de imprecisión del 91%, es decir que solo nueve de cada cien personas identificadas resultaron ser las que el sistema decía.

Esta situación no durará demasiado tiempo. Los circuitos serrados de televisión y las cámaras policiales están a un paso de actualización para obtener imágenes de más definición que permitirán que los algoritmos de reconocimiento facial funcionen mejor. Los sistemas de las cámaras pueden diseñarse teniendo específicamente en cuenta al reconocimiento facial, con dos o más cámaras que capturen los rostros desde múltiples ángulos, lo que facilitará su identificación.

En enfoque de Silicon Valley con el uso de poderosas computadoras y bases de datos para entrenar un softwaresumamente preciso, solo está comenzando a penetrar en el mercado de la seguridad. Ese proceso se acelera en 2019.

***

NO HAY ESCONDITES. Las implicancias son preocupantes. Los estados tienen una gran posibilidad de abusar de un reconocimiento facial más preciso, dado que tienden a controlar la infraestructura con la que se pueden grabar las imágenes de rostros en espacios públicos. Por ejemplo, las autoridades podrían grabar los rostros de un grupo de manifestantes y arrestar a cualquiera compatible, con antecedentes penales, mientras que sencillamente archive al resto como caras sospechosas. Al mismo tiempo, el reconocimiento facial podría generar abuso de las empresas privadas. Los comercios podrían crear bases de datos compartidas de clientes y los productos que miran, del mismo modo que ahora lo realiza el rastreo virtual, violando la privacidad.

Asimismo, el reconocimiento facial tiene el potencial de fusionar el rastreo de los ámbitos físicos y virtuales. Convierte al rostro en una dirección que vincula el comportamiento en el mundo real con los perfiles virtuales, y viceversa. En 2019 la combinación de rastreo por la red y datos biométricos físicos como el reconocimiento facial provocara que se reduzcan los espacios en los que los seres humanos no sean analizados.

En Estados Unidos, por ejemplo, las Ligas Mayores de Beisbol comenzarán a permitir que los fanáticos validen sus entradas e ingresen a los estadios mediante el escaneo de sus rostros, en lugar de usar una entrada. El centro comercial gigante más nuevo de Singapur utilizara la tecnología para rastrear a los clientes y recomendarles ofertas. Tokio pasará el año instalando sistemas de reconocimiento facial en vistas a las Olimpiadas 2020, la utilizará para asegurarse de que solo las personas autorizadas ingresen a las áreas restringidas. Aeropuertos desde Atlanta a Bangalore lo utilizaran para rastrear pasajeros cuando atraviesen seguridad e inmigraciones.

Investigaciones del proveedor tecnológico SITAafirma que tres cuartas partes de todos los aeropuertos y aerolíneas están invirtiendo en esta tecnología o realizando investigaciones sobre el tema. Samsung, uno de los principales rivales de Appleen el mercado de los smartphones, incorporando el reconocimiento facial en sus modelos 2019, imitando al FaceIDde iPhone.

Resulta difícil imaginar los daños específicos que pueden crear las nuevas tecnologías. En los primeros días de la publicidad virtual, pocos abrían pensado que conduciría a una red  diseñada con tal necesidad de atención humana que la mayor hipérbole de acontecimientos se difunde más rápido y tiene más impacto que la información con matices y precisión. Por lo tanto también amerita preocuparse por el reconocimiento facial a raíz de los principios que ofende y el riesgo que implica.

Los seres humanos necesitan de espacios donde sus movimientos no sean rastreados, donde tienen la libertad de reunirse con quien desean. Un mundo con un reconocimiento facial generalizado será uno en el que ningún encuentro de café, ninguna caminata a la media noche, ninguna visita a un comercio sucederá sin que le sea atribuido a un rostro e identidad específicos. Las férreas leyes que protegen los derechos individuales son la mejor esperanza para limitarla. Se ha abierto la Caja de Pandoradel reconocimiento facial, pero aún es posible controlar su impacto.   ♣♣♣

Especialista en tecnología de The Economist.

3 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *