Cuentas claras conservan la amistad

Cuentas claras conservan la amistad

Por Cristian Franchi


Mientras cinco provincias empiezan a ponerse al día con sus deudas, el Gobierno otorga préstamos para que algunas enfrenten las pérdidas por la pandemia.  

El foco de las provincias está en cómo darle pelea al coronavirus, mientras tanto los gobernadores y los ministros de Economía afinan el lápiz para saldar sus millonarias cuentas. Córdoba, Río Negro, Buenos Aires, Mendoza y Chubut, comenzaron los procesos de reestructuración de deuda, tanto en pesos como en dólares, por un monto cercano a los US$ 11.000 millones.

Estas provincias durante 2020 iniciaron diálogos con sus acreedores o aprobaron proyectos en sus legislaturas para avanzar en la reestructuración de una parte de sus pasivos. Otros dos distritos, como Salta y La Rioja anunciaron que iniciarán procesos similares tras demorar el pago de cupones de intereses de bonos en dólares que, finalmente, cancelaron durante el período de 30 días de gracia posterior al vencimiento original.

En total, y por ahora, son casi US$ 11.000 millones de deuda emitida por provincias en proceso de renegociación: Buenos Aires, con US$ 7.148 millones; Chubut, US$ 700 millones; Mendoza, US$ 590 millones; Rio Negro, US$ 300; y Córdoba, US$ 1.930 millones.

Al igual que ocurrió con el Gobierno nacional -que busca cerrar una reestructuración por casi US$ 67.000 millones- la devaluación y el derrumbe de recaudación por la recesión económica que profundizó el coronavirus afectó el pago de los compromisos.

A excepción de la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los bonos sub-soberanos del país no enfrenta grandes desembolsos en 2020. El distrito bonaerense fue el primero en explorar una reestructuración cuando a principios de año buscó, sin éxito, postergar el pago de un vencimiento por US$ 250 millones de uno de sus bonos.

Finalmente, el 23 de abril, propuso un canje de toda su deuda en ley extranjera -US$ 7.148 millones, casi el 70% de la deuda bruta provincial- por nuevos bonos que tuvieran un período de gracia de tres años, una disminución de intereses del 55% y una quita de capital del 7 %, además de la extensión de la vida promedio de los bonos a 13 años.

El 3 de junio Córdoba recibió el aval legislativo para renegociar deudas por los US$ 1.930 millones colocados en cuatro bonos, tres de estos en dólares con una tasa de 7,12% anual, con los que espera avanzar una vez que finalice la reestructuración de su deuda el gobierno nacional.

El gobierno de Mendoza propuso la semana pasada refinanciar el bono Mendoza 2024, emitido en 2016 por US$ 500 millones a una tasa de interés de 8,375% y con tres amortizaciones en 2022, 2023 y 2024.

Río Negro activó esta semana el período de gracia de 30 días y prorrogó el plazo de pago por el vencimiento de un cupón de intereses de deuda por US$ 10,5 millones, a la espera de iniciar un diálogo con sus acreedores tras la autorización que le otorgó la Legislatura para llevar adelante una reestructuración de deuda.

Por último, el gobierno de Chubut anunció el jueves último que pretende reestructurar el plan de pagos de dos bonos -el Bocade y Bopro, por US$ 700 millones- entre 2023 y 2038, en sintonía con la extensión del vencimiento de los contratos petroleros en la Cuenca del Golfo San Jorge.

***

Plata para cuatro

Esta semana cuatro gobernadores tuvieron algunas buenas noticias. Es que mediante videoconferencia el Gobierno nacional firmó préstamos para Santa Fe, Córdoba, Misiones y Santa Cruz.

En el caso de los peronistas Juan Schiaretti (Córdoba) y Omar Perotti (Santa Fe), recibieron $ 4.800 millones y $ 4.600 millones respectivamente. Los préstamos están fuertemente vinculados a la brusca caída de los ingresos por la pandemia.  

La firma fue en rigor más amplia y por $13.600 millones, ya que alcanzó además a la santacruceña Alicia Kirchner y al misionero Oscar Herrera Ahuad, que se aseguraron del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial una tajada de $ 3.000 millones y $ 1.200 millones, respectivamente.

Con esa asistencia Perotti apuntalará el pago de los aguinaldos desde el 25, mientras que parte de los recursos irán a ese destino también en Santa Cruz, además de a municipios. Por su parte, Schiaretti los utilizará para cancelar deudas, en una provincia que tiene como política que los créditos  no son destinados a gastos corrientes. Pende aún la definición del cronograma del aguinaldo.

La rúbrica cordobesa pareció por un momento naufragar ante la falta del envío del convenio de rigor, que en la provincia atribuyeron a una desinteligencia burocrática y no a la coyuntura político/parlamentaria.

Junto con los créditos rubricados días atrás por Tucumán (6.000 millones), Chubut (5.000 millones), Neuquén (5.000 millones), Entre Ríos (3.500 millones) y Chaco (2.500 millones), ya son nueve los mandatarios que se sumaron a esta asistencia, definida para enfrentar el impacto de la pandemia. El Fondo ya delineó, así, préstamos por $ 35.600 millones.

De la rúbrica de los créditos-que son parte de la asistencia a las provincias por $ 120 mil millones por la pandemia- participaron desde la Casa Rosada el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Economía, Martín Guzmán, además de la secretaria de Relaciones con las Provincias, Silvina Batakis. Se trata de préstamos en 36 cuotas con pagos desde enero de 2021. Los fondos se distribuyen en un 40% en base al índice de población con Necesidades Básicas Insatisfechas y de cuentapropistas (INDEC) y de las personas contagiadas por Covid-19 cada 100 mil habitantes que publica el Ministerio de Salud. ♣♣♣

#PA. Télam.

JUEVES 18 DE JUNIO DE 2020.