El velo en el islam, entre la ortodoxia y la libertad personal

El hecho de llevar velo islámico y la forma de hacerlo no está suficientemente aclarado en el Corán. Y esto viene provocando que de forma continuada haya estallidos de protesta por parte de las mujeres musulmanas que desean cierta libertad, como recientemente ha sucedido en Irán con trágicos resultados.

Por Marga Sánchez

En países rigoristas musulmanes como Irán, no llevar puesto “correctamente” el velo islámico tiene sus consecuencias. La reciente y dramática muerte, (y no la primera) en comisaría de la joven iraní de 22 años Mahsa Amini que fue detenida el pasado 13 de septiembre por la llamada “policía de la moral del país” por no llevar, en su opinión, bien puesto el hiyab o velo islámico ha conmovido a gran parte del mundo y ha originado en la antigua Persia las mayores manifestaciones de su historia con un resultado de más de 150 muertos debido a la represión policial.

Fue precisamente Irán quien exportó a los países musulmanes tras la Revolución Islámica que derrocó al antiguo Sha y llevó al poder de los ayatolas en 1979, todos los tintes integristas imaginables que han restado libertades a sus sociedades y sobre todo a las mujeres.

Pero ¿qué es lo que ha ocurrido para encontrarnos ante semejante situación después de que una cultura como la musulmana revolucionara el mundo y alumbrara hace siglos a los mejores filósofos, poetas, arquitectos, perfumistas o artesanos y estuviera caracterizada por una sutileza indescriptible en los monumentos y escritos que nos legaron? Y ¿qué dice el libro sagrado de los musulmanes sobre el hiyab? 

Las respuestas son explicadas por dos mujeres musulmanas que coinciden en todo. Nadia Menaceur, traductora de origen argelino y con nacionalidad española, vive desde hace décadas en Madrid y no cree en el velo islámico. Nadia cumple con los preceptos del islam, pero para ella el hiyab es una opresión machista de algunos hombres hacia la mujer y por eso nunca lo ha llevado. De hecho, dice, su padre jamás estuvo de acuerdo con que lo vistieran ni su madre, ni ella ni sus hermanas cuando vivían en Argelia.

El burka es originario de Afganistán (aunque también se usa fuera de este país) y oculta completamente el cuerpo de la mujer, lo cual impide su identificación. En la cara lleva una rejilla tupida que le permite respirar y ver, aunque con dificultad. EFE/EPA/STRINGER

Por eso le parece una aberración la muerte de Amini en Irán y anteriormente de otras mujeres por los mismos motivos porque dice que el Corán no dicta eso. Nadia señala que el término ‘hiyab’ tal como aparece en el libro sagrado de los musulmanes no está relacionado en lo absoluto con llevar un pañuelo que cubra el pelo de la mujer, sino que se refiere a una cortina o pared divisoria que el profeta Mahoma estableció para salvaguardar la intimidad de sus mujeres cuando le visitaban desconocidos en su casa.

En los mismos términos se expresa la poeta y traductora siria Malak Sahioni Soufi, nacionalizada española también como Nadia. “Cuando nació el islam, -dice Malak- en las primeras suras del Corán, no se mencionó nada sobre el velo, y los hombres en el camino no diferenciaban entre una mujer musulmana casta y otra no musulmana… Por eso el verso fue revelado pidiendo al Profeta Mahoma que les dijera a sus esposas y a sus hijas y a las mujeres de los creyentes que usaran un velo en la cabeza y no mostraran sus pechos y hombros para diferenciarse de otras mujeres, y para que los hombres no se acercaran a ellas en el camino y no estuvieran expuestas a daño”.

“No hay verso, sura o hadiz – subraya Malak- que imponga el velo a las mujeres en el Corán. Fue el hombre quien empezó a imponer el velo a las mujeres de su casa, y por ello encontramos en países musulmanes y familias conservadoras que muchas mujeres no lo visten”.

“Ni el Corán ni el Profeta imponen el velo -asegura Malak-. Lo que ha ocurrido en Irán no tiene nada que ver con el islam, sino con el régimen injusto de los mulás. Por eso la calle se levantó en protesta contra la injusticia, la pobreza y la presión sobre mujeres y hombres”.

Prohibir o no el velo en occidente objeto de polémica

El debate sobre la prohibición en Europa del hiyab, el niqab, el burka u otras modalidades de esta vestimenta es objeto de polémica en muchos países, que consideran que denigra a la mujer. Cualquier tipología del velo representa en la opinión de muchos expertos una imposición hacia las mujeres musulmanas para que oculten su rostro y las partes de su cuerpo que puedan provocar a los hombres.

Su utilización se fundamenta en una interpretación radical y discriminatoria de un pasaje del Corán en la que el término hiyab, hace referencia al espacio privado de la mujer musulmana diferenciándolo del público. Por tanto, estos especialistas descartan cualquier carácter religioso o cultural en su uso.

Mientras que el llamado hiyab o pañuelo (que sólo cubre el pelo) si posee connotaciones religiosas en tanto que desde hace siglos sólo les estaba permitido utilizarlo a las mujeres creyentes musulmanas para diferenciarlas de las esclavas como seña de distinción.

Dos mujeres participan en una protesta contra la prohibición del niqab, en La Haya, Países Bajos, el 15 de febrero de 2020. El debate sobre la prohibición en Europa del hiyab, el niqab, el burka u otras modalidades de esta vestimenta es objeto de polémica en muchos países, que consideran que denigra a la mujer. EFE/EPA/REMKO DE WAAL

En algunos países como Francia, Bélgica o Alemania existen posiciones distintas y con matices: entre los que consideran que llevar esta prenda es signo de identidad y de religión musulmana multicultural y los que opinan que el velo integral (burka o niqab) impide la identificación de personas y fomenta la discriminación del sexo femenino.

En marzo de 2017 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la máxima instancia judicial comunitaria, avaló que las empresas privadas prohíban a sus empleadas lucir velo islámico en el lugar de trabajo, siempre que las normas internas de indumentaria afecten a cualquier símbolo religioso, filosófico o político y no solo a las personas de una confesión en particular.

Países como Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Austria, Letonia o Bulgaria han prohibido el velo integral en espacios púbicos. El último en hacerlo ha sido Suiza en 2021 en un referéndum.

Tipología del velo y vestimenta islámica

  • HIYAB: Hijab significa velo en árabe, es el más utilizado en Occidente y deja al descubierto el rostro. Los hay en diferentes colores, según marcan los cánones de la moda, y no implica que la mujer no pueda vestir ropa occidental. También llamado pañuelo, es en opinión de muchas musulmanas símbolo de religión e identidad y para otras de sumisión al hombre, si bien en algunos países europeos, su uso en lugares públicos está en el centro del debate.
  • CHADOR: Prenda de color negro utilizada especialmente por las mujeres iraníes, (de tendencia chií). Se trata de una tela semicircular abierta por delante que cubre desde la cabeza a los pies, pero deja la cara al descubierto. Su utilización se impuso a partir de la Revolución iraní de 1979.
  • KHIMAR: Vestimenta en forma de capa que se extiende hasta la cintura y cubre el pelo, el cuello y los hombros completamente, pero deja el rostro al descubierto.
  • BURKA: Originaria de Afganistán (aunque también se usa fuera de este país), oculta completamente el cuerpo de la mujer, lo cual impide su identificación. En la cara lleva una rejilla tupida que le permite respirar y ver, aunque con dificultad. El conocido como burka afgano se dio a conocer en 1998 cuando los talibanes (milicia ultraintegrista que tomó el poder en Afganistán por la fuerza) obligaron a usarla a las mujeres como símbolo de sometimiento. Tras el regreso de los talibanes al poder en agosto del 2021 las mujeres han vuelto a verse obligadas a utilizar esta prenda dentro y fuera de casa.
  • NIQAB: Prenda de color negro que consta de dos partes: un velo que cubre el rostro y sólo deja libre los ojos, y una túnica que puede llegar a la rodilla o a los pies. La utilizan normalmente las mujeres del Golfo Pérsico como los Emiratos, Bahréin, Yemen o Kuwait, pero también en Siria o Jordania.
  • AL-AMITRA: Velo formado por dos piezas. Consiste en un gorro cerrado, por lo general hecho de algodón o poliéster, y una bufanda similar a un tubo.
  • SHAYLA: Es una bufanda larga rectangular, popular en el Golfo Pérsico. Se enrolla alrededor de la cabeza y se sujeta en los hombros. Al igual que al-Amitra no cubre el rostro.

♣ ♣ ♣

EFE|

Lunes 14 de noviembre de 2022

Notas Relacionadas

El arma de ciberespionaje de los Estados

La divulgación de varios informes sobre el uso del programa Pegasus ha puesto de manifiesto que los estados que lo adquirieron para luchar contra el crimen organizado o el terrorismo acabaron en muchos casos utilizándolo para hacer seguimiento a sus adversarios políticos, entre ellos, varios jefes de Gobierno y ministros, disidentes o periodistas.