En Cambiemos especulan con la fuga de dirigentes

 -  - 

En la danza de nombres se encuentran los diputados Emilio Monzó, Nicolás Massot y Daniel Lipovetzky. Enojo en el Gobierno por las críticas públicas de los propios. En el Frente de Todos buscan atraer a los sectores enojado con el macrismo.

#PA

Tras el resultado de las primarias del domingo, entendida como una aplastante derrota del presidente Mauricio Macri, en el Gobierno comenzó a circular la versión de una fuga de dirigentes de Cambiemos. Entre los más nombrados figuran el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, y los diputados del bloque oficialista Nicolás Massot y Daniel Lipovetzky.

“Claramente hay un malestar por algunas decisiones que se vienen tomando desde el Ejecutivo en cuanto al rumbo del gobierno y otras que tienen que ver con la campaña, cosas que se vienen discutiendo dentro de Juntos por el Cambio, que es el nuevo frente electoral”, reconoció un funcionario de Cambiemos de raíces peronistas. La misma fuente, consultada por #PuenteAereo agregó que “el resultado no fue el deseado por ninguno de nosotros, pero sí sabíamos que las cosas no estaban bien. La verdad es que no quisieron escuchar algunas verdades que veníamos observando. Ahora el resultado está a la vista”.

El malestar se expande como sarpullido, pero no sólo en el ala peronista de la coalición de gobierno, sino que también dentro del ala radical. La principal muestra es que en las provincias gobernadas por el radicalismo –principal socio del PRO– en donde los mandatarios consolidaron su poder en elecciones desdobladas, el frente Juntos por el Cambio perdió en las primarias del domingo último.

Lipovetzky, un diputado de origen radical, es uno de los apellidos que está en la mira desde uno de los sectores más fuertes del entorno de Macri. La buena relación que mantiene el legislador con la oposición, es uno de los motivos que lo coloca en el listado de los “sospechosos” que podrían dejar las filas de Cambiemos.

“Gane quien gane, sea Mauricio o Alberto (Fernández), en diciembre se tiene que empezar a trabajar de una vez por todas sobre la desigualdad”, dijo hoy Lipovetzky en diálogo con la prensa. El legislador también señaló que el gran “desafío” de la política es resolver “la desigualdad tan grande que hay en Argentina”.

También reconoció que “el debe de esta primera gestión era la economía”. A contrapelo de algunas expresiones del oficialismo, que insisten en que Macri será reelecto, el diputado destacó que “el diálogo de acá a fin de año tiene que ser clave, haya traspaso o no, no tenemos que volver a repetir momentos que pasaron con otras transiciones”. De todos modos, en un tono más conciliador subrayó que “para octubre falta un montón y hay que planificar una buena campaña”.

En la jefatura de Gabinete están más atentos a las opiniones de los propios que de los extraños al espacio y las expresiones del diputado no cayeron nada bien. Seguramente ese sea uno de los temas que se traten entre algunos integrantes del gobierno antes de la reunión ampliada de Gabinete planificada para el jueves.

***

Operativo seducción

Casualmente, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, pidió a los integrantes del Frente de Todos “no conformarse con el resultado del domingo” en las primarias e instó a tener “mucha humildad y generosidad para seguir abrazando a otros sectores”, así como también a dirigentes “valiosos” del oficialismo como Emilio Monzó y Nicolás Massot.

Entre otras cuestiones, declaraciones a FM Metro, el tigrense habló sobre la búsqueda de una apertura para acercar posiciones con el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna. “No solamente tenemos que pensar en los Lavagna, sino también en los Monzó, los Massot, que han demostrado capacidad de diálogo en momentos de crisis de este Gobierno, porque la tarea que tenemos por delante es enorme”, agregó el candidato a diputado nacional.

Redacción #PA.

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *