Vos fumá

Vos fumá

Por Cristian Franchi


Misiones activó su industria y ahora espera con ansias que se repunte la venta de cigarrillos para poder recuperar algo de caja. Hoy, las pérdidas estimadas por el Fondo Especial del Tabaco son de 100 millones de pesos cada 10 días.

Ni bien los gobernadores tuvieron la oportunidad de plantear excepciones a la cuarentena obligatoria, Oscar Herrera Ahuad pidió flexibilizar dos sectores que para Misiones adquieren una vital relevancia: las industrias tabacalera y forestal.  

En el caso del tabaco, Misiones no es una de las provincias que mayor nivel de producción tiene a nivel nacional –está por debajo de Salta y Jujuy-, pero la apremiante situación económica derivada de las medidas adoptadas por el Coronavirus despertaron los reclamos de un sector de trabajadores que no tienen otros ingresos y que trajo más de un dolor de cabeza a las diferentes gestiones en la Tierra sin Mal.

A los desafíos que ya padecía la industria tabacalera se sumó que al no habilitarse las fábricas manufactureras en Buenos Aires, no solo se perdió el ingreso para los productores de la tierra colorada, sino que se recauda menos en el Fondo Especial del Tabaco.

Respecto a este punto, #PuenteAereo pudo saber que cada 10 días la provincia está perdiendo unos 100 millones de pesos. El Fondo Especial de Tabaco depende directamente de la venta de cigarrillos, “o sea no se vende no hay FET. Se vende y hay. Así de sencillo” afirmaron desde el gobierno provincial.

El Fondo no es un subsidio, es parte de lo previsto en la Ley aportado por los fumadores y cuyo destino directo son los productores. El año pasado para las 7 provincias productoras del país representó 11 mil millones de pesos. Solo en Misiones, con todos los desafíos climáticos y las obras sociales representada por los productores, además de los planes del Ministerio del Agro, el fondo alcanzó el año pasado más de 3 mil millones de pesos solo en el tabaco y a esto faltaría incluir lo que ingresó por el producto final. Números que difícilmente puedan repetirse en lo que resta del 2020.

***

A fines de abril, las dos grandes productoras de cigarrillos de la Argentina, Massalin Particulares (filial local de Philip Morris International) y British American Tobacco (produce en Pilar, Buenos Aires) pidieron al Ministerio de Desarrollo Productivo poder reiniciar la actividad cumpliendo el protocolo de prevención para evitar el ingreso y contagio de coronavirus. La fabricación se suspendió el 20 de marzo y el stock está en niveles mínimos, con faltantes en los kioscos.

Cuando comenzó la primera cuarentena, la cosecha de tabaco en Salta, Jujuy y Misiones estaba completa en un 70% y se pudo terminar por ser considerada una actividad agrícola. Pero la paralización de la producción de cigarrillos y la consecuente caída en las ventas impactó también en la recaudación nacional: del precio de la etiqueta, prácticamente el 80% son impuestos, y, de ese global, 7% va al Fondo Especial del Tabaco (FET), que se reparte entre los productores. Por citar un ejemplo, solo en 2019, el aporte tributario del sector fue de $100.000 millones por Adicional de Emergencia, Fondo Especial del Tabaco, Impuestos Internos, IVA e Ingresos Brutos.

Fue a principios de mayo que el Gobierno nacional autorizó a las empresas tabacaleras a retomar la producción y distribución de cigarrillos. Misiones se adelantó y para el inicio de abril ya había logrado que la Casa Rosada autorice a iniciar el acopio, previendo la situación de escasez y la urgencia por producir.

Según el último informe realizado por el Ministerio del Agro de Misiones todas las bocas de acopio se encuentran en funcionamiento. Los datos indican que a la fecha lo acopiado asciende a 8.482.162 millones de kilos de Tabaco Burley, correspondiente a un importe de $762.173.879.

Desde la casa agraria de la Provincia son optimistas y advierten que aún no hay previsibilidad ni evaluación posible sobre una eventual caída en la recaudación del Fondo Especial del Tabaco (FET) en este contexto, teniendo en cuenta que es un momento irregular en el proceso de producción y de comercialización debido a la pandemia.

Confían que la flexibilización de la cuarentena en otros ámbitos haga repuntar la venta de cigarrillos, reestablecer la curva hacia arriba y con ello reactivar la caja del tan ansiado FET. ♣♣♣

#PA.

SABADO 23 DE MAYO DE 2020.