Crónica de un amague de internas

 -  -  1

Por Cristian Franchi

“Nosotros venimos a afirmar que no creemos esto de que la sociedad se haya derechizado. La sociedad estuvo confundida y está cada vez más clara, pero si se hubiera derechizado, lo que tiene que hacer la Unión Cívica Radical en todo caso, es prepararse para perder elecciones, pero nunca para hacerse conservadora”, la frase de Raúl Alfonsín sigue sonando en los oídos de aquellos radicales que no viraron hacia la “derechización” del partido, otros definitivamente se quedaron sordos.

En La Pampa se impuso el candidato radical por sobre el PRO. Córdoba es un capítulo aparte, donde ante la decisión política de Cambiemos de no ir a internas, Mario Negri y Ramón Mestre terminaron destruyendo la coalición y medirán sus fuerzas en el campo electoral cada uno con su sello.

Jujuy y Mendoza están conducidos por dos viejos caudillos radicales con basta experiencia política como para tomar decisiones un poco más sutiles sin tanto ruido. Separaron la elección nacional de la provincial, dejando a Mauricio Macri fuera de su boleta local. 

El fuego cruzado que existe en La Docta intentó trasladarse a Misiones, pero no fue imposible. En la Tierra Sin Mal el radicalismo servil a los intereses de Mauricio Macri y Humberto Schiavoni terminó con un apretón de manos, quedando en la nada el intento de las tan ansiadas internas. Los frentes se inscribieron y el sector rebelde del radicalismo tendrá que conformarse con verlo desde afuera. 

Fue el dirigente radical Federico Villagra quien, durante esta semana, volvió a insistir en reclamar lugares de mayor protagonismo dentro de Cambiemos. El economista fue candidato a presidir el radicalismo misionero en el 2018, pero sus aspiraciones se vieron frustradas cuando la lista que encabezaba fue impugnada por la oficialista Junta Electoral del centenario partido por supuestos incumplimientos reglamentarios. 

En Buenos Aires, Villagra fue entrevistado por Gustavo Silvestre en Radio 10y en FM Delta por Mauro Federico. También sus declaraciones se reprodujeron en el Prime Time televisivo de Animales Sueltos, donde expresó su preocupación por la situación del partido y su relación con el PRO. Allí, fue tajante al definir a la UCR Misiones como rehén del PRO, resaltando el ninguneo y la falta de respeto a la historia del centenario partido.  

En la misma semana, el senador nacional por Misiones y presidente del PRO Humberto Schiavoni, anunció con bombos y platillos en el programa de Santo Biasatti por Crónica TV su candidatura a gobernador de Misiones para las elecciones del 2 de junio, negando que exista algún tipo de oposición dentro de Cambiemos en la Tierra sin Mal. 

Schiavoni anunció que tendrá como acompañante de fórmula al diputado Nacional radical Luis Pastori, quien curiosamente en las encuestas mide mucho mejor que el ex ministro de Hacienda del puertismo en los años 90. 

Otro de los motivos que enojó al sector del radicalismo no alineado a Cambiemos fue la posible designación –también a dedo– desde Buenos Aires, del delegado del Ministerio del Interior en Misiones, Alfredo Schiavoni como candidato a diputado Nacional.

***

Dentro del plano provincial el PRO logró otro triunfo interno, incorporar a Pedro Puerta, hijo del ex gobernador y actual embajador argentino en España, Ramón Puerta. El obediente radicalismo aceptó con los brazos abiertos al hijo del embajador, aquel que en su momento para los radicales era “el límite”.  

Luis Pastori, quien conforme por acompañar a Schiavoni dijo no tener reparos en la incorporación del joven Puerta dentro del aglomerado Cambiemos, o como decidieron llamarse para la contienda electoral Juntos por el Cambio. Reconoció el ex guitarrero los 20 mil votos que Pedrito sacó en las elecciones legislativas de 2017 y avaló los acuerdos tejidos entre Madrid y Buenos Aires. Ya vaticinaba el por entonces gobernador de Misiones y de origen radical, Maurice Closs allá por 2013 que Pastori pondría al radicalismo al servicio de Ramón Puerta. 

El revuelo y las especulaciones terminaron el 14 de marzo a la medianoche con la presentación de frentes y la confirmación de que finalmente, el puertismo desembarcaba en Cambiemos. Un sector importante del radicalismo se quedó callado, otros, los menos, alzaron la voz sin gritar mucho.

A Leandro N. Alem, fundador de la Unión Cívica Radical se le atribuye la célebre frase “¡Sí, que se rompa, pero que no se doble!” para ciertos momentos de la historia del partido, pero en el cierre de esta nota en #PuenteAereo decidimos utilizar otra del caudillo radical, ponga usted estimado lector los personajes en el orden que desee. “Los radicales conservadores se irán con don Bernardo de Irigoyen; otros radicales se harán socialistas o anarquistas; la canalla de Buenos Aires, dirigida por el pérfido traidor de mi sobrino Hipólito Irigoyen, se irá con Roque Sáenz Peña, y los radicales intransigentes nos iremos a la mismísima mierda”.   ♣♣♣

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *