Córdoba, en el centro de la escena electoral

Córdoba, en el centro de la escena electoral

Por Cristian Franchi


La provincia gobernada por Juan Schiaretti adquiere notoria relevancia en la recta final de la campaña. La búsqueda de los votos cordobeses hace que esa provincia sea la más visitada por los candidatos.

Córdoba se prepara para tener nuevamente los ojos del país sobre ella. Fue uno de los dos distritos donde Mauricio Macri se pudo imponer en las PASO y en el que a su vez, Alberto Fernández logró reducir la diferencia que el actual presidente había sacado respecto a Daniel Scioli en el año 2015.

El interés por salir bien parado de la provincia mediterránea se condice con las reiteradas visitas de los candidatos que polarizan la elección y tiene sus argumentos: cuenta con 2.783.122 electores, representa el 8,68% y se posiciona segunda en el padrón nacional detrás de la provincia de Buenos Aires.

Durante la campaña, la tierra del cuarteto y el fernet fue la más visitada por los postulantes. En su recorrido de 30 ciudades en 30 días, el candidato oficialista fue a ocho localidades y tiene pensado darle cierre a su recorrido peronizado el jueves 24, cuando finalice con una caravana frente al Patio Olmos, un coqueto shopping del centro de la capital provincial.

Córdoba se convirtió en un verdadero talismán para Macri después de lo acontecido en el 2015 y en esta oportunidad –y más aún después de las PASO– se aferró a ello para intentar el milagro de dar vuelta la elección. Un dato para tener en cuenta es que durante su gestión visitó más de 20 veces esa provincia, siendo la más frecuentada.

Esta semana en su periplo electoral fue a Villa Carlos Paz y eso no es casualidad. Allí el Presidente alcanzó la mayor diferencia del país en las PASO, más del 33%, ya que la boleta de Juntos por el Cambio llegó a 55,93% y la del Frente de Todos apenas 22,54%.

Con la cabeza puesta en la segunda parte del debate, Macri priorizará esa provincia en la última semana de la campaña y dejará que María Eugenia Vidal realice su cierre en la provincia de Buenos Aires. En agosto fue al revés: Macri le habló a los cordobeses en su capital y al día siguiente fue al conurbano a dirigirse a los bonaerenses en particular y al país en general. Pero ahora la gobernadora no lo quiere cerca y en la Docta es bien recibido, porque todavía mide más que Alberto.

***

Fernández y el peronismo confían en acercarse unos puntos, pero aceptan que sería una de las pocas provincias en las que el presidente lo supere, aun si vuelve a ser humillado en el total del país.

El último paso por Córdoba fue a fines de septiembre, donde en un almuerzo organizado por la Fundación Mediterránea disertó ante unos 500 empresarios y dirigentes políticos, en el que estuvo ausente el gobernador Schiaretti. En ese encuentro, el candidato del Frente de Todos apuntó contra la deuda, insistió en el reperfilamiento a la uruguaya y se comprometió a reactivar la economía para fomentar el consumo. 

Pero Alberto no se rinde y si bien declaró no necesitar el apoyo del mandatario cordobés, la relación tiene sus intermediarios. Natalia De la Sota, hija del ex gobernador y candidata a diputada nacional de Hacemos por Córdoba lo visitó esta semana y le expresó su apoyo con guitarra y canto de por medio.

En un video difundido de ese encuentro se los ve cantando a dúo, a él guitarra en mano y a ella con una dulce voz entonando “Solo se trata de vivir”, de Lito Nebbia. Luego, halagos vía twitter.

Respecto a la figura de Schiaretti, el gobernador se mantiene en su postura prescindente de la elección nacional y otorgó libertad de acción a los más cercanos. Es el caso del vicegobernador electo Manuel Calvo quien garantizó que “si Alberto es elegido Presidente, Schiaretti será el primer gobernador que se pondrá trabajar con él, para tratar de sacar al país de esta crisis”.

La declaración llegó tras la reunión entre el mandatario cordobés y el candidato presidencial en un hotel, luego de la misa por el primer aniversario del fallecimiento del ex gobernador José Manuel De la Sota. En ese encuentro Fernández le recriminó su neutralidad y le exhibió números sobre un supuesto corte entre Macri y la boleta corta del gobernador para diputados nacionales sobre todo en la capital de Córdoba, donde Todos sufrió la mayor diferencia con Juntos por el Cambio.

“Yo te voy a ayudar, pero no cuentes con un pronunciamiento público”, le respondió Schiaretti, que antes de las primarias recibió a Fernández en su despacho y a la semana fue a cenar con Macri y sus esposas. Alberto le recordó que el senador Carlos Caserio y los intendentes del PJ serán sus referentes políticos en Córdoba.

La tajante postura del mandatario cordobés tuvo su correlato con el spot de lanzamiento electoral a fines de septiembre. Donde Hacemos por Córdoba volvió a arengar en pos del voto a la boleta corta de candidatos a diputados nacionales alineados con Schiaretti, y –en línea con la prescindencia del mandatario– no incluyó ningún guiño para el postulante presidencial del Frente de Todos.

Allí se muestran tanto la boleta completa de Juntos por el Cambio, que alienta la dupla Macri-Miguel Pichetto, como la del Frente de Todos –del tándem de Fernández y Cristina Fernández de Kirchner– y la de Consenso Federal, de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

Y luego los tres tramos presidenciales aparecen ya cortados, tijera mediante, junto a la papeleta corta de Hacemos por Córdoba, mostrando tres de la combinaciones de voto posibles. En las imágenes, la boleta del Presidente rankea en primer lugar en la explicación de la operatoria, mientras que no aparece la figura de Schiaretti, reelecto por amplio margen en los comicios provinciales del 12 de mayo.

La decisión de Schiaretti de no respaldar a la fórmula de los Fernández generó una inesperada grieta en el peronismo cordobés. Mientras el gobernador sigue la campaña con lista propia en la provincia, el presidente del PJ cordobés, el senador Caserio fue uno de los pocos dirigentes que Alberto subió al avión que lo llevó a la capital pampeana para el multitudinario acto del 17 de octubre.

El senador por Córdoba también tuvo un lugar privilegiado en el escenario en Santa Rosa, junto a la fórmula presidencial, gobernadores y los candidatos a legisladores nacionales pampeanos.

Si Fernández se convierte en el próximo Presidente de la Nación, es probable que quiera tener su propia estructura en el PJ en esta provincia. Ya están trabajando para su candidatura más de 100 intendentes cordobeses.

Otra cuestión que tampoco es menor es que el liderazgo de Schiaretti tiene fecha de vencimiento: el 10 de diciembre de 2023. Mientras tanto, el PJ nacional celebró la unidad en el Día de la Lealtad, sin mirar hacia Córdoba. ♣♣♣