¿Por qué bajar el gasto público?

 -  -  28

Por Fabián Medina

Desde el año 2013 aproximadamente nuestro país sufre crónicamente un esquema de déficit fiscal permanente que en los últimos 3 años trataron de disfrazarlo con meros pases contables de área para no mostrarlo de cara al FMI y obtener el peor crédito de la historia de nuestro país que el ministro de Economía Martín Guzmán tiene que refinanciar.  

En 2019 y de ese pase contable de haber traspasado casi 7% de déficit a Ciudad y Provincia de Buenos Aires para pagar los subsidios a la energía y al transporte que hasta 2018 pagaba la Nación, jurisdicciones a los que además se les mandaba los pesos para abonarlos.

El domingo pasado Guzmán en un reportaje televisivo cuando le preguntaron como iba a hacer para bajar el déficit fiscal que tiene nuestro país consecuencia de la presencia del Estado para “tratar de socorrer a los más vulnerables” primero y luego al resto de la sociedad le respondió: “¿Por qué bajar el gasto público?”. Acto seguido explicó que la solución no es esa, sino subir el nivel de ingresos, consecuencia que el déficit se define como una relación entre los ingresos y el gasto y por lo tanto no es la única variable el mismo gasto para modificar esa relación.

A lo expresado en el párrafo anterior debemos decir que el pensamiento que pronuncia esa ideología es aquel liberal, anárquico y más ortodoxo desde lo económico que nos llevó hasta la situación que poseemos hoy en materia económico/financiera; en cambio el pensamiento que expresa el actual Ministro es el de un economista heterodoxo pero moderno puesto que habla constantemente de expandir la economía en forma sana y sustentable.  

Al expresar que una economía argentina expansiva va a promoverr políticas de generación de trabajo sin necesidad de una reforma laboral como la brasilera que solo provocan mayor nivel de desigualdades en la población; mientras que al decir “sana” trata de explicar el tema que en Argentina deben manejarse todos sus precios de costos y de ventas en pesos y únicamente la moneda internacional debe ser para operaciones internacionales, eso lleva a generar muchos mas recursos a los exportadores puesto que al costear los bienes y servicios en pesos los precios relativos internos bajan consecuencia de la devaluación que generó el gobierno anterior y como último dato la sustentabilidad se genera en forma automática corolario de la sanidad interna en lo económico.

Hoy el Ministro esta tratando de ir prendiendo la economía en forma paulatina en la salida de la Pandemia y el Aislamiento, porque no podemos decir reactivarla  ya que desde 2016 a 2019 nuestro país sufrió una devaluación de casi el 80% de su signo monetario consecuencia de las políticas que aplicaron sabiendo el daño que le hacían a la población en su conjunto y sin importarles en lo más mínimo.  

Cuando vas aprendiendo por partes podés aplicar mejoras que sino serían pérdidas en recaudación, pero al ser que venimos desde 0 se pueden efectuar sin generar conflictos como la desfinanciación del Estado y no solo aprovechamos la devaluación del 2016-19 sino incluso la Pandemia y la salida del Aislamiento para salir mucho más rápido que el resto del mundo.   

Además de esto nuestro país esta en condiciones mediante su participación en las distintas cumbres climáticas mundiales desde la primera en Río de Janeiro de 1992 hasta la de Madrid en 2019 puede acceder a los bonos por dióxido de carbono que emiten las Naciones Unidas ya sean por emisiones o generación de proyectos denominados Mecanismo de Desarrollo Limpio/MDL que son recursos genuinos que ingresan y fortalecen las reservas del BCRA auditados directamente por los supervisores que posee ONU en todo el mundo. ♣♣♣

#PA.

Martes 6 de octubre de 2020.
28 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *