Un discurso contra todos los males

Un discurso contra todos los males

Por Cristian Franchi


Coronavirus, dengue y recesión son los males con los que pelea la corta gestión que lleva el gobernador misionero Oscar Herrera Ahuad, quien este viernes abrió el periodo de Sesiones Ordinarias de la Legislatura Provincial.

En un discurso trazado por la crisis sanitaria y económica a raíz del avance del coronavirus, el dengue y la recesión el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, abrió el periodo de sesiones ordinarias de la Legislatura Provincial. Se trata de un contexto atípico por la pandemia, en el que la cesión se realizó de manera virtual con el mandatario misionero y el Presidente del cuerpo legislativo Carlos Rovira en el estrado y sentados a los extremos del mismo, ambos con barbijo, guantes de látex, agua y alcohol en gel. En el moderno recinto también estuvieron presentes –bien separados– el vicegobernador Carlos Arce y la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Rosana Pía Venchiarutti.

En tanto, el resto de los legisladores presentes desde sus despachos, ubicados en el edificio anexo al palacio legislativo, presenciaron el discurso. Para llevar a cabo la sesión, los diputados fueron entrenados en materia legislativa durante las semanas previas, especialmente los que se incorporaron en diciembre del año pasado.

A punto de cumplir cinco meses de gestión, el Gobernador quizás sienta que el tiempo virtual de mandato se le triplicó al sentir el desgaste que lo azota por una pandemia que vino desde afuera y de a poco fue ganando terreno en la provincia. A lo que hay que sumar la gravedad que reviste la situación que afronta contra el dengue y la severa crisis económica por la que atraviesa el país.  

Fue un discurso moderado, sin grandes anuncios y resaltando aquellas acciones en las que Misiones se adelantó a la Nación: la suspensión del dictado presencial de clases, el asueto administrativo para los empleados públicos y el inicio de una cuarentena voluntaria, algo que luego las medidas nacionales la volvieron obligatoria.

Los reclamos a la Nación también estuvieron a la orden del día, principalmente los que tienen que ver con compensaciones a la provincia, un reclamo de larga data y que trasciende las diferentes gestiones.

“Hice al Presidente de la Nación el reclamo de $3,000 millones de la deuda que el Estado Nacional tiene con la Provincia en conceptos de garantía salarial docente, planes de vivienda y caja previsional”, enunció enfáticamente el mandatario. Otro de los reclamos tuvo a la central hidroeléctrica Yacyretá como protagonista, “seguiremos insistiendo en nuestro reclamo al Estado Nacional por una justa y oportuna liquidación de las regalías de Yacyretá. Es un logro histórico”.

Pocos anuncios. Un plan de viviendas para el 40% de la población menor de 18 años, en su gran mayoría que existe dentro de este grupo etario un gran porcentaje de población rural, pueblos originarios y familias viviendo en situación informal en áreas urbanas. Dicho plan consiste en la construcción de viviendas de madera que a su vez, tendrá la finalidad de reactivar pequeños aserraderos y cooperativas.

Los otros anuncios pasaron por el pago de un bono especial de $5.000 a los policías en dos cuotas. El respaldo económico para este sector llega luego de que el Gobierno cierre mediante paritarias aumento salarial para docentes y médicos. En tanto que en materia energética anunció transformación de la matriz, volcada hacia las renovables y el biocombustible.

Pese al silencio, la falta de aplausos y el calor humano Oscar se emocionó cuando recordó su viaje a Roma para visitar a Jorge Bergoglio: “acorde a las palabras del Papa Francisco, los misioneros trabajamos en el cuidado del medioambiente. Es donde vivimos, es la casa que Dios que nos dio y debemos cuidarla. Está en nuestra forma de ser el vivir en comunión con la naturaleza, aprovechando sus recursos y cuidándola de la depredación. Lo dijo el Santo Padre: el planeta nos está diciendo que tenemos que detener las prácticas que destruyen el medio ambiente”.

Para el cierre, Herrera Ahuad habló de ir camino a una “inmunidad colectiva” es decir, un sistema vertical que permita incorporar a los jóvenes en el sistema productivo mientras abanza la pandemia. Habló también de una “modalidad binaria”, cuidar la salud y reactivar el aparato económico.

“De esta crisis nos vamos a levantar rápido porque nos venimos preparando con inversión, con capacitación, con conocimiento y con estudio. Es un logro de todos los misioneros, y por eso necesitamos que cada uno de nosotros sigamos juntos a la distancia resistiendo y proyectándonos hacia el futuro” sostuvo el turco y arengó: “pido un esfuerzo más, siempre hemos tenido vocación de sacrificio en los momentos más difíciles. Un esfuerzo más para que continuemos respetando el aislamiento social”.

“Menos inventario y más acción”, dijo Oscar y de alguna manera –más elegante– volvió a repetir aquella frase del 10 de diciembre cuando recibió la lanza de Andresito, “funcionario que no trabaja, chau hasta mañana”. ♣♣♣

#PA.

Sábado 2 de mayo de 2020.