La Justicia procesó a los iraníes que ingresaron con pasaportes falsos

 -  -  1

–Redacción PA–

Se trata de Sajjad Samiel Naserani y Mashoreh Sabzali, quienes el 12 de marzo pasado ingresaron al país desde Europa con pasaportes falsos que en los archivos de Interpol figuraban en la categoría “Robado/perdido por el portador”.

En esta oportunidad el juez Rodríguez instruyó a la Dirección Nacional de Migraciones a que se inicie el proceso para la deportación de la pareja, que no se concretará hasta que no finalice la investigación en curso.

Cuando los iraníes ingresaron al país con pasaportes israelíes a nombre de Netanel y Rivka Toledano, en el control de Migraciones de Ezeiza saltaron las alertas por los documentos de identidad que presentaron (se descubrió que eran robados) y el caso comenzó a ser investigado por agentes de la División de Lucha contra el Terrorismo de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Pocos días después, con la confirmación de Interpol Israel, la pareja fue detenida en un Hotel en el barrio porteño de Abasto. Desde entonces están detenidos por orden del juez Rodríguez, quien firmó su procesamiento en la jornada de este viernes.

Días atrás, el periodista Mauro Federico anticipó en #PuenteAereo la detención de una pareja de iraníes alojados en un apart hotel del barrio porteño de Abasto tras haber ingresado al país supuestamente con pasaportes falsos, justo en la víspera del 27° aniversario del atentado a la Embajada de Israel, fue presentada tempranamente por un sector del Gobierno como un “golpe al terrorismo internacional”, al que supuestamente se le atribuye la responsabilidad de la maniobra.

Lo cierto es que no existen demasiados elementos más que un informe de los servicios de inteligencia de Israel y una consecuente tarea investigativa de la Policía Federal Argentina, que permitan avalar la calificación de presuntos integrantes de una célula terrorista para el fotógrafo y la ingeniera detenidos el pasado 12 de marzo.

Para colmo de males, la operación presumiblemente “secreta” fue ventilada pomposamente por la prensa tras una “filtración” de la información que, según dicen voceros oficiales, “no debió haberse dado a conocer”, al menos en este momento.

Cuando declaró ante Rodríguez, el hombre justificó su huida de Irán al señalar que escapó por adulterio. Dijo que se había enamorado de una mujer casada y tuvo que irse con pasaporte falso. Afirmó además que los documentos utilizados los compró en España y que a la mujer detenida junto a él la conoció en ese país. También reconoció que habló con un abogado argentino, cuyo teléfono sacó de internet, buscando regularizar su situación migratoria.

Mientras la investigación continúe, los iraníes seguirán detenidos. Por ahora no hay evidencia de algún vínculo con organizaciones terroristas, pero no se descarta que pudieran estar implicados en otro tipo de delitos.

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *