Cuadernos de Campaña (apuntes de trinchera en un año electoral)

 -  -  2

Por Mauro Federico

Un viaje “inesperado” preanuncia la estrategia electoral de la expresidenta y descoloca a Cambiemos. Un juez mueve los cimientos de la estructura mafiosa que controlan los servicios de inteligencia para extorsionar al poder real de la Argentina. Comienza a hablar el teléfono al que todos le temen. Otra pareja de supuestos terroristas detenidos convenientemente ¿para tapar el escándalo? Pasen y vean.

¿Y SI NO SE PRESENTA?

Mauricio Macri está convencido que enfrentará a Cristina en la próximas elecciones presidenciales. Y por eso el actual Presidente construye toda su estrategia en función de esa polarización que tan conveniente le resultó en los comicios donde la tuvo como oponente, siempre a través de “terceros”, nunca frente a frente (en 2015 fue Daniel Scioli el derrotado, mientras que en 2017 utilizó a Esteban Bullrich para vencerla).

Sin embargo, el “inesperado” y tan polémico viaje de Cristina a Cuba para acompañar a su hija, que atraviesa un trance de salud, instaló una nueva hipótesis temeraria: ¿y si la “Señora” no se presenta? ¿Y si finalmente decide declinar su candidatura y mantenerse al margen de la contienda, otorgando su bendición a otro candidato del espacio peronista? ¿Tiene el macrismo un Plan B para tal contingencia?

Mucho se especuló –en niveles rayanos con la miserabilidad, incluso– con la posibilidad de que la travesía y hasta la enfermedad de Florencia hubiesen sido una estratagema para evadir el accionar de la justicia Argentina, que tiene a ambas procesadas y muy comprometidas en dos causas judiciales donde se las acusa de dirigir e integrar una asociación ilícita con el fin de esconder dineros públicos supuestamente malhabidos.

Pero no es justamente esta la principal preocupación de los operadores del oficialismo. “Cristina no es torpe, no haría algo tan burdo como esconderse tras la enfermedad de una hija para huir de los requerimientos judiciales, pero si puede utilizar este argumento para declinar su postulación presidencial y negociar otras candidaturas para su espacio”, afirma un funcionario con llegada a los principales despachos de la Rosada.

¿Y en qué los afectaría que esto ocurriese?, fue la pregunta para la fuente. “Es obvio, una mano a mano con Cristina permite una polarización conveniente para el Gobierno, que le otorga la posibilidad concreta de un triunfo, en primera o en segunda vuelta, incluso con la aparición de un tercer actor, que no haría otra cosa que dividir votos opositores; en cambio si ella se baja esgrimiendo problemas personales y señala con el dedo a alguno de los candidatos peronistas que ya están lanzados para direccionar al electorado, podríamos perder en octubre”.

Cristina Fernández de Kirchner y su hija Florencia.

Ese escenario obligaría a cambiar los planes de Cambiemos. “Fue un error haber unificado elecciones con la provincia de Buenos Aires, pero esa discusión ya está saldada y ahora tenemos que pensar cómo movernos con rapidez, en caso que esta hipótesis se concrete; en ese contexto, no sería descabellado pensar que sea María Eugenia la candidata nacional”, concluye el informante.

Claro que del otro lado, también se especula. Varios dirigentes del espacio kirchnerista ya dieron a entender que la “Jefa” podría protagonizar un “renunciamiento histórico”, al igual que lo hizo Evita en la elección de 1952. “Es una posibilidad que no podemos descartar”, sostuvo un legislador de Unidad Ciudadana. Desde un primer momento, Cristina dio a entender que ella haría lo necesario para garantizar una victoria. “Si bajarse ayuda a que el peronismo sea gobierno en diciembre, no te quepa ninguna duda que ella se va a bajar”, reafirma un joven dirigente bonaerense, integrante de La Cámpora.

El dilema sería, entonces, a quién apoyar en una hipotética primaria. Si de fidelidad se trata, Agustín Rossi es quien se lleva la cucarda principal. Pero las encuestas no lo acompañan. Si “El Chivo” fuera candidato, aún con el apoyo de Cristina, debería enfrentarse con los archi mediáticos Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, sin mencionar a Roberto Lavagna, que ya anunció que sólo será candidato si hay consenso. “El único que puede ganar en primera vuelta es Roberto”, afirma sin dudas un duhaldista paladar negro, que hoy trabaja por la unidad del justicialismo bonaerense, sumándolo presión a la coctelera opositora.

El armado se asemeja a un tetris, donde tendrá mayores posibilidades de ganar el que  mueva las piezas con más inteligencia. Y este sentido es el tigrense quien viene dando pasos firmes. Sergio Massa fue el primero en sumar a Lavagna a su equipo y nadie duda que si él es presidente, el “Pálido” (como lo llamaba Néstor Kirchner) ocupará un lugar clave en el gabinete. Además, el líder del Frente Renovador viene manteniendo reuniones con importantes dirigentes del kirchnerismo a quienes les habría ofrecido estratégicas ubicaciones en las listas de diputados y senadores, además de la posibilidad de aportar nombres para la vicepresidencia y hasta para la gobernación bonaerense.

***

CUANDO LA JUSTICIA MOLESTA

La independencia de poderes es un hermoso eslogan que gustan utilizar aquellos políticos que presumen de una transparencia de la cual el propio sistema que integran carece. Cualquiera que ostente o haya ostentado alguna vez una posición de poder sabe que la justicia es el terreno a colonizar ni bien se asume la conducción del Estado. Y para ello, cualquier herramienta es válida, como por ejemplo los servicios de inteligencia.

El caso D´Alessio dejó al descubierto el submundo mafioso en el que se mezclan servicios locales e internacionales con fiscales, jueces, operadores disfrazados de periodistas y otros personajes oscuros. Y la investigación que lleva adelante el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, quien evaluó minuciosamente audios, filmaciones, fotos, capturas de pantalla y un buen número de declaraciones, arrojó resultados que pusieron nerviosos a muchos.

Y estos nervios quedaron ampliamente evidenciados la semana pasada tras la concurrencia del magistrado a la Comisión de Libertad de Expresión del Congreso de la Nación, donde denunció públicamente la existencia de una “enorme red de espionaje político y judicial”, dando por sentado que el episodio D´Alessio no es más que la punta de un iceberg mucho más grande que amenaza con resquebrajar los cimientos mismos de la estructura que lo sostiene.

“Si esto ocurrió la semana pasada, prepárense para lo que va a pasar el jueves que viene”, amenaza un legislador opositor. Ese día, Ramos Padilla asistirá a la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso y se someterá a los interrogantes de los presentes, además de presentar las 943 páginas de transcripciones y fotocopias integradas a la causa, donde aparecen mencionados centenares de personajes públicos y con responsabilidades políticas en situaciones difíciles de explicar.

Si bien hay nervios de uno y otro lado del mostrador, es en el oficialismo donde existe la mayor preocupación, sobre todo por los contactos que D´ Alessio esgrimió con funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, de quien el falso abogado se presentaba como “asesor especial”. Por esta razón, el gobierno decidió avanzar a fondo contra Ramos Padilla, y presentará esta semana en el Consejo de la Magistratura el pedido de juicio político contra el magistrado, alegando una “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”. 

El rechazo a la solicitud que hará la oposición incluyó a varios especialistas del Derecho. “Solicitar el juicio político del juez Ramos Padilla implica un suicidio institucional del gobierno, que lo asemeja a las peores prácticas del kirchnerisno y un avasallamiento de la independencia del Poder Judicial. No luchamos tantos años por la República para terminar así”, señaló el constitucionalista Andrés Gil Domínguez. Otro abogado como Maximiliano Rusconi, sostuvo que la decisión de Cambiemos “es un tremendo y global acto de autoencubrimiento”. “La pregunta es qué quieren cubrir, ¿sólo lo que ya sabemos? ¿o esta decisión pretende encubrir actos que todavía no conocemos y que ellos creen que ya vamos a conocer? Es el típico acto del nivel de inmoralidad previo a dejar el Gobierno”.

Lo que no quieren que se conozca lo que hay en esa causa. Las conversaciones y chats que mantuvo D ´Alessio incluyen contactos y menciones con encumbrados dirigentes del oficialismo, que incluyen desde la referida ministra, hasta legisladoras como Elisa Carrió, su colaboradora Paula Olivetto e, incluso, al propio presidente Macri, con quien el falso abogado menciona que se encontraba reunido, en el marco de un intercambio de mensajes. “Es evidente que el tipo sacaba chapa de influyente para obtener información o dinero, pero también es sugestivo el nivel de información y de contactos reales que ostentaba, razón por la cual es necesario profundizar a fondo la investigación para llegar a la verdad”, afirma un integrante de la comisión ante la cual comparecerá Ramos Padilla el próximo jueves.

Mientras tanto, otra causa que avanza en la justicia ordinaria, amenaza también con desplegar sus tentáculos sobre la trama de espionaje desatada en el escenario político y judicial. La tarea de los fiscales que investigan la muerte de Natacha Jaitt está a punto de poner al descubierto las conexiones de la mediática modelo desaparecida con sectores de la ex SIDE, tal como queda expuesto con el entrecruzamiento de mensajes y audios de whatsapp intercambiados por la mujer con algunos de sus contactos. Esa labor efectuada con un sistema aportado por la policía de la Ciudad de Buenos Aires, permitió establecer que Jaitt mantenía comunicaciones con personajes como Eduardo Miragaya (ex integrante de la AFI) y con el proxeneta Raúl Martins, a quien su hija Lorena denunció como responsable de una red internacional de trata y que ostentaba conexiones con el universo macrista.

Decenas de WhatsApp entre Jaitt y Miragaya, ex integrante de la AFI de Macri.

Esta semana terminará de conocerse el trabajo de los peritos tecnológicos y es muy probable que los abogados de la fallecida, soliciten el entrecruzamiento de los registros obtenidos por la investigación del juez Ramos Padilla, a fines de verificar si pudo existir alguna conexión entre ambos.

***

UNA DETENCION CONVENIENTE

La detención de una pareja de iraníes alojados en un apart hotel del barrio porteño de Abasto tras haber ingresado al país supuestamente con pasaportes falsos, justo en la víspera del 27° aniversario del atentado a la embajada de Israel, fue presentada tempranamente por un sector del Gobierno como un “golpe al terrorismo internacional”, al que supuestamente se le atribuye la responsabilidad de la maniobra.

Lo cierto es que no existen demasiados elementos más que un informe de los servicios de inteligencia de Israel y una consecuente tarea investigativa de la Policía Federal Argentina, que permitan avalar la calificación de presuntos integrantes de una célula terrorista para el fotógrafo y la ingeniera detenidos el pasado 12 de marzo. Para colmo de males, la operación presumiblemente “secreta” fue ventilada pomposamente por la prensa tras una “filtración” de la información que, según dicen voceros oficiales, “no debió haberse dado a conocer”, al menos en este momento. 

“No estamos trabajando adecuadamente en materia de inteligencia antiterrorista, se cometen muchos errores”, confió a  #PuenteAereo una alta fuente de las fuerzas de seguridad. De hecho los iraníes llegaron a Ezeiza en un vuelo proveniente de España con pasaportes falsos y, por alguna razón que aún no se determina, se les permitió el ingreso aun cuando la irregularidad había sido detectada por el control migratorio.

Los iraníes detenidos están sospechados de integrar una célula terrorista.

Fue la PFA la que, luego de un entrecruzamiento de información vía Interpol, procedió a la detención en el alojamiento porteño. Alguien cometió un error que comenzará a aclararse (eso se espera) cuando en la mañana de este lunes, la pareja sea interrogada por el juez Luis Rodríguez. Cualquiera de las hipótesis habla muy mal del accionar oficial.

“O hubo negligencia en la coordinación de la información de Interpol con los responsables del control migratorio o, lo que sería aún peor, hubo un aprovechamiento de la situación, que se magnificó aprovechando la víspera del aniversario del atentado a la Embajada y para tapar todo el quilombo de D´ Alessio”, analiza un experto en seguridad. “Viajar con pasaportes falsos es un delito migratorio grave, pero no es terrorismo”, concluye el especialista. ♣♣♣

2 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *