¿Quién tiene la mayor concentración de medios en Argentina?

 -  -  1

Por Fiorella Del Piano

La concentración medios de comunicación en manos de grandes grupos económicos es un mal que afecta a la mayoría de los países de América y el mundo. Y como sabemos, Argentina no se encuentra al margen de la situación.

Se entiende que los medios de comunicación son un pilar fundamental para el funcionamiento del sistema democrático, ya que la libertad de información y expresión son las piedras angulares de la existencia de la sociedad y además, garantizan –en teoría– una opinión pública libre y plural.

Hace dos semanas atrás, el presidente Mauricio Macri afir­mó que “la Ar­gen­ti­na tie­ne la más amplia li­ber­tad de pren­sa de su his­to­ria”. Lo hizo lue­go de que la So­cie­dad In­ter­ame­ri­ca­na de Pren­sa (SIP) des­ta­ca­ra que el país atra­vie­sa “un es­ce­na­rio más fa­vo­ra­ble para la pro­fe­sión” que el de mu­chos otros paí­ses de la re­gión.

Sin embargo, en junio del año pasado el Gobierno aprobó la fusión entre Cablevisión, del Grupo Clarín, y Telecom, del mexicano David Martínez, dando origen a un gigante de las telecomunicaciones con un valor de mercado que ronda los 11.000 millones de dólares.

Para aprobar la operación, la Comisión de Nacional de Defensa de la Competencia ordenó la venta de activos en banda ancha fija e impuso obligaciones a Telecom. La resolución de la Secretaría de Comercio obliga a transferir negocios de banda ancha fija en 28 localidades del interior del país donde la situación de competencia se podría ver afectada, para aprobar la fusión.

Sobre esto, el Monitoreo de la Propiedad de los Medios (MOM por sus siglas en inglés) encontró que “la crisis económica local y la ausencia del Estado para atenuarla, junto a una legislación que favorece la concentración de medios de comunicación y beneficia a los grandes conglomerados, asfixia económicamente al periodismo crítico limitando el derecho de la sociedad argentina a tener acceso a voces plurales”.

Es que “el mapa de los medios de comunicación y sus ramas en la Argentina actual dibuja altos niveles de concentración, si se toma como referencia la participación de las cuatro principales empresas en cada una de las industrias”, explican desde Media Ownership Monitor.

A su vez, que detallan que el nivel de concentración “es mucho mayor si se considera que varios de los grupos mediáticos líderes en una de las ramas (prensa online, por ejemplo) son también dominantes en el resto (tv, radio, prensa gráfica)”.

En Argentina, además, la concentración es también geográfica, puesto que las principales usinas de información y entretenimiento están localizadas en la zona metropolitana de Buenos Aires”.

***

Actualmente, existen 22 grupos de comunicación que son los que mayormente proveen de información a los 44 millones de argentinos y tanto sus ramificaciones políticas como los negocios vinculados dan cuenta de un ecosistema con estrechos vínculos con la élite política y económica del país.

Según el informe de Monitoreo de MOM, la tv “es el medio más utilizado en el país para fines informativos, según las encuestas más recientes y representativas. Sólo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde se mide cotidianamente el rating, los cuatro principales grupos de televisión (entre canales abiertos y señales de pago) concentran el 56,7% del encendido. Dado que en el resto del territorio la reproducción de los canales de Buenos Aires es la norma, el porcentaje sería más elevado si se midiera todo el país. Los mayores grupos que operan en la industria televisiva son Clarín y Viacom”.

Con los cambios constantes que atraviesa la sociedad y teniendo en cuenta que la instantaneidad es uno de los pilares fundamentales, la prensa gráfica ha perdido influencia directa por la disminución dramática de la venta de ejemplares diarios. Sin embargo, conserva la importancia en el armado de la agenda de los medios o agenda setting que nos dice que como consecuencia de la acción de la prensa gráfica, de la televisión y de los demás medios de información, el público es consciente o ignora, presta atención o descuida, enfatiza o pasa por alto, elementos específicos de la esfera pública.

“La concentración de los diarios impresos es mayor aún que la de la tv: los cuatro grupos económicos a los que pertenecen los periódicos con mayor circulación del país concentran el 74,18% de las ventas. Sólo el Grupo Clarín domina el 43% del mercado”, explican desde MOM.

En radio, un medio que por su arquitectura tecnológica permite la convivencia de una gran cantidad de emisoras, la concentración es también alta, dado que los cuatro principales grupos empresariales (de los cuales los mayores son Clarín, Indalo y Prisa/Albavisión) detentan el 53% del encendido.

De manera progresiva, la optimización de los procesos industriales se ha visto sustituida por la producción, la distribución y el manejo de la información, con las tecnologías asociadas. Este cambio de modelo inauguró la etapa a la que hemos llamado Sociedad de la Información. Como consecuencia de este nuevo modelo surgieron los diarios online, que actualmente experimentan un importante crecimiento en visitas y consultas.

En este sentido, también la tendencia a la concentración es similar a la del resto de las actividades, lejos de la profecía que auguraba que Internet habilitaría una diversidad de usos y consumos informativos para, de ese modo, democratizar la agenda pública de deliberación.

Si bien en este sector es imposible conocer el total de visitas para todos los sitios informativos de la Argentina y, de allí, calcular el porcentaje de concentración en los más importantes, sobresalen las empresas de medios más concentradas en los rankings de sitios con mayor número de visitas. Entre los seis medios digitales informativos de mayor audiencia, cuatro pertenecen al Grupo Clarín: Clarín.com, TN.com.ar, Cien radios y La Voz del Interior.

A partir de la investigación realizada por MOM,  se ha construido un índice de concentración cruzada de audiencias de los medios. Se trata de un indicador provisorio para proponer su implementación en la expectativa de que los mercados sean más transparentes en relación a su funcionamiento. Pero con los datos reunidos, la concentración cross-media arroja un 59,24% de concentración por parte de los 8 principales grupos seleccionados:

Grupo Clarín: 25,28% (6,84% por radio, 10,62% por televisión y 7,82% por diarios)

Grupo América: 7,25% (2,27% por radio, 4,09% por televisión y 0,89 por diarios)

VIACOM: 7,10% todo por televisión

Grupo Indalo: 6,62% (5,12% por radio y 1,5% por televisión)

Fusión Prisa-Albavisión: 6,21% (4,33% por radio y 1,88 por televisión)

La Nación: 2,97% todo por diarios

Cadena 3: 2,16% todo por radio

Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP, Estado): 1,65% todo por televisión

De modo tal que tanto si se realiza un análisis sectorizado, como si se evalúan desagregadamente los medios de comunicación en distintos soportes, sobresale la posición del Grupo Clarín.

El Grupo Clarín es el mayor de los grupos mediáticos, con presencia dominante en todas las industrias de medios y auxiliares (como es el caso de la fabricación y comercialización de papel, dado su control de Papel Prensa SA, sociedad que comparte con La Nación y con el Estado Nacional).

Además –como se dijo anteriormente– en los dos últimos años amplió su área de incumbencia al protagonizar la mayor fusión de la historia de las comunicaciones en el país, a través de la sociedad Cablevisión – Telecom avalada por el presidente Mauricio Macri. Con ello, el Grupo Clarín obtuvo un poder significativo de mercado también en el campo de las telecomunicaciones y de la conectividad (fija y móvil) a Internet.

***

La predominancia de Clarín puede medirse en profundidad y en extensión: sus ingresos multiplican con creces los de su más directa competencia y, además, es el único conglomerado con poder significativo de mercado en todos los sectores de la vasta y convergente industria de medios y comunicaciones.

Por este motivo e intentando promover la competencia y brindar una mayor pluralidad en la información y en las opiniones disponibles al público, durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se intentó establecer la llamada Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522, que reemplazó a la Ley de Radiodifusión 22.285, promulgada en 1980 por la dictadura militar y que estaba vigente desde entonces.

Sin embargo, cuando Macri llegó al poder tomó diferentes medidas que modificaron la norma, entre ellas cerrar los organismos regulatorios como el AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y el AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones). Esto sumado a otras medidas que marcaron la orientación de las políticas comunicacionales del gobierno.

En ese aspecto, Guillermo Mastrini y Martín Becerra explican que “si se observa el mapa de medios al final del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en diciembre de 2015 con el que fue troquelando su sucesor –Macri– hasta mayo de 2018, se advertirá que el mapa de medios cambió durante el macrismo. Dos decretos fueron clave: uno que desactivó la famosa Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y otro que permitió la expansión a las telecomunicaciones: los grandes operadores en todos los mercados”.

En el campo de las comunicaciones el gobierno de Cambiemos lleva tres años a golpe de decretos y resoluciones unilaterales que trastocaron las reglas de juego y que, en lo sucesivo, constituyen un antecedente de alteración de las normas al menos con cada cambio de gobierno, lo que corporiza el fantasma de la mentada “inseguridad jurídica” como nunca antes. ♣♣♣

Fuente: Para realizar el artículo se utilizó información de Argentina Media Ownership Monitor .

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *