El arte de las repulsiones

El arte de las repulsiones

Por Penélope Canónico

Desmanicomialización. Una práctica contrahegemónica en el abordaje de la salud mental. Al inicio de 2020, los psiquiátricos debían ser sustituidos por hospitales generales. La normativa sigue siendo un territorio en disputa donde se entrecruzan múltiples intereses.

El imaginario social concibe al enfermo mental como a un loco sujetado por un chaleco de fuerza, en un ataque de delirio constante. Ideología mitificada, atravesada por el desconocimiento. El espacio manicomial es una construcción social que responde a la necesidad de encerrar los propios fantasmas, miedos y debilidades. El arte suele visibilizar aquello que la comunidad intenta ocultar. ¿Qué se esconde detrás de la reacción de un interno?

***

Inicio de un cambio: experiencia online

Lo extraño conmueve, llama la atención y despierta curiosidad. El arte dignifica a las personas. Repulsiones es la nueva apuesta de Demián Alexander Cirigliano, director del grupo teatral Las pulsiones de Yamyla que cuenta con 8 años de trayectoria. Transgresora, futurista y de vanguardia, la obra dialoga con la coyuntura y asume un compromiso social, aportando una visión propia sobre las problemáticas que envuelve enfermedades mentales, su tratamiento psiquiátrico y estigmatización de los pacientes.

Relato autónomo, integra la segunda parte de una trilogía de performance psicológica multimedia, basada en teorías freudianas donde se entretejen distintos lenguajes artísticos. Está disponible para su alquiler por 24 horas en Alternativa Teatral. La entrada tiene un valor de $450 con la ventaja de que puede verla un grupo familiar, sin límite de visualizaciones. El elenco está formado por Micaela Lapegüe, Florencia Gerez, Laura Paz, Sol Ríos Brinatti y Brenda Lafalle.

Repulsiones transcurre con Yamyla internada en un manicomio por asesinar a su padre tras haber sido víctima de reiteradas violaciones. En una noche melancólica de fin de año, dialoga junto a tres pacientes de una forma fragmentada, cotidiana y poética. Cada personaje representa algún concepto de la teoría freudiana. Octubre es la pulsión de muerte (Thanatos); Abril la pulsión de vida (Eros) y Cero las fases del niño.

***

En medio de una coyuntura atravesada por la cuarentena, el teatro se reinventó a partir del streaming. “Ya no hay más fronteras porque uno puede llegar a cualquier parte del país”, sostiene Demián Cirigliano, escritor y director de Repulsiones quien habló con Puente Aéreo sobre la propuesta, los personajes y la repercusión de su arte.

—¿Cómo nació esta propuesta teatral?

—Fue casi por obligación. La pandemia nos condujo hacia este camino. El material ya estaba grabado a cuatro cámaras. Fueron dos meses de trabajo en edición. La idea es poder llevar a cada hogar la magia y el sonido envolvente del teatro.

—¿Cómo fue el proceso de elaboración y dirección?

—El trabajo fue difícil porque los personajes llegan al límite. La mitad del porcentaje corresponde a la dirección y la otra parte al elenco. Las cuatro actrices dejan lo mejor de sí en las escenas. Estoy contento con el resultado del producto.

—¿Qué expectativas tienen con la repercusión de la obra?

—Antes que expectativas, tenemos realidades. La obra está en cartelera y tiene buena repercusión. Recibí varios comentarios positivos. Es importante mantenerse en movimiento a nivel federal.

—¿Por qué la locura es un tema del que se habla poco como si fuera tabú?

—La gente suele rechazar este tipo de temática; no se quiere involucrar; lo ve como algo lejano. Pero, en realidad, puede estar más cerca de lo que uno se imagina. Es un tema profundo que exige diversas perspectivas y necesita ser debatido. Al no estar en agenda, la ley de salud mental continúa sin implementarse.

—¿Recordás algún episodio anecdótico?

—Una de las actrices parada en la puerta del teatro junto a un atril de pinturas que le hablaba a la gente para incitarla a que se dejara dibujar. Llamaron a la policía porque creyeron que se trataba de un trastorno real. Esto marca el realismo de los personajes.

—¿Cómo es la experiencia de un reestreno online después de haber estado en sala?

—Es una atmósfera extraña porque uno no puede seguir el ritual de ir a comer con el grupo al final de la obra ni tiene la posibilidad de saludar al público. También es raro que Repulsiones se pueda ver a diario. Es lindo recibir un mensaje en cualquier momento. Aunque, a veces, cuesta explicar cómo funciona una plataforma online para adquirir una butaca. Lo interesante es que con un ticket pueda acceder un grupo familiar y que pueda verla todas las veces que quiera durante 24 horas.

—¿Cuál es tu momento preferido de la obra?

—Me gusta cuando se interactúa con el público- La gente tiene que vivir esta experiencia porque se van a convertir en protagonistas de su propia psiquis y locura, como si estuvieran encerrados dentro de un manicomio. Van a salir modificados y emocionados.

♣♣♣

#PA.

Sábado 5 de septiembre de 2020.