Sigue la tensión entre las provincias y el Gobierno

Sigue la tensión entre las provincias y el Gobierno

Por Cristian Franchi


Días atrás, la gestión Macri anunció que finalmente compensaría a las provincias pero con bienes del Estado. Los gobernadores tensan aún más la cuerda y podrían volver a la Corte Suprema de Justicia.

En medio de la transición presidencial, aumenta la tensión entre el Gobierno nacional y las provincias por los recursos de la coparticipación que la administración Mauricio Macri usó para financiar rebajas temporales en el IVA y Ganancias.

Los Estados del interior reclamaron ante la Corte Suprema contra ese manotazo y obtuvieron un fallo favorable. El Ejecutivo central dispuso entonces una compensación que los gobernadores denuncian por insuficiente. Por eso, los fiscales de Estado ya intimaron para que aumenten esas transferencias. Al mismo tiempo, la Nación pretende pagar esa deuda con la venta de bienes del Estado.

La historia de esta controversia comenzó luego de las elecciones primarias nacionales del 11 agosto, cuando el gobierno nacional anunció, con el fin de mejorar la performance electoral del oficialismo, bajar a 0 por ciento la alícuota del IVA para un conjunto de alimentos y reducir el impacto del impuesto a las ganancias sobre un sector de los trabajadores y autónomos entre octubre y enero.

Como estos tributos son coparticipables, las provincias reclamaron que las modificaciones impositivas no se realicen a costa de la porción de la torta que les corresponden. Se trata de unos $45 mil millones en disputa. El máximo tribunal les dio la razón y ordenó a la Nación que suspenda la detracción y las compensa.

Hace unos días, el gobierno nacional instruyó al Banco Nación para que transfiera a las provincias una primera cuota de $ 674 millones a esa quincena de distritos, en carácter de “retroactivo”, mientras que además define un goteo diario de coparticipación hasta fines de enero que eleva ese monto a unos $ 2.629 millones.

Las provincias rechazaron las liquidaciones porque, entienden, hay una diferencia muy grande entre ese monto y el reclamo que hicieron, que llega a los $ 45 mil millones. Ese cálculo, recuerdan los ministros de Economía de las provincias, fue realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso nacional.

Para agregar más tensión a esta puja, el gobierno nacional publicó días atrás en el Boletín Oficial que las devoluciones por los fondos afectados se abonarán con bienes del Estado.

El artículo 5º de la norma autoriza a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe) a “dar en pago los bienes inmuebles desafectados del uso, a fin de cancelar deudas y/o afrontar compromisos de asistencia económico financiera y/o extinguir cualquier otra obligación de carácter pecuniario que haya asumido el Estado nacional, en el marco de convenios, contratos, actas o acuerdos celebrados con las provincias y/o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El artículo 4º resuelve que “los pagos que efectúe el Estado nacional a las jurisdicciones en atención a las medidas cautelares ordenadas por la Corte Suprema, se harán con recursos propios con cargo a rentas generales, no formarán parte del presupuesto para los años 2019 y 2020, y se efectuarán en forma diaria y automática, a través de la Secretaría de Hacienda al Banco de la Nación Argentina”.

***

Misiones intimó al Gobierno

El gobierno de Misiones elevó este viernes una intimación al Gobierno nacional para que dé cumplimiento a la medida cautelar ordenada por la Corte Suprema de Justicia, por la compensación de los recursos coparticipables que se vieron afectados tras las medidas impulsadas por el presidente Mauricio Macri luego de la derrota en las PASO del 11 de agosto.

El documento firmado por el gobernador Hugo Passalacqua fue dirigido al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y hace referencia específica al fallo de la Corte Suprema de Justicia, el cual estableció que la reducción del IVA y del Impuesto a las Ganancias dispuesta por el Gobierno nacional no puede afectar los fondos de coparticipación que corresponden a las provincias.

En la semana previa a las elecciones, el máximo órgano judicial le dio la razón a los distritos al reconocer que los decretos nacionales “violan los principios del federalismo de concertación y el principio de legalidad en materia tributaria”. Sin embargo, el Gobierno nacional abocado a la contienda electoral hizo caso omiso a esta resolución de la Corte y con demoras y a cuentagotas ordenó una devolución, perjudicando a las jurisdicciones y levantando nuevamente las quejas de los gobernadores.  

En cuanto al documento elevado por Misiones advierte que “el Estado Nacional incumple con la obligación de asumir con recursos propios las medidas adoptadas en el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 561/19 y las Resoluciones Generales N° 4546/19 y N° 4547/19 de la AFIP, que generan efectos fiscales adversos en el corriente ejercicio fiscal de la Provincia, alterando su resultado financiero por la caída de los recursos coparticipables que percibió la Jurisdicción en los meses de septiembre y octubre del corriente año”.

La intimación aclara que “la presentación que se realiza no implica que la falta de respuesta al reclamo o respuesta no acorde a las pretensiones jurídicas de la Provincia que efectúe el Estado Nacional, requiera el agotamiento de la instancia administrativa para ejercer y ejecutar la provincia de Misiones, las acciones que la Corte Suprema de la Nación ha reconocido a esta parte”. ♣♣♣

#PA.

Sábado 2 de noviembre de 2019.