Un mes de un gobierno todoterreno

 -  -  1

Por Cristian Franchi


Sin grandes sobresaltos, Oscar Herrera Ahuad marcó rápido su impronta a la gestión que pretende. Reuniones en Buenos Aires, suspensión del Pacto Fiscal y medidas para aliviar los golpeados bolsillos misioneros.

Oscar cumplió su primer mes como gobernador de Misiones y todavía resuena una de sus últimas frases de aquel 10 de diciembre cuando asumió: “funcionario que no trabaja, chau hasta mañana”.

Sin dudarlo –y por lo visto en éstos primeros 30 días– marca el termómetro del trabajo en la Tierra sin Mal. Sigue con las mismas costumbres que lo llevaron a ser “el vicegobernador en campaña permanente”, continúa siendo todoterreno aunque en un tono más moderado.

Su impronta la dejó estampada de entrada, en los primeros días de Gobierno se tomaba su tiempo, bien temprano, para compartir unos mates con los periodistas que realizan su tarea en las calles. La plaza 9 de Julio era el epicentro, donde se charlaba sobre la realidad provincial y nacional (y alguna que otra cargada futbolera). Tomarse el tiempo para recorrer una feria franca o cenar en Año Nuevo con familiares de pacientes internados en el hospital Ramón Madariaga también forma parte de una manera de llevar una gestión, su gestión.  

Pero como suele decirse, “Dios atiende en Buenos Aires”. El primer encuentro con Alberto Fernández fue seis días después de iniciar su mandato. En ese cara a cara, el misionero le comprometió ayuda a todas las medidas políticas y en las leyes que sean necesarias para recuperar el consumo y el empleo. Además, Oscar no dejó pasar la oportunidad para pedirle al “porteño más federal” algo que con el correr de los días se iba a lograr, suspender el Consenso Fiscal.

En Buenos Aires, el “Turco” encontró buena predisposición al diálogo de los ministros con los que se reunió y con la gran mayoría logró acordar temas de agenda entre la Provincia y la Nación de cara al futuro. De igual manera, cada vez que tiene la oportunidad lo recuerda -y sus legisladores lo tienen bien claro-, trabajará “codo a codo con Nación, pero siempre cuidando los intereses de los misioneros”.

La sanción de la Emergencia Económica fue la primera gran prueba superada. Un hecho importante que marcó la fortaleza en el manejo de la política. Dentro de ello, la suspensión del Consenso Fiscal firmado durante la gestión Macri fue otro punto a favor para la “era Herrera Ahuad”. La reclamada medida por los gobernadores le daba la posibilidad a la administración provincial de aumentar los Ingresos Brutos, algo que Misiones finalmente no hizo.

El logro de consensos con los diferentes actores sociales a nivel nacional le ha permitido avanzar en políticas inclusivas sin sobresaltos macroeconómicos y eso repercutió en la provincia. Es que a diferencia de otras, la realidad misionera marca un camino de crecimiento constante en su desarrollo. Lejos se estuvo de pedir auxilio para ponerse el día con los empleados públicos, al contrario, Misiones fue una de los primeros distritos en otorgar un bono de 5 mil pesos, cuya primera cuota se abonará a mediados de enero y la siguiente de febrero.

A poco de finalizar el 2019 anunció el congelamiento de su salario y el de sus ministros como medida “solidaria” en tiempos de crisis galopante. Sumado a ello, la Provincia congeló el precio de la tarifa social energética, la del transporte público por 180 días y extendió los programas “Ahora” uno de los estandartes de la gestión anterior.

Los primeros 30 días de Oscar como gobernador transcurrieron sin grandes percances, persiguiendo constantemente el objetivo de que sus ministros sean todoterreno como él, sin condicionamientos, de lo contrario: “Chau, hasta mañana”. ♣♣♣

#PA.

Domingo 12 de enero de 2020.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *