Las multinacionales y el misterio de sus impuestos en la UE

Las multinacionales y el misterio de sus impuestos en la UE


La medida intenta evitar la evasión fiscal corporativa producida gracias a los paraísos fiscales existentes dentro de la misma Unión Europea.

Finalmente, la Unión Europea tirará para adelante una nueva legislación para obligar a las multinacionales a revelar tanto los impuestos que pagan como el tamaño de su negocio en cada estado miembro. Los activistas por la justicia fiscal y la igualdad creen que este es un paso importante hacia la justicia fiscal, ya que disuadirá a las multinacionales y los estados miembros de aplicar políticas agresivas de evasión fiscal.

“Bueno, uno de los mayores obstáculos para la justicia fiscal es la falta de transparencia. Y la evasión de impuestos prospera porque los ciudadanos, los gobiernos y los medios de comunicación no pueden ver exactamente lo que están haciendo las multinacionales. Y esta propuesta en particular está dirigida no solo a los elementos fiscales, sino que también dará una mayor transparencia a todas las operaciones de una empresa multinacional. Es decir a todo desde las ventas que hacen, los activos y los empleados que tienen, pero también las ganancias que obtienen, y el impuesto que pagan sobre esas ganancias “, asegura Sorley McCaughey, director de políticas de Christian Aid.

La regulación se aplicará únicamente a las empresas con una facturación anual consolidada superior a 750 millones de euros, lo que excluye a nueve de cada 10 multinacionales. Por lo tanto solo afectará a gigantes como Apple, Facebook y Google.

Algunas de estas empresas evitan impuestos al trasladar sus beneficios de países con tasas más elevadas, como Francia y Alemania. otros con bajos impuestos como Irlanda, Luxemburgo, Malta, Chipre o Países Bajos. Una propuesta similar ya existía desde 2016, pero varios de los países con bajos impuestos la bloqueaban. Irlanda es uno de ellos. Google, Facebook y Apple tienen su sede en la isla.

“Nuestra tributación se basa en las leyes que se aprueban en el proyecto de ley de finanzas anualmente en el parlamento nacional. Es decir somos claros, somos transparentes. Claramente, también somos muy competitivos. Pero la idea de que los informes país por país se hagan públicos no equivale a que haya transparencia y justicia fiscal. Y si miras cualquier análisis, tendrás multinacionales que, ya sabes, afrontarán las pérdidas en ciertos países”, explica el eurodiputado liberal de Irlanda Billy Kelleher.

La propuesta ha conseguido evitar el veto de Irlanda porque que la decisión se ha tomado en el Consejo de Competitividad. Si lo hubiese hecho en el habitual Consejo de ministros de Finanzas, la isla podría haber bloqueado el texto. La Comisión defiende su movimiento alegando que no se trata de decisiones financieras de los Estados miembros sino de la presentación de informes corporativos. Y añade que la mayoría de países de la UE están a favor.

#PA.