Regularizar la propiedad: el acceso a la tierra como derecho fundamental

Regularizar la propiedad: el acceso a la tierra como derecho fundamental

Por Cristian Franchi

Las dificultades de acceso a un hábitat digno afectan gravemente a vastos sectores de la población de nuestro país, en especial a los de medios y bajos ingresos, y además impactan de manera diferencial en mujeres, niños, niñas y personas con discapacidad.

El hábitat digno implica el acceso universal a la tierra, la vivienda, las infraestructuras básicas, los equipamientos sociales, los servicios y los espacios de trabajo y producción en un marco de respeto de los rasgos culturales y simbólicos de cada comunidad y de la preservación del ambiente, según las particularidades del medio urbano y del rural.

En Posadas, con la convicción de que el acceso a la tierra es un derecho humano básico, la gestión municipal del intendente Leonardo Stelatto creó la Coordinación de Tierra y Hábitat, la cual tiene el objetivo de intervenir en distintas áreas para operar y contener a las personas que atravesaban situaciones dramáticas derivadas o vinculadas al déficit habitacional.

A cargo de Luciana Scromeda, el ambicioso objetivo del área es claro: la regularización de tierras en los barrios populares. Para lograr eso, en septiembre del 2020, el Concejo Deliberante de Posadas aprobó el proyecto del Departamento Ejecutivo Municipal para crear el programa “Regularizando Mi Propiedad”, en el que el municipio podrá iniciar el proceso de regularización dominial en diversos asentamientos de la ciudad sobre la cual se encuentran asentados familias de modo irregular hace más de ocho años.

Para lograr la efectiva regularización dominial de los lotes fiscales y mediar la posible regularización de los lotes privados, se crearon dos registros: el Registro de Ocupantes y su grupo familiar (donde se registran los datos de las personas que efectivamente habiten los lotes en forma irregular, con la condición de que la misma se habite como vivienda única y permanente, con tiempo de antigüedad probado) y el Registro de Aspirantes a lotes fiscales con servicios, (donde se pretende incorporar a las personas que carecen de viviendas, no contando con ingresos suficientes para adquirirlas en el mercado inmobiliario común y se encuentran fuera del sistema financiero).

Además, la modificación de los artículos de la Ordenanza XIV-Nº 24, permite la creación de la Comisión Especial de Tierras y el Banco de Tierra del municipio y autoriza a la Coordinación de Tierra y Hábitat, a cumplir con la efectiva regularización de los asentamientos.

***

Avances significativos

La implementación del programa ya empieza a dar resultados, teniendo en cuenta que desde su puesta en vigencia se han entregado títulos dominiales a los habitantes del barrio Prosol I y a cinco familias de San Lucas.

Los asentamientos censados a lo largo del 2020 tienen entre 8 y 40 años de antigüedad. No solamente se los inscribió al Registro, sino que también se relevaron varios barrios que están próximos a recibir los permisos de ocupación, como es el caso de Villa Bonita (ubicados actualmente sobre la Avenida Comandante Espora) y familias de las avenidas Las Heras y Zapiola entre calle Brasil y Urquiza, que serán relocalizadas al barrio Don Pedro.

El trabajo articulado con la provincia también está contemplado y es fundamental dentro del programa. En este sentido, a través de una mesa de diálogo en conjunto con el IPRODHA se logró avanzar con la regularización de los lotes en los barrios San Onofre y Los Patitos, además, se incorporaron familias de las chacras 201 y 192 al sistema de registro habitacional.  ♣♣♣

#PA.