Mendoza experimentará el primer juicio oral con lenguaje de señas

Mendoza experimentará el primer juicio oral con lenguaje de señas

La causa que tiene como imputados a curas abusadores,
será el primero en contar con un intérprete de ese tipo para los testigos. El debate comenzará el lunes 5 de agosto.

 #PA  

El juicio oral por los abusos sexuales cometidos a al menos 27 niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de Mendoza será el primero en Mendoza que contará con un intérprete de señas para los testigos, víctimas y el empleado acusado, quien también es sordomudo, informó ayer el Ministerio Público Fiscal.

El debate oral que comenzará el lunes 5 de agosto a las 8.30, tendrá en el banquillo de los acusados a los curas Nicolás Corradi (83) y Horacio Corbacho (57) y el jardinero Armando Gómez (47) y será traducida en simultáneo y en su totalidad por un intérprete de lenguaje a señas, algo que ocurrirá por primera vez en Mendoza.

Esta causa ya tiene un condenado, el monaguillo Jorge Bordón, de 51 años, quien confesó en septiembre del año pasado ser autor de 11 abusos y deberá cumplir diez años de prisión durante un juicio abreviado.

Todos están imputados por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores”.

Corbacho, Gómez y Bordón ─ya condenados─ se encuentran alojados en cárceles mendocinas, en tanto que Corradi por su avanzada edad cumple con la preventiva en modalidad de domiciliaria.

Los cuatro fueron denunciados por ex alumnos del Instituto Próvolo de la localidad de Luján de Cuyo, como autores de abusos sexuales, simples y agravados, mientras las víctimas eran menores de edad que estudiaban y dormían en los albergues del instituto.

El juicio, que se desarrollará solo con la autorización de ingreso a la sala de debates de las víctimas querellantes y sus familiares por ser delitos de instancia privada, aguarda la cobertura periodística de unos cincuenta medios de prensa mendocinos, nacionales y del extranjero entre ellas la agencia Associated Press y hay consultas desde Israel e Italia.

Las jornadas se desarrollarán de lunes a viernes de 8.30 al mediodía y desde las 14.30 por la tarde y se prevé que durará un mes, cuando se conozcan las sentencias que podrían llegar a las penas máximas de 50 años de prisión si se contemplara el concurso real.

El Ministerio Público Fiscal brindará a diario un reporte de quienes fueron los testigos que declararon cada día, con escueta información de las testimoniales, mientras que ninguna autoridad del Tribunal ni de la Defensa Oficial de los imputados hablarán con la prensa hasta el final de juicio. Los únicos interlocutores serán la defensa y querella a cargo de los abogados de la Asociación Xumec.

La causa está dividida en tres expedientes, por lo que primero se juzgará a los dos sacerdotes y al jardinero, luego está previsto un segundo debate oral contra la monja japonesa Kosaka Kumiko y un tercer juicio contra la ex representante legal Graciela Pascual y otros doce imputados.


Redacción PA. Agencia Télam.