“El relato del Gobierno se está cayendo”

“El relato del Gobierno se está cayendo”


El diputado nacional y presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, brindó una entrevista en la que defendió a Mauricio Macri y cuestionó el accionar del nuevo gobierno.

En una entrevista con Télam en su despacho del Palacio del Congreso, el ex gobernador mendocino consideró “prudente” que el ex presidente Mauricio Macri no esté “en el fronting del debate político” y aseguró que en Juntos por el Cambio “no hay ningún margen de negociación en los temas institucionales” con el gobierno de Alberto Fernández.

Al ser consultado, acerca de cómo evalúa el desempeño de la oposición, dijo estar “satisfecho, ya que a pesar de no tener un liderazgo único, hemos consensuado las principales decisiones”. En ese sentido, sostuvo que “la Argentina necesita un buen gobierno, pero también una buena oposición” y resaltó que esa “no es la que se opone a todo sino la que mantiene viva la posibilidad de alternancia”.

Respecto de la participación política de la UCR en Juntos por el Cambio indicó que “el radicalismo es el partido que dentro de la coalición tiene más capilaridad territorial. Por eso estamos llamados a cumplir un papel de columna vertebral, pero sin soberbia, no alcanza solo con la UCR. Necesitamos mantener unida esta coalición. Hay un desarrollo importante que hay que conducir y no lo puede hacer un solo partido”.

Asimismo, consideró prudente el perfil bajo del ex presidente porque “el relato del Gobierno se está cayendo a solo tres meses de llegar. La base de la unión entre Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) es que estos 4 años de Cambiemos fueron el origen de la catástrofe de la Argentina y eso no es cierto y no tiene ninguna base real para proyectar la Argentina. Si Mauricio está en el fronting legitima eso y quedamos todos acorralados detrás de eso. Pero por supuesto eso no quiere decir que él no tenga un papel en nuestra mesa, desde toda su experiencia como ex jefe de gobierno y expresidente”.

Sobre los primeros 90 días de Gobierno, el presidente del comité de la UCR fue crítico, señaló que si bien hay cosas positivas, “las negativas las neutralizan”. Resaltó la predisposición del presidente Alberto Fernández, para buscar armonía y la preocupación por erradicar el déficit en el Estado.  Sin embargo, manifestó que “hay que juzgar más por los hechos y la verdad es que no han buscado consensos. En el tema de los jueces ofrecimos una cláusula para que no se fueran en masa y no se colonizara el Poder Judicial y no quisieron nuestro voto. Una cosa es el discurso y otra cosa son los hechos”.

En ese sentido, consideró que “por ahora ha habido más de lo mismo del kirchnerismo en materia institucional: tratar de controlar la Justicia. No hubo denuncias de corrupción, pero se tratan de tapar hechos de corrupción anteriores”.

Por otra parte, acusó al kirchnerismo de instalar la idea del lawfare para que los ex funcionarios de esa gestión sean liberados. En esa línea manifestó “ante tanto peso de un discurso político contundente, alguna gente en la Justicia empieza a titubear. Desde JxC no habrá ningún margen de negociación en los temas institucionales. Estamos súper colaborativos en temas de deuda y economía, pero en lo institucional ni un tranco de pollo, es un límite claro. En ese sentido, la intervención a la justicia de Jujuy es inadmisible desde todo punto de vista”.

Respecto al tema deuda acusó: “es evidente que el gobierno no quiere pagar nada, y que lo haga el próximo gobierno. Es por las buenas, si aceptan eso, y es por las malas, si no lo aceptan. Eso es peligroso, porque entrar en default sería una caída ya no del 1 o 2% del PBI, sino del 10 o 15% del PBI en un año, lo que sería una hecatombe social” y afirmó que para que la economía vuelva a crecer, es necesario “un shock capitalista, pero con un Estado inteligente que pueda generar competencia en la economía, pero también que genere igualdad de oportunidades para los más pobres y los sectores medios”.

Según él “ninguna de esas dos cosas se está dando”, porque “el Estado es cada vez más bobo ” y hay “mucho gasto público que año a año hay que financiar con más impuestos sobre la misma gente”.

“La gente piensa que le aumentan los impuestos a los ricos, pero como hay poca gente en blanco y nuestro sistema es regresivo, todos los impuestos los pagan los sectores medios para financiar un Estado con mayor gasto, pero que no es inteligente para ofrecer igualdad de oportunidades”, añadió el radical.

Para Cornejo, esas “no son políticas progresistas, que inducen al progreso social sino a mayor atraso, sin ofrecer más derechos reales en lo concreto”. Asimismo, consideró que “los sectores medios son los que más han sufrido los malos gobiernos” y que “en los grandes centros urbanos, y en el conurbano bonaerense hay una pauperización de sectores medios, en un proceso continuo en los últimos 15 años”.

En ese escenario, “las ideas socialdemócratas, liberales, progresistas pierden sujeto social, se imponen las ideas más populistas, de ‘lo resuelvo rápido’ y no se abordan los problemas complejos”, según argumentó. En ese marco, consideró que el radicalismo debe “proteger a esos sectores y mantener esta fuerza unida para reconocer el valor del trabajo y de crear riquezas”.

“No hay que ruborizarse porque los planes sociales deberían ser transitorios y hay gente que recibe un plan hace 16 años”, acotó. En cambio, consideró que lo que funciona en el país es “el piquete en la 9 de julio, porque cada vez que negocian con el Estado, le sacan algo”.

Al ser consultado sobre el tema aborto, aseguró que el debate por la legalización del aborto busca “instalar un tema que haga más ruido que la economía” y sostuvo que “no es oportuno generar mayores disensos”.

#PA. Télam.

Domingo 15 de marzo de 2020.