Duro informe de la OCDE sobre la situación y el rumbo de la economía

 -  - 

–Redacción PA–

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) advirtió que, de no aplicarse un ajuste fiscal, la recesión podría ser aún más prolongada y profunda en Argentina y pidió una mayor integración del país a la economía mundial. Lo hizo a través de un informe difundido ayer donde ofrece un diagnóstico de la causas que el año pasado llevaron al país a la crisis, con una caída del PIB del 2,5 % en 2018.

De acuerdo a la OCDE, la estrategia del Gobierno de Mauricio Macri de reducir solo gradualmente el elevado déficit fiscal, la dependencia de la financiación externa y las altas tasas de interés debido a una política monetaria contractiva han generado “importantes vulnerabilidades”.

En abril de 2018, los mercados reaccionaron con un retroceso en las entradas de capital, el peso argentino se depreció, la confianza de los mercados se deterioró abruptamente y la demanda interna disminuyó con fuerza, poniendo fin a siete trimestres de crecimiento.

Según el informe, las políticas macroeconómicas “respondieron rápidamente ante estos desafíos” y, si bien a corto plazo la consolidación fiscal acelerada y la política monetaria contractiva derivarán en una fuerte contracción de la demanda interna, “el ajuste que se está llevando a cabo debería allanar el camino para reducir los desequilibrios”.

La OCDE espera que el déficit por cuenta corriente disminuya y confía en el “potencial de crecimiento” de las exportaciones por un tipo de cambio más competitivo.

En el documento advierte que la confianza de los mercados podría tardar en volver más de lo previsto en caso de que aumente el efecto contractivo de las políticas macroeconómicas o si la volatilidad de los mercados sigue siendo elevada.

También reconoce que la meta de equilibrio fiscal comprometida por el Gobierno para este año implicará un “fuerte esfuerzo de consolidación y una reducción de la demanda interna, y su aplicación conllevará desafíos políticos”. Sin embargo, el organismo indicó que “si no se realizan estos ajustes, se agravaría el riesgo de una recesión mucho más prolongada y, en última instancia, más profunda”.

Por otra parte, el organismo observó que el país está mucho menos integrado en la economía mundial que otras economías emergentes por los elevados aranceles y las barreras comerciales no arancelarias. El estudio afirma que, con su escasa participación en el comercio internacional, Argentina quedó al margen de las cadenas internacionales de valor, lo cual representa una “pérdida significativa de oportunidades de crecimiento y bienestar”.

Según la OCDE, es probable que la recesión actual empeore las condiciones sociales y, ante ello, recomendó utilizar el margen que da los compromisos fiscales asumidos para un aumento relativo del gasto social si la pobreza aumenta.

Por otra parte, observó que la gran proporción de deuda denominada en moneda extranjera expuso al sector público a riesgos cambiarios, ante lo cual recomendó que, con el tiempo, Argentina desarrolle un mercado de bonos soberanos denominados en moneda nacional.

EL DATO

La OCDE espera que el déficit por cuenta corriente disminuya y confía en el “potencial de crecimiento” de las exportaciones por un tipo de cambio más competitivo.

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *