Albertistas y cristinistas miran de reojo a la AFI

Albertistas y cristinistas miran de reojo a la AFI

Por Camilo Cagnacci


El resultado de las primarias aceleró las conversaciones en torno al eventual gabinete de Alberto Fernández. La Casa es una de las monedas más deseadas. Quiénes son los principales candidatos a ocuparla.

Los tiempos políticos se aceleran y las definiciones sobre los futuros cargos de gobierno desvelan a Alberto Fernández. La posibilidad concreta de que el candidato presidencial del Frente de Todos llegue a la Casa Rosada implica pensar en el futuro gabinete. Eso incluye ocupar puestos delicados por hombres de extrema confianza.

En su entorno lo saben. Por eso, el nombramiento del futuro director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) se transformó en un tema de discusión dentro del espacio que lidera Alberto.

La Cámpora aspira a colocar a uno de sus hombres en la conducción de La Casa, que históricamente fue ocupada por hombres de extrema confianza del Presidente de turno. Por ello suena con fuerza la posibilidad de que finalmente se le termine concediendo la vicedirección, hoy a cargo de Silvia Majdalani. Para ese lugar suena el diputado Rodolfo Tailhade.

El legislador no es ajeno al funcionamiento de la ex SIDE, allí trabajó durante la gestión de Oscar Parrilli –su paso por el organismo no es bien recordado por el personal de carrera– y desde que desembarcó en el Congreso integra la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, desde donde protagonizó fuertes cruces con su actual conducción.

De perfil moderado y mejor conceptuado por Alberto, también asoma el camporista Eduardo De Pedro. Integrante de la mesa chica del Instituto Patria, “Wado” ha tejido a lo largo de este tiempo un estrecho vínculo con el ex jefe de Gabinete a punto tal de oficiar de operador suyo ante diversos actores. Su nombre también suena para los ministerios de Interior o Justicia.

Por su parte, el albertismo más puro apuesta por cuatro nombres para la jefatura de la AFI: Enrique Albistur, Julio Vitobello, Alberto Iribarne y Marcela Losado. Se trata de personas con perfiles disímiles pero que tienen como denominador común gozar de la máxima confianza de Fernández.

Amigo personal de Alberto desde hace treinta años y ex secretario de Medios K, Albistur es propietario del departamento de Puerto Madero donde hoy vive el candidato presidencial. Vitobello, en tanto, fue compañero de militancia suyo en el PJ porteño y ocupó la jefatura de la Oficina Anticorrupción.

Por su parte, Iribarne y Losardo son cuadros técnicos del ámbito judicial. El primero fue Ministerio de Justicia de la Nación entre 2005 y 2007. Losardo, en tanto, que fue la número dos de Iribarne en el Ministerio, es amiga de Fernández desde sus tiempos de estudiante de Derecho en la UBA y socia en el estudio jurídico que comparten Av. Callao y Posadas.

Otro de los nombres que hay dando vuelta es el de Marcelo Saín, actual director del Organismo de Investigaciones (OI) de Santa Fe. Tiene pergaminos de sobra, es licenciado en Ciencias Políticas y doctor en Ciencias Sociales, además de un especialista en temas de seguridad. “El Turco es un jugador de toda la cancha. Además de ser un académico, demostró ser un hombre de acción cuando le tocó conducir cuestiones de seguridad, y completa el círculo porque entiende de política, justicia, y cuestiones de inteligencia criminal”, explicó a #PuenteAereo un operador que pasa varias horas al día en el búnker de Fernández sobre la calle México.

Saín tiene experiencia en el terreno de la seguridad y de la inteligencia. Durante el último tiempo de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, el Turco fue director de la Escuela Nacional de Inteligencia; anteriormente fue el creador e interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, y entre 2002 y 2003 fue subsecretario de Planificación del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

En los últimas semanas, el director del OI de Santa Fe mantuvo diálogo con Santiago Cafiero, una de las manos derechas de Alberto, y tiene una vieja amistad con Nicolás Trotta, otro de los hombres del círculo chico del albertismo. Las ideas que tiene Saín para reformar la AFI van de la misma línea con las que plantea el candidato que cada día está más cerca de quedarse con la Presidencia.

En lo que respecta a la línea que Alberto buscará imprimirle a La Casa, desde su entorno confiaron a #PA que será “similar a la planteada por Cristina cuando decidió disolver la SIDE para dar paso a la creación de la AFI”. Iniciativa inspirada en un anuncio de otro viejo conocido del ex jefe de Gabinete cuando estuvo al frente del Ministerio de Justicia: Gustavo Béliz.

Por ello, se descuenta que una de las primeras medidas relativas a la AFI que tomará Fernández será la de terminar con los fondos reservados que reinstauró Mauricio Macri con su llegada a la Presidencia. ♣♣♣