La inflación de Brasil fue del 0,75 % en marzo, la mayor alza desde 2015

 -  - 

–Redacción PA–

La inflación en Brasil fue del 0,75 % en marzo pasado, frente al 0,43 % de febrero, y representó la mayor tasa registrada para el tercer mes del año desde 2015. Los datos fueron difundidos por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge) y representa, en términos económicos, una luz de alarma para la gestión de Jair Bolsonaro que recién cumple sus primeros cien días de gestión.

Con el resultado de marzo, la inflación del gigante suramericano acumula altas del 1,51 % en el primer trimestre de 2019 y del 4,58 % en los últimos 12 meses. De acuerdo con el informe del Ibge, la aceleración de la inflación en marzo llevó a que la tasa registrada fuera la mayor para este mes desde 2015, cuando había llegado al 1,32 %.

Los factores que más presionaron al indicador fueron los alimentos y bebidas, que durante el mes registraron un alza del 1,37 %, y el transporte, que en marzo subió un 1,44 %. Estos grupos, que representan cerca del 43 % de los gastos de las familias, respondieron por el 80 % de la inflación de marzo, según el informe.

De acuerdo con el Ibge, problemas en las cosechas y las bajas reservas llevaron al aumento de los precios de algunos alimentos. En marzo, el tomate subió 31,84 %; la papa 21,11 %; el fríjol 12,93 % y las frutas 4,26 %.

En cuanto al transporte, las alzas se dieron como efecto del incremento en el valor de los combustibles, aunque también influyó el costo de los pasajes aéreos. Tras una deflación en febrero (0,34 %), el transporte tuvo un alza de 3,49 % en marzo, impulsado principalmente por el costo de la gasolina, que en el tercer mes del año subió 2,88 % y el del etanol (7,02 %). Los pasajes aéreos, que subieron 7,29 % en marzo y del transporte urbano que se incremento en un 0,90 %, también presionaron el alza de la inflación para ese mes.

De acuerdo con el informe, el único grupo que presentó deflación en marzo fue el de comunicaciones (-0,22 %), pujado por la baja de los costos de los aparatos telefónicos y la reducción de las tarifas para el servicio.

Brasil cerró 2018 con una inflación del 3,75 %, dentro de la meta establecida por el Gobierno para el año, que era del 4,5 %, en medio de la todavía lenta recuperación de su economía tras la profunda recesión registrada entre 2015 y 2016, cuando encadenó una caída de casi 7 puntos porcentuales de su Producto Interior Bruto (PIB).

El Dato:

Los factores que más presionaron al indicador fueron los alimentos y bebidas, que durante el mes registraron un alza del 1,37 %, y el transporte, que en marzo subió un 1,44 %.

Redacción PA. Agencia EFE, Río de Janeiro.

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *