Mendoza va a las urnas

Mendoza va a las urnas

Por Cristian Franchi


Más de 1.400.000 votarán hoy entre cuatro frentes al próximo gobernador. La elección tal como sucede a nivel nacional está polarizada entre el candidato del oficialismo provincial Rodolfo Suárez –que responde a Juntos por el Cambio- y la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.

Este domingo serán las elecciones provinciales en Mendoza: los ciudadanos elegirán entre cuatro candidatos a su nuevo gobernador. También renovarán la mitad de senadores y diputados de la Legislatura. La provincia gobernada por el radical aliado a Cambiemos Alfredo Cornejo será el último distrito con elecciones desdobladas, la opción que eligieron la mayoría de las provincias, salvo Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Salta, Chaco y La Rioja.

Los candidatos a suceder a Cornejo serán el actual intendente de Mendoza y delfín del actual gobernador Rodolfo Suárez del frente Cambia Mendoza, la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti del Frente Elegí, el diputado nacional y especialista en defensa de los consumidores José Luis Ramón del frente Protectora Fuerza Política, que a nivel nacional cuenta con el apoyo de Consenso Federal y la profesora de historia y ex senadora provincial Noelia Barbeito, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

La de la provincia cuyana no es una elección más, dado que es la última del calendario desdoblado antes de la contienda nacional entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

La nacionalización de la elección es lo que dividió los mensajes y propuestas de los candidatos, y eso se reflejó en el último tramo de la campaña. Anabel Fernández Sagasti, la candidata kirchnerista fue la que buscó nacionalizar la estrategia, destacando las falencias macroeconómicas del Gobierno de Mauricio Macri, y posicionándose junto a Alberto Fernández, que le ganó por tres puntos a Juntos por el Cambio en las primarias.

Distinta es la estrategia del candidato de Cambia Mendoza, Rodolfo Suárez, el favorito de las encuestas, que buscó todo lo opuesto, despegarse de la figura de Mauricio Macri y provincializarla, exhibiendo tanto la valorada gestión provincial que lleva adelante Alfredo Cornejo como las distintas gestiones municipales de su coalición política.

De hecho, Suárez eligió el municipio de Las Heras para cerrar su campaña, donde en las primarias mendocinas Cambia Mendoza se impuso con el 41% de los votos contra 34% que obtuvo el Frente Elegí, ratificando el liderazgo del actual intendente, que en 2015 superó a un histórico peronista.

En la conferencia de prensa de cierre de campaña, el actual intendente capitalino se mostró confiado en obtener un triunfo este domingo y aseguró que, distanciados del camporismo, recibirá muchos votos del peronismo no kirchnerista. Suárez agregó que “los ciudadanos van a evaluar todo lo que hizo el gobierno de Alfredo (Cornejo, el gobernador radical de la provincia) y a lo que nosotros queremos darle continuidad”.

Durante la campaña su modo de posicionar la provincialización de la elección fue bajo el eslogan central #YoVotoAFavorDeMendoza o #YoVotoAFavorDeLasHeras y, así los nombres de los distintos municipios, destacando el ordenamiento en la gestión provincial y en las municipales que están en manos de Cambia Mendoza desde el 2015, cuando Cornejo le ganó a Francisco “Paco” Pérez.

Anabel Fernández Sagasti, en cambio, realizó su verdadero cierre de campaña con el acto en Luján de Cuyo que el martes último encabezaron Alberto Fernández y 9 gobernadores, 3 candidatos a gobernador y a vicegobernador y otros referentes de la política nacional peronista, que mostraron la potencia nacional del Frente de Todos. Entre ellos, estuvo el gobernador Sergio Uñac, quien en reiteradas oportunidades le brindó su apoyo.

***

La discusión por la nacionalización o no de la elección pase también por los resultados obtenidos por cada frente, tanto en las PASO provinciales como en las nacionales.

Rodolfo Suárez fue consagrado candidato de Cambia Mendoza, luego de derrotar en las primarias de junio pasado al intendente de Luján de Cuyo, el macrista Omar de Marchi, por una diferencia de más de cuarenta puntos.

De hecho, el candidato a gobernador por el oficialismo provincial no sólo fue el postulante más votado en las primarias, sino que su coalición aventajó por más de siete puntos a Elegí Mendoza, en cuya interna Fernández Sagasti derrotó ajustadamente al intendente de Maipú, Alejandro Bermejo, por menos de tres puntos de diferencia.

Pese a los buenos números que obtuvo Cambia Mendoza (sobrepasó los 45 puntos), las PASO nacionales de en agosto borraron las sonrisas del oficialismo y arrojaron un manto de dudas sobre las posibilidades de triunfo. Se dio en Mendoza la tendencia que viene reiterándose en el resto de las provincias que ya adelantaron sus comicios: los votantes deciden una cosa a nivel local y otra a nivel nacional.

En las primarias del mes pasado, los candidatos Alberto Fernández y Cristina Kirchner, del Frente de Todos, fueron los más votados en la provincia, alcanzando el 40,48 % de los votos (tres puntos más que Fernández Sagasti).

La fórmula de Juntos por el Cambio, compuesta por el presidente Mauricio Macri y el senador nacional Miguel Angel Pichetto, arañó el 37 %, ocho puntos menos que la fuerza que los representa a nivel provincial.

Este domingo, poco más 1.400.000 votantes deben elegir la mitad de la Cámara de Diputados y del Senado provinciales, intendentes y concejales. En la Cámara baja, Cambia Mendoza tiene 25 de 48 legisladores. En la Cámara alta, en tanto, 19 de los 38 senadores representan al oficialismo provincial. ♣♣♣