Compensados (a medias)

Compensados (a medias)

Por Cristian Franchi


El Gobierno cedió y compensó a las provincias por la quita del IVA a los alimentos y Ganancias, las cuales afectaban directamente a los recursos coparticipables. Ahora los gobernadores consideran que no es suficiente y podrían ir por más en la Justicia.

Acorralado por el fallo de la Corte Suprema de Justicia, un nuevo posible embate judicial y la proximidad de las elecciones, el Gobierno empezó a compensar a las provincias tras el perjuicio ocasionado por las decisiones de Mauricio Macri de quitar el IVA a los alimentos y al impuesto a las Ganancias, lo cual afectaba directamente a los recursos coparticipables que reciben los distritos. 

A mitad de semana, la Casa Rosada anunció el giro de unos $674 millones a las 15 provincias beneficiadas por el fallo del máximo órgano judicial y también el reintegro del dinero a las ocho que no se presentaron ante el máximo tribunal. En el medio, las provincias de Santiago del Estero y Formosa amenazaron con iniciar acciones penales contra el Gobierno por la demora en el cumplimiento de la resolución del Poder judicial.  

La breve pero intensa historia de este conflicto entre los gobernadores y la gestión Cambiemos se explica con el magro resultado de las PASO, la galopante devaluación del peso, la escalada inflacionaria y la intención de buscar el milagro del balotaje, un combo que generó que en la semana posterior al trágico domingo electoral el presidente Mauricio Macri anuncie la aplicación de los decretos 561/19 y 567/19. 

Lógicamente fueron los gobernadores los primeros en cuestionar esos decretos porque afectaban recursos propios ya contemplados en sus presupuestos. Pero a su vez porque consideraban que Macri hacia campaña con fondos que pertenecen a las provincias.

Tras la embestida de los gobernadores ante la Corte Suprema de Justicia, el 1 de octubre y por mayoría este Poder falló en favor de las provincias. En sus argumentos sostenían que la reducción del IVA y del impuesto a las ganancias no puede afectar los fondos que les corresponden a ellas.

La Corte no suspendió los decretos, sino ordenó que los efectos fiscales de la aplicación de esas normas sean asumidos con recursos propios del Estado nacional sin afectar la coparticipación.

Luego, en otro revés para el Gobierno central la misma mayoría rechazó un pedido para que el tribunal aclarara los alcances del fallo original. Además la Corte se negó a celebrar la audiencia pública con las provincias que había pedido el Gobierno.

Las provincias beneficiadas fueron Catamarca, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Salta, San Juan, Santa Fe, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán, todas gobernadas por la oposición.

***

La decisión generó diásporas dentro de la mesa chica del Gobierno a pocos días de las elecciones, con la mayoría de los gobernadores en contra a lo largo de todo el proceso electoral y con Mauricio Macri poniéndose la campaña al hombro con su recorrido federal para intentar revertir la historia.

A comienzo de mes y tras conocer el fallo de la Corte, el ministro de Justicia Germán Garavano se había mostrado evasivo a obedecer en el corto plazo la decisión judicial, “el fallo no es claro en lo operativo, pero el Gobierno lo cumplirá como siempre. Corresponde a los analistas decir si es un pronunciamiento político, pero la Corte tenía la tradición de no hacer fallos con condimentos políticos en tiempos electorales”.

Por otra parte, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza, quien junto al ministro del Interior Rogelio Frigerio forman parte del ala más racional del gabinete, buscan que Cambiemos llegue al fin de su mandato en orden y así se lo planteó al propio Macri antes de reemplazar a Nicolás Dujovne.

En este sentido, el titular de Hacienda no tiene interés en dinamitar la relación con los gobernadores ni en un enfrentamiento con el Poder Judicial. Por el contrario, el grupo más sanguíneo del gabinete había elegido la vía contraria y había sugerido que iba a cumplir con el fallo, pero no en lo inmediato por no ser claro en lo operativo, lo que los gobernadores entendieron que iba a ser una excusa para dilatar en el tiempo el giro de los recursos coparticipables que perdieron cuando Macri aplicó los decretos.

Respecto a las provincias, recibieron la noticia con cierta disconformidad ya que entienden que la Nación subvalúa la deuda. En este sentido varios ministros de Hacienda acordaron en que el número que tomó el Gobierno nacional es inferior al estimado por la oficina de Presupuesto del Congreso y la Corte. Sin embargo, advirtieron también que aguardarán el análisis junto a los gobernadores después de las elecciones y que no volverán a accionar judicialmente…al menos por ahora. ♣♣♣

#PA.

Domingo 27 de octubre de 2019.