Crónica de una industria en crisis

 -  -  63

Fiorella Del Piano

La pandemia del coronavirus comenzó a mostrar sus primeros efectos colaterales. Los cambios veloces, dinámicos y cargados de incertidumbre que sufre la industria del entretenimiento a escala global, dejaron al descubierto la crisis del sector audiovisual argentino. 

Las medidas de prevención adoptadas para atenuar la propagación del COVID-19, llevaron a la suspensión de todas las producciones. Los cines y teatros se encuentran cerrados sin fecha estimativa de regreso. Directores, productores y actores están crisis. La propia televisión, también. 

La semana pasada, la productora Polka canceló la tira Separadas por razones económicas, y ya no hay ficciones argentinas al aire, tampoco producciones, grabaciones, ni proyectos en curso. Es que el coronavirus alteró el panorama dejando en stand by lo poco que aún permanecía en actividad. 

En un principio –en un intento de adaptación al contexto actual– se evaluó (y continúa evaluando) la posibilidad de armar protocolos para retomar las grabaciones sin contacto físico, sin besos, sin abrazos y sin apretones de manos. Pero nadie imagina la posibilidad de grabar una tira diaria de esa forma, ni mucho menos la posibilidad de hacerlo sin un barbijo de por medio. Con lo cual, el desafío de la industria audiovisual es pensar formatos y realizaciones que respeten los criterios de distanciamiento social. 

***

Estado de situación

La crisis del sector audiovisual argentino no es nueva. Pero el contexto actual ayudó a profundizarla. Según datos publicados por el Sindicato de Trabajadores de La Industria Cinematográfica, se estima que a nivel nacional se perdieron 4 mil puestos de trabajo solo del sector técnico, sin contar con los directores, guionistas, actrices, actores, extras, maquilladoras, vestuaristas, etc. Se cancelaron las grabaciones de 16 ficciones, 15 documentales y 15 publicidades. 

La situación, es realmente preocupante. A la crisis económica que arrastra el país se le suma la incertidumbre en el sector y los altos costos de producción. Según indica una nota publicada en Infobae producir un capítulo de una tira diaria cuesta 50 mil dólares, mientras que para un solo episodio de un unitario la inversión alcanza los 200 mil dólares (con una cotización de la moneda a 80 pesos).

En un sistema mediático que sufre la fuga de televidentes hacia otras plataformas –y cuyos ingresos publicitarios han caído considerablemente– producir una ficción nacional de calidad se ha convertido en una actividad compleja. Sobre todo, teniendo en cuenta que las actuales audiencias televisivas navegan entre el vivo de las señales de noticias, la televisión de aire, el infoentretenimiento, la navegación por redes sociales, y el uso de plataformas audiovisuales de streaming como Netflix. La única salida que algunos productores avizoran es la llegada de empresas internacionales que quieran invertir en el mercado local. 

***

Fondo Netflix

Para ayudar a técnicos y personal de soporte de la industria audiovisual durante la pandemia, Netflix aportará USD590.000. El dinero, beneficiará por única vez con 35.000 pesos a más de mil trabajadores y será canalizado a través de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, que será el encargado de dar transparencia a la operación.

“En momentos tan difíciles e inciertos como el que estamos atravesando, iniciativas solidarias como ésta, destinadas a ayudar a los trabajadores más afectados por la pandemia, merecen el reconocimiento de todos; y no sólo de los que, de una manera u otra, hacemos parte del cine y del sector audiovisual argentino. Desde la Academia de Cine Agradecemos la confianza brindada por Netflix al elegirnos para ser la institución encargada de canalizar esas ayudas hacia los trabajadores afectados, tareas que asumimos con toda la responsabilidad que la situación exige”, indicó Bernardo Zupnik, presidente de la Academia de Cine de Argentina.

Actualmente, la industria audiovisual mundial se encuentra repensando de qué manera reactivar las producciones. Pensando protocolos y calculando los costos que podrían traer consigo los cambios forzados por la pandemia de coronavirus. Será momento de reinventarse y readaptarse.  ♣♣♣

#PA

Martes 19 de mayo de 2020.
6 recommended
comments icon 3 comments

3 thoughts on “Crónica de una industria en crisis

    Write a comment...

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Oldest
    Newest
    Most Upvoted