D’Alessio recargado

 -  -  3

Por Fiorella Del Piano


A menos de un mes de cumplirse un año de su detención, el operador judicial brindó declaraciones en las que acusó a los militantes del PRO de poner en duda su título profesional, ratificó su vínculo con la exministra de seguridad, Patricia Bullrich y aseguró que si habla las causas contra CFK se caen.

En febrero del año pasado, el operador judicial Marcelo D’Alessio, fue detenido en el marco de la causa que investiga una supuesta red de extorsión y espionaje ilegal.
El pedido de detención fue ordenado por el juez Federal Alejo Ramos Padilla, luego de que el productor agropecuario Pedro Etcheves, lo denunciara por extorsión.

“Esperé casi 340 días para romper el silencio, no hay un motivo por el cual esperé tanto tiempo, son varias circunstancias correlacionadas”, arrancó diciendo y posteriormente cargó contra los militantes del PRO a quiénes acusó de haber puesto en duda su titulación como abogado.

En diálogo con el programa Secreto de Sumario de Darío Villaruel, al ser consultado si tenía una relación con la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el exministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano antes de que todo esto saliera a la luz respondió:

─ A Garavano no lo conozco, sí conozco el programa de protección. A Patricia Bullrich, (este falso abogado como hicieron creer los de ‘globitos amarillos’) le daba capacitaciones sobre mi especialidad.

─ ¿Usted es abogado o no? Consultó Villaruel

─ Sí, yo me recibí en el exterior. No tengo título en la Argentina, ni lo tengo que tener, cortó D’Alessio.

Por 45 minutos, aproximadamente, se explayó sobre varios temas. Dijo ser “manipulado por personas que están vinculadas en la causa Nisman”, comentó como arrancó su vínculo con Stornelli, defendió la actuación del Juez Ramos Padilla y también aseguró que si habla “se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchnerismo” y contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sobre el vínculo con el fiscal federal Carlos Stornelli ─que también está involucrado en la causa─ indicó que lo conoció “el 5 de noviembre de 2018 por pedido de (el periodista) Daniel Santoro, para que vaya a hacer una suerte de testimonial sobre su libro”.

“Lo vi cuatro veces y la verdad es que no me gustó”, aseguró, y continuó relatando que el fiscal le había pedido que “manipule al abogado (Rodrigo González) para que haga declarar a (Leonardo) Fariña” y, días más tarde, “le haga una cámara oculta al letrado (José Manuel) Ubeira”.

Meses atrás, D’Alessio había pedido que le otorguen el beneficio del arresto domiciliario con el argumento de que tiene miedo de que lo maten en prisión ahora que pretende declarar como arrepentido. Sin embargo, el juez Ramos Padilla rechazó su pedido por considerar que sólo reconoció cuatro de los numerosos hechos que se le imputan y que no aportó pruebas suficientes para el avance de la investigación.

En ese sentido dijo: “No quiero hablar del criterio del Juez Ramos Padilla, que si algo destaco es que se bancó toda la embestida de comodoro py, se bancó que un fiscal no le diera el celular durante nueve meses y medio, y se bancó que le quisieran sacar la causa”.

Al referirse a su situación en el Penal de Ezeiza afirmó que está “cada vez peor”: “Ya no me pueden dar más medicamentos para evitar la soledad… No sé para qué despertarme a las mañanas, no sé si para mis hijos no es mejor que ya no esté en esta tierra. Ya no doy más. No maté a nadie. Se demostró que no era un agente ilegal del imperio”.

“Estoy bajo tortura. Estoy hace 340 días bajo un régimen de aislamiento las 24 horas. Es una de las muertes más lentas y cruentas. Mi puerta no tiene barrotes, es de metal, de chapa, son cuatro paredes. Estoy en un total silencio, solo. Tengo prohibido caminar, salvo dos días por semana. Me tiemblan las piernas, perdí 17 kilos de masa muscular. El Servicio Penitenciario me contiene, me da palabras de aliento”, destacó. Y, en ese sentido, advirtió que en su situación “la posibilidad de hacer una locura (en alusión al suicidio) es muy grande”.

Por otra parte, señaló que lo que trascendió sobre los supuestos pedidos que le hacía Stornelli “es lo mínimo” y advirtió: “No doy más, la verdad es que tengo mucho para aportar, no solo en mi causa. Si yo hablo, se caen las cuatro causas emblemáticas contra el kirchnerismo, más las causas que tiene la expresidenta”.

En otro pasaje de la entrevista el operador judicial, también se dedicó a profundizar su vínculo con la ex ministra Patricia Bullrich: “hablaba con ella por teléfono, le pasaba información que nunca judicializó y resulta que el celular lo manejaba el nieto de cuatro años”, ironizó. A la vez, señaló que le brindaba información para que actuara contra bandas de narcotraficantes y la acusó de no intervenir a tiempo para detener al cartel mexicano que exportaba cocaína desde Bahía Blanca a través de bobinas de acero.

“Patricia Bullrich va a tener un problemón, porque le adelanté un año y dos meses antes el tema de las bobinas. La misma ministra que judicializa un cartelito de veganos en La Rural, cuando un especialista le dice lo que pasa…”, se quejó.

No hay dudas de que el caso D´Ales­sio, puso so­bre la mesa el sub­mun­do ma­fio­so en el que se mezclan los ser­vi­cios lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les con fisca­les, jue­ces, ope­ra­do­res y otros per­so­na­jes. Por eso, será crucial el rol del juez Alejo Ramos Padilla para esclarecer lo que ocurrió en esta causa. ♣♣♣

#PA

Domingo 12 de enero de 2020.
3 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *