Un informe de la UIA y nuevos datos del Indec desmienten a Dujovne

 -  - 

–Redacción PA–

Según el último informe elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA), la actividad en enero cayó un 7% respecto al mismo mes del año anterior. El documento también indicó que la caída abarcó a casi todos los rubros de la industria, la única excepción fueron los metales básicos.

Los datos de la UIA van en la misma dirección que los porcentajes de la caída de las ventas en supermercados durante enero, que según el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec) retrocedieron el 10,5% respecto al mismo período de 2018. Mientras que en los shoppings, según la medición a precios constantes, la merma fue del 15,1%.  

Por otra parte, le presidente del Consejo de Empresarios Nacionales, Pablo Challú, sembró dudas sobre la reactivación económica y aseguró que la inflación continuará en los próximos meses, “tal como lo indica la diferencia entre los precios mayoristas y los minoristas”.

La situación va a contrapelo de las proyecciones, al menos públicas, que tiene el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. La semana pasada, el funcionario dijo que “la economía comenzó a recuperarse gradualmente” y que a partir de mayo “la inflación va a comenzar a ceder”. En declaraciones a radio La Red, también dijo que tenemos una economía que desde diciembre a empezado a recuperarse y que va a continuar en esta senda de crecimiento con un fuerte impulso de las exportaciones”.

Challú alertó que “las declaraciones de los funcionarios del Gobierno, tratando de mostrarse optimistas en los medios sobre la evolución de la economía, puede ir ocasionando un nuevo factor de inestabilidad en la política cambiaria y financiera”.

***

El informe difundido por la UIA indicó que los sectores que traccionaron la baja fueron principalmente el automotriz (-32,3%), la industria textil (-27,9%), y minerales no metálicos (-17,9%).Con números en rojo en el cotejo interanual también se ubicaron rubros como la producción metalmecánica (-8,3%), papel y cartón (-6,7%), edición e impresión (-5,2%), sustancias y productos químicos (-4,6%) y alimentos y bebidas (-2,9%). De cara al 2019, el informe de la UIA sostuvo que “se espera una continuidad de la fase contractiva”.

Para la entidad fabril, Brasil podría ser un salvavidas, pero hay demasiadas restricciones fiscales. “Si bien hay pronósticos alentadores por la recuperación de Brasil (+2,5% de crecimiento del PBI), que podría impulsar las exportaciones industriales argentinas, el actual esquema de retenciones y reintegros afecta la competitividad de los sectores más dinámicos”, indicaron desde la UIA.

A este cuadro negativo sumó la situación del mercado interno local, que “se mantendría contraído, por lo menos durante el primer semestre, debido a la retracción del consumo privado y las altas tasas de interés que dificultan el financiamiento y el acceso al capital de trabajo”.

En base a esto, para 2019 en la UIA proyectan una caída de entre -2% y -2,5%, menor a la contracción de 3,5% del año pasado según los registros de la entidad.

***

Los datos difundidos por el Idec también son desalentadores. El organismo precisó que durante el primer mes de este año las ventas a precios corrientes relevadas en la Encuesta de Supermercados sumaron un total de $45.485 millones, lo que representó un aumento de 40% interanual; mientras que en los shoppings sumó un total de $5.965,9 millones, con una suba de 25%. Principal motivo de la caída de las ventas y un lógico reflejo de la inflación.

En 2018, las ventas en los supermercados cayeron 3% a precios constantes, mientras que en los grandes centros de compras (shoppings) fue de 2,4%.En diciembre pasado, los supermercados registraron una caída en sus ventas totales medidas a precios constantes del 8,7%.En el caso de los shoppings, el último mes del año pasado arrojó una retracción en las ventas del 13,3%.

Otro elemento utilizado para medir la evolución de las ventas en ambos centros es el IPC Nacional, que en enero marcó un incremento en el acumulado de los últimos doce meses de 49,3%.

Para Challú “los precios siguen aumentando y cada aumento de precios mensual lleva implícito un efecto recesivo. La política monetaria, claramente, sigue impactando sobre la actividad económica, generando más recesión”. En declaraciones a la prensa, el presidente del Consejo de Empresarios Nacionales también observó que la recuperación del salario “es altamente improbable. No hay posibilidades que ocurra por la caída en las horas trabajadas y en el empleo. Y pensar que los salarios van a ayudar a recuperar el consumo es realmente prejuicioso”.

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *