Migraciones detectó que tenían pasaportes falsos, pero igual ingresaron al país

 -  -  2

Por Mauro Federico

La detención de una pareja de iraníes alojados en un apart hotel del barrio porteño de Abasto tras haber ingresado al país supuestamente con pasaportes falsos, justo en la víspera del 27° aniversario del atentado a la embajada de Israel, fue presentada tempranamente por un sector del Gobierno como un “golpe al terrorismo internacional”, al que supuestamente se le atribuye la responsabilidad de la maniobra.

Lo cierto es que no existen demasiados elementos más que un informe de los servicios de inteligencia de Israel y una consecuente tarea investigativa de la Policía Federal Argentina, que permitan avalar la calificación de presuntos integrantes de una célula terrorista para el fotógrafo y la ingeniera detenidos el pasado 12 de marzo.

Para colmo de males, la operación presumiblemente “secreta” fue ventilada pomposamente por la prensa tras una “filtración” de la información que, según dicen voceros oficiales, “no debió haberse dado a conocer”, al menos en este momento. 

“No estamos trabajando adecuadamente en materia de inteligencia antiterrorista, se cometen muchos errores”, confió a  #PuenteAereo una alta fuente de las fuerzas de seguridad. De hecho los iraníes llegaron a Ezeiza en un vuelo proveniente de España con pasaportes falsos y, por alguna razón que aún no se determina, se les permitió el ingreso aun cuando la irregularidad había sido detectada por el control migratorio.

Fue la PFA la que, luego de un entrecruzamiento de información vía Interpol, procedió a la detención en el alojamiento porteño. Alguien cometió un error que comenzará a aclararse (eso se espera) cuando en la mañana de este lunes, la pareja sea interrogada por el juez Luis Rodríguez. Cualquiera de las hipótesis habla muy mal del accionar oficial.

“O hubo negligencia en la coordinación de la información de Interpol con los responsables del control migratorio o, lo que sería aún peor, hubo un aprovechamiento de la situación, que se magnificó aprovechando la víspera del aniversario del atentado a la Embajada y para tapar todo el quilombo de D´ Alessio”, analiza un experto en seguridad. “Viajar con pasaportes falsos es un delito migratorio grave, pero no es terrorismo”, concluye el especialista. ♣♣♣

2 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *