Paños fríos para tarjetas de crédito y Pymes

Paños fríos para tarjetas de crédito y Pymes



El Banco Central informó ayer que las entidades del sistema financiero deberán refinanciar en forma automática los saldos impagos de tarjetas de crédito a un año de plazo con 3 meses de gracia, 9 cuotas mensuales, iguales y consecutivas y una tasa nominal anual de 43%. Además, se produjo una alta demanda para acceder al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

En el actual contexto de emergencia por la pandemia de coronavirus, la medida del Banco Central dispone que los clientes que opten por no pagar el total del vencimiento no deberán realizar trámites para acceder a este beneficio. El vencimiento de los resúmenes de las tarjetas de crédito operadas entre el 20 de marzo y el 12 de abril ya habían sido trasladados al 13 de abril, sin generar intereses resarcitorios, por disposición del Banco Central.

La entidad dispuso ayer la política que deberán adoptar los bancos ante los saldos impagos correspondientes a vencimientos de financiaciones de entidades financieras bajo el régimen de tarjeta de crédito que operen a partir del 13 de abril y hasta el 30 del mismo mes. De acuerdo a la norma, estos saldos “deberán ser automáticamente refinanciados, sin necesidad de trámite alguno por parte del titular de la cuenta”. Para ello, los bancos emisores de los plásticos deben ofrecer “al menos tres meses de gracia y 9 cuotas fijas, de tal manera que las cuotas comenzarán a pagarse en agosto a un valor de 147 pesos por cada 1.000 pesos refinanciados”. Esos saldos refinanciados podrán ser precancelados total o parcialmente en cualquier momento y sin costo –excepto el interés compensatorio devengado hasta la precancelación– cuando el cliente lo requiera.

EL BCRA también recordó que tanto el débito directo como el débito automático en la propia entidad financiera pueden ser reversados -revertidos- a solicitud de los clientes dentro de los 30 días corridos contados desde la fecha del débito, la devolución de los fondos debe operar dentro de los 3 días hábiles de la solicitud.

La circular del BCRA dispuso además una reducción a 43% -establecido hasta ayer en 49%- de la tasa nominal anual por interés compensatorio máxima que las entidades financieras pueden percibir por los saldos financiados en tarjetas de crédito. De esta manera, se asegura garantizar que la trayectoria de dicha tasa esté alineada con la tasa de política monetaria.

***

Se implementa el programa ATP

La directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, informó hoy que en las últimas 24 horas se registraron 100.000 empleadores para obtener beneficios contemplados en el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción -ATP-, de los cuales el 70% accedió a la postergación por dos meses de las contribuciones patronales.

“El programa ATP ya está en marcha y, en menos de un día, se registraron 100 mil empleadores para acceder a los beneficios”, indicó Marcó del Pont en declaraciones a radio Con Vos. El programa ATP está destinado a empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria y prevé la postergación del pago y reducción de hasta un 95% en los aportes patronales; una asignación compensatoria al salario para empresas con hasta 100 trabajadores; y la implementación de Repros (pago parcial de salarios).

Marcó del Pont resaltó que “siete de cada diez empleadores que se registraron en el programa de asistencia en la emergencia, para el trabajo y la producción, accedieron en forma inmediata a la postergación por dos meses de las contribuciones patronales”. Según la funcionaria nacional, estos inscriptos corresponden a un “primer listado que abarca casi el 60% de los trabajadores en relación de dependencia” y son los que se encuentran en las “situaciones más críticas”. De manera posterior, “la segunda parte supone un análisis más profundo de cada empresa. Se les está pidiendo que a partir del lunes carguen una información muy sencilla que tiene que ver con qué pasó con su actividad económica y en función de eso se le va a asignar otros beneficios como las distintas formas de complementación del salario”, añadió.

Así, detalló que “las empresas de menos de 100 trabajadores van a tener acceso al salario complementario que va a ir variando con la cantidad de trabajadores” y para “el que tiene más de 100 empleados aparece la figura del Repro”.

Además, afirmó que “todo lo que se haga va a tratar de proteger al sector de clase media muy herido por esta situación crítica pero no a los sectores que tienen mayor capacidad contributiva”. En ese sentido especificó que: “en este desfiladero estrecho que estamos transitando, está la otra parte. A veces se dice que es insensible la AFIP, pero la recaudación es lo que está financiando toda la política pública y el estado presente. Está financiando el IFE, los barbijos, los respiradores”. Y agregó que: “los argentinos se olvidan que la contracara de toda esa recaudación es la política pública, que hoy está en el centro de la escena luchando contra la pandemia”.

***

De Mendiguren: “Entre la salud y la economía, vamos a priorizar la salud”

El presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José de Mendiguren, aseguró ayer que, frente a la pandemia, “no importa el déficit fiscal ni la deuda” porque, resaltó, la “decisión política” del Gobierno es “priorizar la salud” por sobre la economía. “La decisión política es marcar el rumbo: entre la salud y la economía, vamos a priorizar la salud. Tenemos que hacer todo lo que podamos, y rápido. No importa el déficit fiscal, no importan muchísimas cosas”, sostuvo el funcionario.

En declaraciones radiales, de Mendiguren destacó que el presidente Alberto Fernández “tiene la decisión política de hacer lo que podamos y rápido. Por eso, el pago de la deuda externa se posterga, para que no caigan las pymes, pero no porque esas empresas son débiles, sino porque son las células del entramado productivo a través de las cuales la Argentina va a salir de la crisis”, enfatizó.

Según de Mendiguren, frente al momento crítico el Gobierno “ha hecho lo que tiene que hacer: “poner el dinero que haga falta para que no se pare la economía”. A su criterio, “lo importante es no paralizarnos frente a esta situación. Hay que ver día a día los problemas que van surgiendo, e ir resolviéndolos”. En ese sentido, comentó que el BICE constituyó un fideicomiso con 30 mil millones de pesos “para poder garantizar sueldos y con ese fin, firmamos préstamos con 46 bancos, a una tasa del 24%”.

“Hay que dar créditos, poner la plata donde hace falta. Los bancos públicos hacen lo que hay que hacer, mientras que la banca privada nacional sabe que nadie se salva en una crisis generalizada y se comportan bien”, subrayó el funcionario. Y añadió: “si el sistema financiero no funcionara bien, se traba todo. Por eso, creo que se trata de un servicio de utilidad pública. Es una de las actividades que necesariamente tiene que funcionar, aún en cuarentena”.

#PA. TÉLAM y NA.

Sábado 11 de abril de 2020.