El MWC vuelve a Shanghái como escaparate del 5G

El MWC vuelve a Shanghái como escaparate del 5G

♦ 


El Mobile World Congress (MWC) regresa tras un año de ausencia debido al coronavirus con el 5G como protagonista y fuertes medidas de prevención de contagios en el que será un preludio de la cita de Barcelona, prevista para finales de junio.

Habitualmente es el evento de la ciudad española el que se celebra primero cada año, pero la situación de la pandemia de la covid, significativamente más controlada en China que en el país ibérico, hizo que el organismo que lo organiza, la Asociación GSM (GSMA), se decidiese por invertir el orden este año.

“Todo el mundo está mirándonos”, reconocía recientemente el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, en referencia a las medidas de prevención que marcarán un evento en el que se esperan muchos menos asistentes que en otros años, no solo debido a los estrictos requisitos para entrar en China sino también a que el aforo ha sido limitado a 20.000 personas, un tercio del de la última edición celebrada, la de 2019.

Cualquier persona que desee entrar en los recintos designados deberá mostrar un código QR que demuestre que no proviene de zonas de riesgo de contagio dentro de China y, en caso de venir desde el extranjero, una prueba de ácido nucleico (PCR) negativa datada en los siete días anteriores, aunque la organización ha establecido puntos de toma de muestras en las propias instalaciones.

No obstante, debido a que estas restricciones excluirán a muchas de las personas que hubieran participado en el evento en ediciones previas a la pandemia, la GSMA ha apostado por un modelo mixto con un portal llamado My MWCS Online en el que esperan que “miles de personas de más de cien países” puedan tomar parte de forma virtual.

***

“Aprender en persona” de cara a Barcelona

La cita de Shanghái, en la que las medidas de seguridad están en manos de las autoridades chinas, servirá para que la GSMA tome más responsabilidad en este aspecto de cara al MWC de Barcelona.

“(El MWC de) Shanghái va de conseguir la capacidad de juntar a personas en un espacio tecnológico. Un evento con éxito es uno en el que nadie enferma y podemos debatir”, apuntó Hoffman en declaraciones al portal de noticias de su organización.

Sin embargo, en Barcelona será “diferente” al tratarse del “gran escenario” del MWC, aunque debido a la pandemia la organización descarta totalmente repetir el número de asistentes de hace dos años (unos 110.000), apostando por atraer a entre 40.000 y 50.000 personas.

En la capital catalana, cada asistente deberá aportar una prueba negativa del coronavirus efectuada en las 72 horas previas, que se podrán llevar a cabo en el propio recinto ferial.

“Sería genial si todo el mundo estuviera vacunado, pero no podemos depender de eso en 2021, así que vamos a confiar en hacer pruebas por adelantado para garantizar que la burbuja no solo sea la Fira Gran Via sino toda Barcelona”, apuntó Hoffman.

Esta es, precisamente, una de las razones por las que la GSMA ha optado por la presencialidad en Shanghái: para “aprender en persona” de cómo organizar un evento de estas dimensiones durante la pandemia.

***

Shanghái, centrado en el 5G

Mientras tanto, Shanghái será el primer plato del menú del MWC en 2021, con el progreso de las redes 5G como protagonista, un sector en el que China ha mostrado gran interés en estos últimos años.

Los debates se centrarán en el despliegue de las redes, en el ‘Standalone 5G’ (“5G independiente”, que permite ofrecer latencias muy bajas, especialmente a clientes corporativos) o en otros campos como la inteligencia artificial o la conectividad industrial.

El evento se centrará más en debates entre actores del sector de las telecomunicaciones que en presentaciones, con cumbres paralelas como la de la Iniciativa Global TD-LTE (GTI) sobre la evolución del 5G o la de la Asociación Automovilística 5G (5GAA) sobre la movilidad inteligente.

Los jefes de las principales telefónicas chinas (China Mobile, China Telecom y China Unicom) y de fabricantes locales como Huawei, ZTE o Lenovo figurarán entre los ponentes, entre los que también se encuentran directivos internacionales como el presidente de Nokia, Pekka Lundmark, o la directora de estrategia de Verizon, Rima Qureshi.

Entre las más de 200 compañías que exhiben también figuran nombres conocidos a nivel mundial como Intel, Qualcomm o Samsung -que envía a representantes de su sección de integración de chips y sistemas-, aunque llama la atención la ausencia de firmas locales importantes como Xiaomi u Honor, recientemente escindida de Huawei.

#PA. EFE, Pekín.