Putin promete un nuevo acuerdo de gas “aceptable” para Serbia

Por REDACCIÓN

“Pienso que nos pondremos de acuerdo (…) y en cualquier caso hallaremos una solución que sea sin duda aceptable para nuestros amigos serbios”, afirmó el mandatario ruso al recibir en el Kremlin al presidente serbio.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, prometió ayer a su homólogo serbio, Aleksandar Vucic, que el nuevo contrato de suministro de gas ruso a Serbia que deberá entrar en vigor a partir de 2022, será “sin duda aceptable” para Belgrado.

“Pienso que nos pondremos de acuerdo (…) y en cualquier caso hallaremos una solución que sea sin duda aceptable para nuestros amigos serbios”, afirmó el mandatario ruso al recibir en el Kremlin al presidente serbio.

Por su parte, Vucic constató que para Belgrado “es muy importante el tema de los suministros de gas”, y recordó la construcción conjunta del gasoducto que va desde la frontera moldava hasta la frontera de Hungría, proyecto que garantiza el abastecimiento de Serbia.

Con esta visita de Vucic a Moscú, la décimonovena en los últimos siete años, el presidente aspira lograr un nuevo contrato de gas -en sustitución al actual, que caduca a finales de este año- que mantenga los términos vigentes.

Todo ello cuando se celebrarán elecciones presidenciales y parlamentarias, a celebrarse entre marzo y abril de 2022.

Consciente de ello, Putin se refirió a las venideras elecciones y agradeció a su homólogo serbio “por la atención personal que usted dedica al desarrollo de las relaciones ruso-serbias. Espero que los electores rusos también lo valoren, y le deseo éxito”.

Según el diario ruso Kommersant, Belgrado paga actualmente 270 dólares por cada mil metros cúbicos de gas en momentos en que los precios de este combustible en Europa han superado los 1.000 dólares.

De acuerdo con la misma fuente, si los precios del gas suministrado a Serbia subiesen a 500 dólares, poco menos del doble, los gastos del país se incrementarían en 600 millones de euros anuales, lo cual representaría pérdidas multimillonarias para Belgrado.

Al ofrecer su respaldo a Serbia, Putin destacó que las relaciones entre ambos países se desarrollan intensamente pese a la situación epidemiológica provocada por la pandemia de coronavirus.

“Si durante el primer año de la pandemia, en 2020, observamos una caída del intercambio comercial del 18 %, este año ya tenemos un crecimiento superior al 20 %, solo en los primeros nueve meses. Eso significa que no solo superaremos la caída de 2020, sino que incrementaremos el nivel de intercambio comercial“, dijo.

En cuanto a la cooperación para vencer a la pandemia, Putin celebró que Rusia “no solo suministró (la vacuna anticovid) Sputnik V a Serbia, sino que puso en marcha una planta de producción en Belgrado”, lo cual permitirá no solo satisfacer la demanda serbia, sino también suministrar este preparado a los países vecinos.

La cooperación entre Moscú y Belgrado no es solo económica, Putin recordó que ambos países celebran periódicamente maniobras conjuntas y mantienen un estrecho contacto a nivel de ministerios de Defensa y Estados Mayores.

“Esto, sin lugar a dudas, también es provechoso para ambos países”, señaló, al recordar que muchos militares serbios estudian en universidades y academias militares rusas.

Vucic agradeció a su homólogo ruso por la cooperación técnico militar, al afirmar que está “al más alto nivel”.

Putin reiteró el invariable apoyo de Moscú a Belgrado en sus tensiones con Kosovo al señalar que la posición rusa “es de principios” y no depende de coyunturas políticas.

En ese sentido expresó la esperanza de que la situación se resuelva de un modo que responda a los intereses de todas las personas residentes en esta región.

#PA. ©️ EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

26 de noviembre de 2021.

Notas Relacionadas

GJ 367 b, el misterioso y pequeño planeta de hierro

El planeta ha sido descubierto por un grupo internacional de 78 científicos liderados por el Instituto de Investigación Planetaria del DLR (Centro Aeroespacial Alemán) y los detalles del hallazgo se publicaron ayer en la revista Science.