El exilio de los recuerdos

 -  -  1

Mariana Díaz

Recuerdo que en los últimos años, mientras me desplegaba en el césped del Parque Lezama, divagaba y analizaba el ejército de ideas que venían a visitarme y por lo general, concluía en una palabra que había escuchado repetidas veces: deconstrucción. 

Los últimos días son parte de aquella deconstrucción. El ejército de ideas se manifiesta como aquello que estaba a punto de estallar y es el mismo fuego que ahora grita ¡basta ya! 

***

A principios del Siglo XX, París continuaba siendo el epicentro y la capital de la potencia colonial. Matisse, De Vlaminck y otros pintores fauvistas, comentaban sobre “la caza del arte negro” que se practicaba en ese entonces. Lo particular de estos artistas es que coleccionaban obras de arte tribal africano, estatuillas, máscaras y alguna que otra fotografía.

El fauvismo y el cubismo, tardarían poco tiempo en servirse de aquella riqueza africana. En 1906, Picasso concebía las primerias ideas de Las señoritas de Aviñón, una obra en la que se puede interpretar el análisis y la representación del arte africano.

La historia del arte moderno se fue escribiendo en base a la libertad y a la colonización. De alguna manera, “la caza del arte negro” de la cual se hablaba en 1905, también ha escrito una parte de la no historia del arte.

En 1989, con el inicio de la posmodernidad, el arte comienza a definirse por la ausencia de un centro. Muy distinto al período anterior, los artistas posmodernos se sirven de la historia y del avance tecnológico. La intención pasa a ser el fundamento de la obra, lo cual pondrá en un lugar incómodo a quien la observe, ya que, al intentar comprenderla, el interés se manifestará de diferente manera. 

La posmodernidad en el arte, continúa siendo la menos comprendida, tal vez porque se encuentra en una constante crisis y análisis, ya que nos brinda el extraordinario lugar de ser quienes, según nuestro interés, tendremos la capacidad cerrar la obra.

Hace seis meses inició una nueva década y el arte comienza a quedarse sin su segundo nombre. La posmodernidad, aunque contemporánea, se encuentra cada día más distante de la sociedad en la que vivimos. No hace mucho tiempo, que los teóricos del arte comienzan a analizar el uso de un nuevo término, la metamodernidad, que se trataría de un posible retorno al espíritu moderno, en el que se pueda re-estetizar el arte, la sensorialidad y la afectividad. 

Sin dudas, el estudio del período de entreguerras, sigue siendo clave para comprender de dónde venimos y hacia dónde vamos.

***

No recuerdo la indiferencia que tenía en la mirada hasta que Amnesia me recordó el significado del racismo. Si, Amnesia. Este es el título de la obra de Flavio Cerqueira, un artista brasileño de 37 años, que nos muestra la no historia del arte y la denomina el exilio de los recuerdos. 

Flavio Cerqueira. Amnesia. Escultura de bronce y pintura látex. 2015

En esta obra contemporánea, el artista no solo se sirve de la historia del arte al trabajar una técnica antigua, sino que también, lo hace con el uso del material. Históricamente, el bronce ha sido utilizado para esculpir monumentos que recuerden a los héroes. Amnesia, sin dudas, reproduce a un personaje que forma parte de los no héroes de nuestra sociedad hace más de 300 años.

También, Cerqueira toma ciertos elementos de Macunaíma, la novela del escritor brasileño Mario de Andrade. El balde de pintura, además de no ser mágico, es de un material que se opone radicalmente al bronce y muestra el concepto perverso del blanqueamiento social y de la colonización cultural psicológica. La amnesia, es aquella pérdida que provoca el exilio de los recuerdos, las opresiones invisibilizadas, sectorizadas y segregadas por quienes tienen un color de tez diferente.

***

Amnesia, es una obra contemporánea que, entre otras, tiene la intención de recordarnos la razón por la cual existe la no historia del arte. 

Manifestarnos contra el racismo, también depende de la importancia que le demos a los contextos históricos, sociales, artísticos, culturales, políticos y económicos.

El concepto metamodernidad es un motivo más para continuar, pero no sin antes detenernos y re escribir la historia del arte y para que las nuevas generaciones crezcan sin la violencia del mundo actual, en una sociedad deconstruida y descolonizada.    ♣♣♣

#PA.

Lunes 8 de junio de 2020.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *