Samid fue condenado a cuatro años de prisión

Samid fue condenado a cuatro años de prisión

–Re­dac­ción PA–

El empresario de la carne Alberto Samid fue condenado a cuatros años de prisión efectiva por ser considerado miembro de una asociación ilícita que evadió impuestos durante la década del ’90.

El Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) 1 también determinó que el empresario deberá pagar cerca 282 mil pesos para cubrir los costos de su captura, calculados por la Policía Federal.

A pesar de que su condena no está firme, Samid permanecerá detenido en el penal de Ezeiza al menos hasta que el TOPE 1 resuelva si le concede o no la prisión domiciliaria solicitada por su abogado.

Por una decisión que tomó el tribunal, luego de que el empresario se ausentara sin perimiso a varias audiencias del juicio oral y se fugara a Belice, el empresario de la carne está detenido. Junto con él fueron condenados su hermana Alicia, Teresa Fornasier y Claudio Pileo a tres años de prisión en suspenso y María Susana Moreno a tres años y seis meses de prisión efectiva.

Samid fue trasladado desde el Hospital Central Penitenciario de la cárcel de Ezeiza y escuchó el veredicto en la segunda fila de los imputados, recostado solo contra uno de los márgenes de la sala de audiencia, con una botella de agua a mano.

En los tribunales federales de Comodoro Py, los jueces del TOPE 1, José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari anunciaron que los argumentos del fallo se conocerán el 26 de abril, mientras que su defensa adelantó que apelará.

Horas antes de que se conociera el veredicto, el matarife aseguró que si sigue “encerrado” se va a “cortar las venas” al tiempo que se quejó de las condiciones de detención.

Samid fue juzgado como supuesto integrante de una asociación ilícita, junto a otros ocho acusados, de evadir la rendición del Impuesto al Valor Agregado (IVA) retenido o percibido a terceros entre 1993 y 1998, entre otras maniobras.

El fiscal Gabriel Pérez Barberá había pedido una pena de seis años y medio de cárcel para Samid y la AFIP, que actúa como querellante, pidió siete. Tiempo atrás, el empresario había sido sobreseído en esta causa, pero en agosto de 2016 la Cámara de Casación le revocó el sobreseimiento y dispuso que sea elevado a juicio oral.

La sala IV de Casación hizo lugar a un recurso presentado por la querella de la AFIP-DGI contra la resolución del Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 que el 19 de febrero de ese año había sobreseído a Samid y su hermana Alicia Nélida, por considerar extinguida la acción penal por el transcurso del tiempo.

Los jueces Juan Carlos Gemignani, Mariano Hernán Borinsky y Eduardo Rafael Riggi dispusieron que continúe el desarrollo de la causa y se fije, a la brevedad, una audiencia de debate de cara al juicio oral.

Redacción PA y Télam.