El gobierno oficializó una serie de medidas para frenar la inflación

El gobierno oficializó una serie de medidas para frenar la inflación

Por Fiorella del Piano

En una suerte de manotazo de ahogado, el Gobierno Nacional anunció una serie de medidas para combatir la inflación. Entre ellas se encuentran el congelamiento de precios, tanto de productos de la canasta básica como de las tarifas de energía y transporte, y la mejora de liquidez mediante nuevas líneas de crédito.

Antes de que se oficialice el anuncio, el presidente Mauricio Macri dio un adelanto sobre las medidas a través de las redes sociales. Fue durante una transmisión en vivo, en la que se encontró con una “vecina” y establece un diálogo con ella donde le dice que “lo que más daño nos hace es la inflación”, y más adelante asegura que “en el corto plazo está duro combatirla”.

Posteriormente, en una conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acompañado de los titulares de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley y de Producción, Dante Sica, oficializaron los anuncios.

Sica, fue el encargado de informar sobre el acuerdo para mantener los precios de 60 productos de “precios cuidados” de la canasta básica durante los próximos seis meses. Es decir, los productos que formen parte de la lista se mantendrán en un “20 % o 25 % más bajo que los precios pico”. Según el ministro, el abastecimiento de los mismos estará regulado por “un sistema de controles muy fuertes”.

Uno de los productos que formará parte de la lista es la carne, al respecto, el ministro de producción aseguró que los proveedores garantizarán al menos el suministro de 120.000 kilos semanales a un precio de 149 pesos el kilo (3,58 dólares), de los cuales la mitad se venderá en el Mercado Central y la otra mitad en los puntos de venta de cada distribuidor.

Junto a los productos que formarán parte de la lista de precios congelados, las tarifas de energía y transporte también mantendrán sus precios libres de subas tal como anunció el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

“En términos de alivio al bolsillo de las familias argentinas hemos decidido que no va a haber aumentos adicionales en lo que queda del año en la electricidad para los hogares, ni en transportes y peajes”. En tanto que en materia de energía eléctrica el ministro de Hacienda aseguró que “las dos subas que se habían anunciado para el resto de 2019 serán absorbidas por el Estado”.

En cuanto al gas, las subas aplicadas desde abril y escalonadas en tres meses (10 % en abril, 9 % en mayo y 8 % en junio) serán las últimas del año, y durante los meses de invierno habrá un descuento del 22 % en el precio que los usuarios pagarán en las facturas de los meses de verano.

Luego de evaluarlo durante algunas semanas -y tras conocerse el índice de inflación de marzo- el Ejecutivo finalmente oficializó este paquete de iniciativas que hace algunos días ocupaba el lugar central en la agenda de los medios, aunque sin muchas precisiones.

En un intento de salvar los números negativos y posicionarse mejor de cara a las próximas elecciones, en el paquete de medidas también se incluyó a las PYMES. 

Para intentar dar respiro a las Pequeñas y Medianas Empresas, Dujovne anunció beneficios como el impedimento a que los bancos cobren tasas al depósito de efectivo y la anulación de los derechos de exportación -conocidos como retenciones- para las empresas que vendan al exterior por encima de su promedio de exportaciones del año pasado.

Según el Gobierno, las pymes se verán beneficiadas por el nuevo régimen de “Lealtad Comercial”, que busca “evitar abusos de posiciones dominantes o posibles conductas monopólicas de grandes empresas”.

Entre los anuncios también se oficializaron aquellos que están orientados a facilitar la financiación y mejorar la liquidez del consumidor, sobre todo de los que viven en condiciones más desfavorables, según indicó la ministra Carolina Stanley. Al respecto, anunció que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) lanzará una nueva línea de créditos destinados a jubilados, beneficiarios de pensiones no contributivas, de la asignación universal por hijo y de asignaciones familiares.

Estos grupos, en total, suman cerca de 18 millones de personas, de acuerdo con la estimación de Presidencia. Los créditos tendrán un monto máximo de 200.000 pesos (4.779 dólares), con unas tasas que variarán en función de la renta del solicitante y de la cantidad de cuotas elegidas para su devolución. Asimismo, se ofrecerán otras líneas de crédito destinadas a que la gente que utiliza bombona de gas pueda acceder a la red de gas natural.

Las medidas tomadas por Ejecutivo fueron criticadas por la oposición, que las acusan de perseguir “fines electorales”, según un comunicado del Partido Justicialista donde señalan que “las medidas anunciadas son insuficientes, llegan tarde y solo persiguen fines electorales. (…) El presidente pretende maquillar el aumento de la pobreza, la inflación y el desempleo. Un par de medidas aisladas y electorales no cambian el modelo de país”, afirman en el texto. ♣♣♣