Devoto acto de certezas y críticas al gobierno

 -  -  1

Por Roberto Jordan


Una multitud reclamó que la Justicia esclarezca “el magnicidio” de Alberto Nisman al cumplirse cinco años de su muerte. Para Pablo Lanusse, abogado de la madre del fiscal muerto, aseguró que hubo “un plan criminal para hacerlo callar”. Cambiemos dijo presente.

Miles de personas participaron ayer del acto por el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman en la Plaza del Vaticano ubicada junto al histórico Teatro Colón. Su madre, Sara Garfunkel, estuvo cuendo se leyó un documento titulado “Justicia perseguirás. No fue un suicidio, fue un magnicidio”. Hubo fuertes críticas al Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Todo comenzó pocos minutos después de las 18, tras guardar un minuto de silencio y entonar las estrofas del Himno Nacional. Antes del inicio de la lectura del documento, una locutora aclaró que “el espíritu de este acto está desprovisto de banderas políticas”. Sin embargo, la presencia de algunos de los principales alfiles mediáticos de la oposición tiñó la jornada.

Varios dirigentes de Cambiemos volvieron a tomar la tragedia del fiscal como una bendera política. Allí estuvieron los diputados Waldo Wolff, Fernando Iglesias y María Luján Rey; además de Elisa Carrió y Mariana Zuvic, de la Coalición Cívica. También participó la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el ex titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos Hernán Lombardi, el ex secretario de Derechos Humanos Caludio Avruj, entre otros ex integrantes de la gestión de Mauricio Macri.

“Nos hemos reunido para rendir tributo a quien dio su vida para que todos los argentinos podamos conocer la verdad sobre quienes fueron los autores del atentado contra la sede la AMIA que, sabemos, también son los responsables de la voladura de la Embajada de Is- rael. No es este el reclamo solo de las víctimas y sus familiares sino de todo un país al que esas bombas asesinas les sacudió el alma”, así arranca el primer párrafo del extenso documento que fue leído por tramos y por diferentes personas.

***

Nisman fue hallado muerto el 18 de enero de 2015 de un disparo en la cabeza en el baño de su departamento en Puerto Madero, horas antes de la fecha en que tenía que presentarse en el Congreso para explicar la denuncia que había presentado cuatro días antes contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy vicepresidenta.

El fiscal de la causa por la que se investiga el atentado a la mutual judía AMIA, que en 1994 dejó 85 muertos, había denunciado a Fernández de Kirchner, su canciller Héctor Timerman y otros dirigentes kirchneristas por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el ataque terrorista a través de un memorándum de entendimiento firmado en 2013 entre Argentina e Irán.

A cinco años del trágico hecho, las investigaciones judiciales no pudieron aún esclarecer si Nisman se suicidó o si fue víctima de un homicidio ni quiénes habrían sido los autores.

***

La postura del documento fue clara: a Nisman lo mataron, responsabilizan a la expresidenta y señalan al actual Gobierno de intentar encubrir el caso. “Nadie en la Argentina puede darse el lujo de interpretar la muerte del Fiscal Alberto Nisman según su ocasional conveniencia política o el cargo que circunstancialmente ocupe”, se indica en el escrito en el que también se advirtió que “quien piense que el sillón de Rivadavia tiene el poder de hacer cambiar la verdad; quien crea que la verdad puede escribirse y cambiarse a conveniencia no es más que un aliado de la mentira y cómplice de los culpables. Por eso hoy aquí decimos: Justicia Perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio”.

“El pacto con Irán llevaba implícita la promesa del Gobierno argentino de levantar las alertas rojas sobre los iraníes acusados de haber planificado el atentado. Por eso, la muerte del fiscal, que iba a denunciar semejante desatino no fue casualidad ni fue suicidio”, sostuvieron los ciudadanos que leyeron el documento ante la multitud que no paraba de reclamar “justicia, justicia”.

También se señaló que “así como Cristina Kirchner hizo un pacto de impunidad con Irán, el actual presidente hizo lo mismo con ella: pactaron una candidatura a cambio de impunidad”.”Ambos quieren desmontar la causa de mayor envergadura política que pesa sobre la vicepresidenta: la del magnicidio que hoy cumple cinco años impune”, se agregó.

Por otra parte, los organizadores del acto cuestionaron la propuesta del Gobierno de revisar la pericia realizada por la Gendarmería, cuyos resultados llevaron al juez Julián Ercolini a que el hecho se investigue como un homicidio, dejando de lado las versiones acerca del suicidio. Los estudios realizados por la fuerza contradicen la opinión del cuerpo médico forense de la Corte Suprema, que había descartado la intervención de terceras personas.

La madre de Nisman no habló durante el acto ni realizó declaraciones periodísticas, en cambio sí lo hizo su abogado, Pablo Lanusse, quien aseguró que el fiscal fue víctima de un “magnicidio, un plan criminal para hacerlo callar”.

Hoy el fiscal será homenajeado a las 10 en el cementerio de La Tablada, donde se encuentran sus restos, por sus familiares y la DAIA, cuyo presidente Jorge Knoblovits.    ♣♣♣

#PA.

Domingo 19 de enero de 2020.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *