El desempleo también golpea en las provincias

El desempleo también golpea en las provincias

Por Cristian Franchi


Los últimos datos de desocupación del Indec son alarmantes. En Argentina más del 10% de la población no tiene trabajo y las provincias no están ajenas a la situación. En algunas, la estadística remonta a los años post crisis de 2001.

Las últimas estadísticas hablan por sí solas. En Argentina el nivel de desocupación tocó el techo de los últimos 14 años. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) el segundo trimestre de 2019 el 10,6% de la población está desocupada, un número que no se veía desde el segundo trimestre del 2005.

En apenas un año casi 200 mil personas pasaron a engrosar las filas de desocupados en los 31 aglomerados urbanos que son tenidos en cuenta por el Indec para la elaboración del índice. Extrapolado al resto del país este número es todavía mayor. En resumen, los tristes números indican que en este momento hay 700 mil personas más buscando trabajo o deseando trabajar más horas respecto a un año atrás: 184 mil desocupados más, 392 mil trabajadores ocupados que buscan otro trabajo, 113 mil trabajadores ocupados que están dispuestos a extender su jornada laboral.

Si bien los números engloban a lo que sucede a lo largo y ancho de nuestro país, las provincias y sus ciudades también juegan un factor importante, sea por población o por la capacidad que tienen algunas en sí mismas para generar empleo. En algunos casos como Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Mendoza los índices superan la media nacional y alcanzan tasas que se remontan a los años post crisis de 2001.

La provincia de Buenos Aires, por densidad poblacional y geográfica, es la que pica en punta a la hora de medir al desempleo. De acuerdo con lo informado por el Indec, en la capital del país la tasa llega al 12%, pero dentro del mapa de ciudades, Mar del Plata es la más castigada, dado que el más del 13% de la población activa no tiene trabajo. El Conurbano bonaerense registra indicadores muy adversos que por la magnitud de la región pesan en el nivel general. El desempleo en el GBA subió del 11,3 al 12,3%.

Detrás del Gran Buenos Aires la segunda región con más desocupación es la Pampeana, la cual promedia una tasa del 11%. Dentro de ese universo de ciudades, la que lidera es Córdoba con 13%, registrando un incremento de casi 2% respecto a los índices registrados en el primer trimestre de este año y es también el número más alto desde 2004, cuando había trepado al 16%. Dentro de esta región, La Pampa también supera a la media nacional con un 11,2% y para tener índices similares hay que retrotraerse al 2003, cuando Argentina recién se encontraba saliendo de los efectos de la crisis económica, financiera y social de 2001. El listado también incluye a ciudades con un gran caudal poblacional, como Rosario, donde la desocupación está cerca de la media nacional con un 10,6%. Por detrás se ubican Paraná con 8,2% y Santa Fe con 7,4%.  

***

El NOA también tiene números alarmantes. Con un promedio de 9,4% es la región que después del Gran Buenos Aires tiene las estadísticas más altas en cuanto a desocupación. Dentro de este grupo de provincias la que lidera los índices es Salta, que a su vez con 12,7% es la provincia con la mayor cantidad de desocupados. El distrito gobernado por Juan Manuel Urtubey también posee la mayor cantidad de trabajadores en negro del país con un 50%. Sin ir más lejos, hace un año La Linda tenía un desempleo del 10%, lo que representaba que 28.000 salteños habían perdido el trabajo. Hoy son 10.000 más los que no tienen un trabajo, sin contemplar aquellos desempleos rurales, pues el estudio solo considera la zona urbana de la ciudad de alrededores.

Mar del Plata es la ciudad que mayor desocupados tiene, superando el 13%. El otro extremo es Resistencia que apenas llega al 2%.

En el NOA por encima de la media nacional está solo Tucumán con un 10,7% y por debajo de la misma están Catamarca con 9,3%, Jujuy que posee 7,5%, La Rioja con 7,4% y Santiago del Estero con 3,3%. Cabe destacar que Jujuy junto a Santiago del Estero fueron los aglomerados del NOA y del país que lideraron la caída del desempleo.

***

La rica Patagonia también tiene números laborales en rojo. Si bien las referencias no superan a la media nacional, la mayoría de ellas superó sus propios índices y en varios los registros también indican un regreso al pasado. Dentro de esta región los aglomerados urbanos más afectados por el desempleo son Río Gallegos y Ushuaia con 9,4% seguidos de Trelew y Rawson con 9,3%. En el caso de Comodoro Rivadavia el porcentaje de población laboralmente activa sin empleo trepó al 6%, frente al 2% que había registrado en el trimestre anterior.

En la región Cuyo, el informe publicado por el Indec reveló cifras preocupantes en Mendoza. La provincia pasó de tener 24.500 desocupados en el segundo trimestre de 2018 a 42.000 desempleados en igual período este año. Esto significa que, por la crisis, 17.500 personas más pasaron a ser desempleadas. En concreto, hay más de 42.000 personas que no cuentan con un trabajo. Una cifra superior a esta solo se registró hace 15 años, durante el tercer trimestre de 2004 cuando el número de desocupados alcanzó el 10,8%.

Este porcentaje ubica al Gran Mendoza en el puesto 17 de los 32 conglomerados urbanos que releva el instituto nacional de estadísticas, es decir casi a la mitad a nivel nacional. En el resto de las provincias que integran esta región los índices son similares y por debajo de la media nacional. Detrás de la provincia gobernada por el radical Alfredo Cornejo se ubica San Luis con un 3,3% y por último San Juan con un 2,3%.

***

Lo que llama poderosamente la atención son los índices del NEA, la región que económicamente es la más pobre tiene los números más bajos de desempleo. La provincia que lidera los números es Formosa con un 5,5%, detrás viene Corrientes con un 5,2%, luego se ubica Posadas con un 2,9% y por último Chaco con apenas un 2,0% siendo la provincia con la tasa más baja de desempleo a lo largo y ancho de Argentina.

En el NEA los bajos índices de desocupación se compensan con los altos números de empleo público.

Los números de esta región se podrían explicar desde la gran masa de empleados públicos que cada una de las provincias ha incrementado en los últimos años. Ejemplos sobran: Chaco tiene más de 70 mil empleados públicos, Corrientes posee más de 60 mil, Misiones supera los 50 mil y Formosa tiene más de 30 mil. Números más o números menos quizás sea la explicación del porqué los bajos números de desempleo en esta región.

Según datos difundidos por el Ministerio de Producción y Trabajo en mayo de este año, el sector público fue el único que no registró pérdidas de trabajo. Es más, durante el último año creció 1% (4.000 personas más) la cantidad de empleados públicos en todo el país. Eso quiere decir que en el país hay 3.132.100 personas que trabajan para el Estado.

Según el ministerio, el 25% del empleo en Argentina es público. Los registros marcan que, mes contra mes, el empleo público creció 0,1 por ciento (2.500 más) entre febrero y marzo de 2019. De todas maneras, el informe aclara que el empleo público nacional se redujo 2,2%. ¿Qué subió? El empleo público provincial, que creció un 0,7%, y el municipal, un 2,1%. En síntesis: entre enero de 2012 y febrero de 2019, el empleo público asalariado creció un 24% con la incorporación de 616 mil trabajadores, según datos oficiales. ♣♣♣

Fuente: https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/mercado_trabajo_eph_2trim19ED75D3E4D2.pdf