Defraudación al Estado, malversación de fondos e imputados

 -  - 

Por Fiorella Del Piano


Javier González Fraga y los directivos de la compañía cerealera Vicentín, que fue la principal aportante de dinero en la campaña presidencial de Mauricio Macri, fueron imputados por la exorbitante deuda contraída con el Banco Nación.

A raíz de la denuncia efectuada el pasado 27 de enero por Fernando Miguez, presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, se desprende “la posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación a favor de la firma VICENTÍN S.A., lo que le permitió a la empresa acumular una deuda con el banco de 18.500 millones de pesos, los cuales actualmente serían de cobro incierto puesto que la sociedad se encuentra en estado de cesación de pagos.

En el marco de la denuncia, el fiscal Federal Gerardo Pollicita imputó a Javier González Fraga (extitular del Banco Nación) y a dos responsables de la empresa cerealera, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli.

En su dictamen, Pollicita aclaró que su decisión no excluye a que en el futuro la acusación pueda extenderse a otros ex funcionarios nacionales del Banco y directivos del grupo Vicentín. En ese caso, se estima que los imputados potenciales son: Guido Sandleris, Laura Alonso y Leandro Cuccioli.  La investigación está a cargo del juez federal Julián Ercolini, a quien el fiscal pidió medidas de prueba.

Días antes del cambio de gobierno, la empresa se había declarado en default, con lo cual se encendieron todas las alarmas, teniendo en cuenta que el monto de la deuda llega al 20% de la responsabilidad patrimonial computable del banco; un porcentaje que limita gravemente su capacidad prestable, y pone en jaque sus finanzas. Pero como si esto fuera poco, un dato de color que podemos agregar es que la empresa ─a través de la propia firma, de otras firmas vinculadas y de sus propios dueños─ aparece como uno de los principales aportantes en la campaña proselitista de Juntos por el Cambio en los últimos comicios.

Tras el escándalo, las nuevas autoridades del Banco Nación realizaron un duro informe en el que aseguran que los números de la cerealera no justifican su incumplimiento de pagos y la acusan de efectuar una maniobra fraudulenta en complicidad tanto con la anterior conducción política del país, como de la institución financiera.

En un detallado análisis, el informe aborda la dinámica económica de la firma en los últimos años, esto permitió determinar que la cerealera Vicentin “venía en un proceso de expansión y no de crisis de endeudamiento”, tal como refleja el patrimonio neto de $20.296 millones en 2018, el último balance del que se deduce que la firma tiene una deuda con el Banco por $18.500 millones.

Según el documento firmado por nuevo director de la entidad, Claudio Lozano, el patrimonio neto de la firma indica “que no es una empresa con un gran endeudamiento, ya que la suma de sus activos supera la de sus pasivos”, y aclara que “hay muchas firmas que tienen patrimonio neto negativo como consecuencia de un peso excesivo de sus pasivos. (Y ese) No es el caso de Vicentin”. Entre 2015 y 2018, la empresa pasó de ser la 19° en facturación y cuarta cerealera, a sexta en facturación y primera cerealera.

“Los datos son elocuentes, en todos los años del período de la anterior gestión de gobierno, las ventas de Vicentín superaron el promedio de ventas de las 200 empresas”, de mayor facturación del país tomadas como referencia en el trabajo, las cuales tuvieron una expansión de ventas del 51,36% de promedio anual mientras que la empresa “superó ese porcentaje ampliamente en un 83,87% de promedio anual”, señala el informe firmado por Lozano y asegura que los préstamos del Banco Nación excedieron lo permitido gracias a “los vínculos de la empresa con funcionarios del anterior gobierno nacional y a sus aportes proselitistas a favor de la coalición Juntos por el Cambio”.  

El incumplimiento de Vicentin con sus pagos –según el documento– fue casi simultáneo con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), poco después se declaró en situación de “estrés financiero” y el 10 de febrero pidió la apertura del concurso preventivo. El informe de situación de Vicentin citado por Pollicita muestra, en contraste con ese panorama, la curva ascendente de su facturación: 66,7% en 2016, 35 % en 2017, 92,4% en 2018, “lo que dificulta comprender la alegada crisis”, dice el fiscal.

Pollicita también pidió que el Banco Nación entregue copias certificadas de los “expedientes a través de los cuales tramitaron los préstamos solicitados por parte de la firma y del legajo del referido cliente, desde el año 2015 a la actualidad”. Además, se solicitó que elabore un informe sobre el monto de la deuda, su composición, fecha de cada préstamo, cuotas canceladas, vencidas o no abonadas y garantías entregadas por la empresa, entre otros puntos.

Respecto de los aportes de campaña, el informe señala que por diferentes empresas de su grupo Vicentín “realizó una donación total de $13.500.000”. De este total especifica que se se repartieron aportes de $4.500.000 por Oleaginosa San Lorenzo, Algodonera Avellaneda y Frigoríficos Friar S.A. Agrega que llamativamente otro grupo económico que hizo los aportes realizó más altos a Cambiemos en las PASO “es otra del mismo rubro que Vicentín: en este caso se trata de Aceitera General Deheza, que aporto $10.000.000”.

En ese sentido, la fiscalía se propone reconstruir la ruta del dinero para ver si la empresa implementó una crisis “autogenerada”, la legalidad de los préstamos y la posible violación de normativas en perjuicio de las arcas públicas. Además, también se solicitó que se convoque a declarar como testigo al actual director del banco, Claudio Lozano, y que aporte una copia certificada del “Primer Informe de Situación de la firma Vicentín”.

La causa recién está empezando a dar sus primeros pasos. Ahora está en manos del juez Ercolini hacer lugar, o no, a los pedidos del fiscal. En las próximas semanas/meses habrá novedades sobre la causa, mientras tanto, parte de la sociedad reclama que el hecho se esclarezca, y a través de las redes sociales repudia no sólo a González Fraga, sino también al ex presidente Mauricio Macri. ♣♣♣

#PA.

Sábado 15 de febrero de 2020.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *