El bajo consumo frenó la inflación, pero asoma una tendencia en alza

El bajo consumo frenó la inflación, pero asoma una tendencia en alza

Los nuevos datos de la inflación en el país que arrojó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) no hacen más que confirmar la tendencia estimada por la desaceleración de la economía marcada por la pandemia. Según el organismo, los precios al consumidor registraron en mayo un alza interanual del 43,4% y un avance del 1,5 % respecto al mes anterior, al igual que el mes pasado.

Durante los primeros cinco meses del año, el incremento acumulado fue del 11,1%. La desaceleración de la inflación verificada en abril y mayo respondería al lógico e inusual contexto de emergencia sanitaria que provocó una abrupta caída de los niveles de producción y consumo a nivel mundial.

Los expertos temen que el respiro de los precios sea transitorio y aquellos que mensualmente consulta el Banco Central para su informe de expectativas vaticinan una inflación del 43,3 % para este año y ya avizoran una tasa del 2,3 % para junio, escalando al 4 % para octubre. El año pasado, la gestión de Mauricio Macri dejó al país con una inflación del 53%, el nivel más alto desde 1991.

Según el INDEC, los precios de indumentaria y calzado se dispararon 7,5% en ese mes. El rubro Alimentos y bebidas mostró una suba de 0,7%, según el informe oficial.

El INDEC explicó que la baja en carnes y derivados, frutas, y bebidas no alcohólicas en algunas regiones incidieron negativamente y compensaron las subas observadas en verduras, tubérculos, legumbres y productos lácteos; como leche y huevos.

El sector de Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, tuvo un incremento del 2,8% durante mayo, seguido por Recreación y Cultura con el 2,5%; Bienes y Servicios con el 1,9% y Restaurantes y Hoteles con el 1,5%.

Por debajo del índice general se ubicaron: Salud y Transporte, en ambos casos con el 1,1%; Comunicaciones, 0,3%; Vivienda, Agua, Electricidad, Gas y otros Combustibles, 0,1% al igual que Bebidas Alcohólicas y Tabaco.

La categoría Regulados mostró una baja de 0,1%, donde incidió la retracción observada en la división Educación (-0,4%), producto de la reducción de las cuotas de distintos niveles de enseñanza, señaló el INDEC.

“Como resultado de la flexibilización parcial de las restricciones para la circulación de las personas se incrementó el relevamiento de precios de mayo con relación al de abril”, explican desde el organismo. Lo que “permitió que la división Restaurantes y hoteles fuera la única que se imputara en su totalidad por la variación del nivel general, debido a que la mayoría de los locales que la integran permanecieron cerrados”.

El INDEC informó que la cobertura de la muestra llegó al 96,7% del total de la base de informantes del organismo, cuando el mes pasado el relevamiento había llegado al 80% y que también los informantes no localizados fueron un 3,3%, mientras que en abril el porcentaje había llegado al 22,2%.

Los rubros afectados por las distintas medidas de restricción, por el coronavirus y que presentaron inconvenientes en el relevamiento fueron el transporte automotor de larga distancia y aéreo, servicios culturales, paquetes turísticos, restaurantes, bares y casas de comidas y hoteles, que representan el 11,2% de la ponderación total del IPC nacional.

***

Algunas claves de los especialistas

  • “La cuarentena funcionó como política antiinflacionaria, aunque de manera poco tradicional y deseable: tras más de dos años, la suba de precios perforó el 2 % mensual en abril y mayo”, observó la consultora Ecolatina en un informe.
  • “Después de un mayo bastante similar a abril en materia de inflación, junio arrancó con notorios reacomodamientos de precios. Algunos ya habían comenzado a observarse en la última semana de mayo, especialmente en productos electrónicos”, dijo en un informe el Centro De Economía Regional y Experimental (Cerx).
  • “Se acumulan argumentos como para sostener que la baja de la inflación será más transitoria que permanente y que la misma volvería a los niveles precuarentena, o incluso los superaría, una vez pasadas las restricciones”, señaló Ecolatina.
  • Para la consultora, negociaciones salariales que “se desarrollarán algunos meses más tarde de lo usual y la mayor importancia del dólar paralelo para la formación de precios serán las claves de esta dinámica”.
  • “En este marco, proyectamos que la inflación superaría el 45 % en 2020, de modo que la inercia entraría tan viva a 2021 como durante los últimos diez años”, advirtieron en Ecolatina.

#PA.

Viernes 12 de junio de 2020.