El mosquito federal

El mosquito federal

Por Cristian Franchi


El Aedes no perdona y está dispuesto a sacarle el protagonismo mediático al virus chino. Según el último reporte epidemiológico 15 provincias ya padecen al dengue y sus consecuencias.

En tiempos donde el Coronavirus gana horas y horas en las pantallas de la televisión argentina, el país sufre hace varios años la expansión de una enfermedad que no tuvo ni por asomo la repercusión mediática que ha tenido el virus chino.

Según el último Boletín Epidemiológico difundido por el Ministerio de Salud de la Nación ya son 15 las provincias que padecen al dengue y sus consecuencias. Tomando como referencia la semana 31 de 2019 hasta el 17 de febrero, se notificaron al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud 4089 casos sospechosos, de los cuales 748 resultaron confirmados y probables, de ellos se desprende que 274 no poseen registro de antecedentes de viaje y 474 casos con antecedentes de viaje a zonas con circulación viral o en investigación).

En la Ciudad de Buenos Aires desde el inicio del año se registran 165 casos, de los cuales 110 presentaron antecedentes de viaje, en su mayoría a Paraguay, mientras los restantes 55 corresponden a personas que no se trasladaron a una zona con circulación viral.

El promedio para cada semana de los períodos de verano entre 2017 y 2019 es de 23 casos, mientras actualmente asciende a 76.

Cruzando la General Paz se registraron 152 casos, de los cuales el 77 por ciento corresponde a personas que habían viajado a Bolivia, Colombia, Misiones, Formosa y Salta.

Durante esta semana se registró la segunda muerte por dengue en lo que va del año. La semana pasada había fallecido un hombre de 73 años en la localidad de Avellaneda y durante esta última fue una mujer de 69 años de la localidad de Temperley.

Haciendo un paneo más profundo de la actividad del mosquito en la provincia más grande del país, el mayor número de brote se dio en los municipios de La Matanza, Tres de Febrero, Quilmes, General San Martin, Lomas de Zamora, Vicente López, Lanús, Malvinas Argentinas, Avellaneda, La Plata, San Miguel y Merlo.

En Misiones fue uno de los distritos que más fuerte picó el mosquito. Allí fue el propio gobernador Oscar Herrera Ahuad el encargado de dar a conocer los números en una concurrida conferencia de prensa. En el informe presentado por el mandatario de la Tierra sin Mal entre septiembre de 2019 y febrero de este año, hubo 2.858 casos sospechosos, aunque aclaró que son tomados como confirmados para que el sistema de salud pueda actuar en consecuencia y evitar que la enfermedad se propague.

En este sentido, se registró un brote epidémico en Oberá y zonas aledañas, con 759 casos sospechosos. También hubo un brote en Andresito que según el gobierno fue controlado y otros puntos de la provincia donde los casos están en disminución, como Iguazú y Posadas.

La República de Corrientes es otra de las provincias afectadas. En lo que va del período de verano 2019-2020, el Laboratorio Central de la Provincia ha monitoreado 807 muestras de síndrome febril inespecífico.

Según los datos que se desprenden del informe, ese total, 101 muestras dieron resultado positivo para dengue. Además de los 83 casos de la capital correntina, se registraron casos en las localidades de Itá Ibaté, Santo Tomé, Saladas, Empedrado, Curuzú Cuatiá, Itatí, Ituzaingó, Paso de la Patria, Riachuelo y Virasoro.

En Chaco –al igual que en Misiones– fue el gobernador Jorge Capitanich el que realizó una conferencia de prensa. Según el Ministerio de Salud Pública provincial, desde el 1° de enero hasta el 21 de febrero, fueron notificados 351 casos sospechosos de dengue en el distrito, de los cuales 252 fueron negativos, 42 resultaron probables y 29 fueron confirmados.

En Santa Fe los casos confirmados llegaron a 36, de los cuales 14 son autóctonos, en tanto hay 20 personas cuyos cuadros fueron clasificados como probables. Quince de los casos confirmados pertenecen a la ciudad de Rosario, 3 a la ciudad de Santa Fe, 3 a Reconquista, 3 a Rafaela, 2 a Funes, 2 a Villa Trinidad y los restantes se detectaron en Pérez, Pueblo Esther, Alcorta, Cañada de Gómez, San Lorenzo, Granadero Baigorria, Venado Tuerto y Sauce Viejo.

También Entre Ríos confirmó 38 casos, de los cuales siete pertenecen a la ciudad de Paraná. De ese total, al menos once casos son autóctonos registrados en las ciudades de Federación, Paraná y Concordia; mientras que también hubo casos importados en Gualeguaychú y Diamante.

En esa provincia el 70 por ciento son importados, y desde la cartera sanitaria advirtieron que aún esperan la confirmación de nuevos casos estas semanas, debido a que no se llegó al pico de la temporada.

En otras provincias, que por características no poseen un clima tropical como las del Litoral, el Aedes tampoco perdonó. Catamarca informó ocho casos, dos de ellos autóctonos. Mendoza confirmó seis casos importados y mantiene el alerta epidemiológico. En tanto que San Luis detectó el segundo caso importado en menos de una semana.

Como dijo días atrás el propio ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán, “el dengue llegó para quedarse”. Evidentemente el mosquito ya no conoce barreras y trasciende todas las fronteras de la Argentina federal. ♣♣♣

#PA.

Domingo 1 de marzo de 2020.