El gran desafío

 -  -  1

Por Andrés Repetto

Imaginen tener el planeta delante de sus ojos y poder ver todo lo que sucede al mismo tiempo. No hace falta ser Dios para estar en todos lados, la realidad es que la cantidad de información que tenemos a nuestro alcance nos da la posibilidad de ver infinidad de noticias y gracias a ello ver mucho de los que está sucediendo.

En estos días varios temas relevantes se activaron al mismo tiempo. Desde la guerra comercial entre Estados Unidos y China hasta la nueva escalada de tensión entre dos potencias nucleares rivales como son la India y Pakistán.

Pero no voy a compartir puntualmente ninguna de estas crisis en esta oportunidad, sino un tema que no conoce de fronteras, política o religión. Es desde mi punto de vista, el mayor desafío que debemos enfrentar.

Un nuevo informe difundido en las últimas horas de poco más de 1.200 páginas preparado por especialistas de todo el mundo alertó sobre la necesidad urgente de modificar la manera de usar y cultivar la tierra, para de esa manera no sólo garantizar la seguridad alimentaria global sino que además poder luchar contra el cambio climático.

Como lo viene haciendo hace años en materia de generación de conciencia e información, fue el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático quién volvió a encender la voz de alarma pidiendo acciones a corto plazo contra la degradación de las tierras, el desperdicio de alimentos y las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola.  

***

Ya no hay tiempo

En su trabajo los especialistas dejaron algo bien en claro, no hay tiempo que perder. El aumento de la temperatura tanto en tierra como en los océanos genera riesgos en el abastecimiento alimentario. El margen es muy pequeño si por un lado se necesita limitar el cambio climático y al mismo tiempo alimentar a 11 mil millones de seres humanos para final de siglo.

Más allá de los gritos de alerta, en el informe se recomiendan dar ciertos pasos como modificar el uso de las tierras, la reforestación y las bioenergías, pero más allá de eso se vuelve a apuntar sobre un cambio que debemos generar cada uno de nosotros, desde nuestro lugar y se puede hacer ya. Cambiar nuestros hábitos de consumo.

A diferencia de lo que parece a la hora de hablar sobre cambio climático, muchos de los desafíos están ligados a lo que cada uno de nosotros podemos modificar en nuestra vida cotidiana. Lo llaman la década del consumidor. Esto significa no mirar siempre la necesidad de respuesta al cambio fuera de nuestro entorno, sino modificar nuestros hábitos a la hora de consumir, desechar, reciclar y comprar y de esta forma también obligar a las empresas a cambiar.

Si todavía siguen delante de ese televisor gigante que les muestra el planeta con todas sus crisis o desafíos, que quede claro que no se puede cambiar de canal ya que siempre estará la misma imagen, y el botón para apagarlo ya no funciona.  ♣♣♣

Datos para pensar

Actualmente entre el 25 y el 30% de la producción total de comida se desperdicia. Mientras eso sucede unas 820 millones de personas en el mundo siguen pasando hambre. Si en las regiones pobres las proteínas animales son a veces insuficientes, en los países ricos se consumen en exceso y hay 2.000 millones de adultos con sobrepeso y obesos.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *