La vida no es una mercancía. Trata de personas, un círculo infernal

Por Penélope Canónico

Un poema inquietante y contemporáneo, escrito hace más de 700 años, que surgió durante el paso del pensamiento medieval al renacentista. La historia comienza con el narrador perdido en un bosque oscuro donde es atacado por tres bestias de las que no puede escapar. Tras ser rescatado por el poeta romano Virgilio, comienza un viaje al inframundo.

En La Divina Comedia, una de las obras más destacadas de la literatura universal, Dante Alighieri describe su propia visión del infierno que está compuesto por nueve círculos concéntricos. Cada uno sirve como un castigo y un reflejo de los pecados graves que las personas cometieron durante su tiempo en la tierra.

  • Limbo. El primero es el hogar de los paganos virtuosos y no bautizados. Ubicado en lo más alto del infierno, está dispuesto para aquellos que vivieron como buenas personas, pero no recibieron el bautismo, y los paganos, por lo que no pueden entrar en el cielo. El castigo que se aplica es el deseo insatisfecho de conocer a Dios. Algunos de los habitantes más reconocidos son Homero, Aristóteles y Platón.
  • Lujuria. En el segundo se topan con personas que fueron vencidas por la lujuria. Estos personajes son castigados con fuertes vientos que los empujan violentamente de un lado a otro, impidiéndoles encontrar paz y descanso. Aquí residen Cleopatra, Tristán, Aquiles y Helena de Troya.
  • Gula. El tercero es el círculo para los glotones. Su castigo consiste en permanecer bajo una lluvia fuerte y continua, acompañada de granizo, y bajo la amenaza de Cerbero -el perro guardián conocido en la mitología por su ferocidad-.
  • Avaricia. En el cuarto encontramos a los avaros: a quienes acumularon riquezas y a quienes las derrocharon. Todos se encuentran condenados a arrastrar grandes pesos de oro por la eternidad.
  • Ira y pereza. En el quinto se hallan los iracundos y perezosos, hundidos en el lodo del río Estigia. Los primeros se golpean unos a otros por siempre, manteniendo su estilo de vida; los segundos, que no poseen ningún accionar, se ahogan condenados bajo fango.
  • Herejía. El sexto círculo es el primero de la parte inferior del infierno, donde están los más terribles pecadores. Entre sus muros, los herejes son castigados por las Furias o las Erinias: Alecto, Megera y Tisífone -de la mitología griega- así como por los llamados espíritus de la venganza.
  • Violencia. Desde el sexto círculo en adelante se encuentran todos aquellos que han vivido entregados a la malicia por decisión propia. La entrada está custodiada por el Minotauro, otra de las famosas bestias de la mitología griega. Asimismo, este círculo está dividido en tres anillos:

-En el primero se encuentran los homicidas, criminales, tiranos, violadores y bandidos inmersos en un río de sangre y fuego hirviente para que recuerden la sangre que ellos mismos derramaron.

-En el segundo lo conforman quienes ejercieron violencia contra sí mismos: los suicidas y los que buscaron la muerte en manos ajenas. Todos son transformados en árboles por haber renunciado a su humanidad y las Harpías se encargan de picotear sus ramas.

Por último, los blasfemos que son castigados con una perenne lluvia de fuego, acostados sin poder moverse. También se encuentran los sodomitas, que deben correr sin descansar; y los usureros.

  • Fraude. El octavo Círculo está dividido en 10 recintos habitados por aquellos que no fueron dignos de confianza. Por ejemplo; los corruptos, ladrones, falsos profetas, proxenetas, magos y adivinos.
  • Traición. Dante reservó para los traidores el noveno círculo del Infierno. Según su descripción, en este círculo, que es el último de los infernales y a la vez el centro del universo, hay un inmenso lago helado, el Cocito, donde están sumergidos los condenados por traición.

***

El infierno que muchas padecen y pocos ven

Si bien los proxenetas son castigados en uno de los tantos Círculos del infierno descritos por Dante, ninguno se parece al que padecen las víctimas de este delito. Es que la trata de personas es un flagelo a nivel mundial que vulnera derechos de miles y miles de niñas, niños y adolescentes. Las cifras de los organismos internacionales muestran que, en los últimos 15 años, se triplicó el número de víctimas de redes delictivas con fines de explotación sexual y/o trabajo forzoso.

Nuestro país no es ajeno a esta realidad. En el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas, el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, analizó su impacto en la vulneración de derechos.

Así, la Línea 145 recibió en 2021 un total de 1667 denuncias por trata, es decir, un caso cada 5 horas, lo cual representa un aumento del 23% con respecto al 2020. En lo que va de 2022 las denuncias ya suman 779 y un dato a tener en cuenta es que en casi el 30% de las denuncias se registra la presencia de víctimas menores.

La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) también viene alertando sobre víctimas con discapacidad. Concretamente, la Procuraduría dio a conocer el año pasado un informe donde se analiza pormenorizadamente unas 320 condenas y 82 denuncias efectuadas en el período comprendido entre noviembre de 2020 y octubre de 2021.

“La informalidad y precarización laboral complejizan aún más la situación porque un gran número de personas acude a ofertas laborales engañosas. Es uno de los principales mecanismos utilizados por las redes de trata en nuestro país y en casi el 70% de los casos se instrumentaron mediante medios digitales”, desarrolla Martello.

“Asimismo, merece atención la aparición de una modalidad que, si bien en términos cuantitativos aún no resulta significativa, merece reforzar la prevención: la captación mediante chats de juegos virtuales” concluye.

***

¿Cómo reconocer a una víctima de trata y cuáles son los indicadores?

  • Dice tener poco contacto con su familia de origen. Oculta su nombre o datos familiares.
  • Es tímido/a o reticente para comunicarse y muestra signos de nerviosismo o incomodidad cuando se le consulta sobre su pasado.
  • Desconoce el espacio geográfico donde se encuentra, la ciudad y/o país donde vive.
  • No posee documentos de identidad o los dejó en manos de otra persona.
  • No posee ni maneja dinero.
  • Tiene lesiones visibles.
  • Muestra signos de angustia o temor.

***

¿Qué podemos hacer?

Ante posibles casos de trata o explotación de personas, funciona durante las 24 horas, los 356 días del año, la Línea 145. Es gratuita, anónima y confidencial.♣♣♣

#PA.

31 de julio de 2022.

Notas Relacionadas

El arma de ciberespionaje de los Estados

La divulgación de varios informes sobre el uso del programa Pegasus ha puesto de manifiesto que los estados que lo adquirieron para luchar contra el crimen organizado o el terrorismo acabaron en muchos casos utilizándolo para hacer seguimiento a sus adversarios políticos, entre ellos, varios jefes de Gobierno y ministros, disidentes o periodistas.