El regreso de las fiestas populares

El regreso de las fiestas populares

Por Fiorella Del Piano

Desde muy temprano, varias horas antes de que Alberto Fernández asuma la presidencia de la Nación, el calor y el color compitieron por adueñarse de una Plaza de Mayo que nuevamente se convirtió en el escenario de la concentración popular que se reunió a celebrar la llegada de un nuevo gobierno peronista.

La Plaza de Mayo amaneció con una primera imagen de la Casa Rosada libre de las vallas y rejas que supieron dividirla en los últimos años, también había pantallas gigantes colocadas sobre la Avenida de mayo, música y puestos de choripanes en cada esquina.

Los casi 37 grados que calentaban el cemento, no fueron un impedimento para que miles de personas se congregaran en un ritual que parece renovarse. El Frente de Todos había convocado a una celebración para las 14:00hs, sin embargo, muchas personas prefirieron acercarse desde temprano, ser partícipes de la asunción y ubicarse lo más cerca del escenario montado para intentar estar lo más próximos a los artistas y dirigentes que subieron al escenario casi al finalizar la jornada.

A las 11:28 se inició la Asamblea Legislativa presidida por la vicepresidenta saliente Gabriela Michetti. Cerca de las 11:30, la expresidenta y actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, salió rumbo al Congreso para realizar la jura. En las afueras del edificio de su hija, donde pasó la noche, una multitud se agolpaba esperándola.

Se esperaba que Alberto llegara al Congreso para las 11:45, horario en el que salió de su departamento de Puerto Madero conduciendo su propio auto, acompañado su pareja Fabiola Yañez custodiado por efectivos de prefectura y otros miembros de las fuerzas policiales. Afuera también lo esperaba una multitud, que cuando lo vio salir se abalanzó sobre el auto generando algo de desorden.

Minutos antes de salir, en su cuenta de Instagram ─reafirmando la búsqueda de cercanía con la gente─ compartió parte de su rutina, subió dos stories: una donde aparece acomodándose la corbata, y otra saludando a su perro Dylan. Posteriormente, desde su equipo de prensa enviaron una foto en donde se ve lo ve junto a su vocero, Juan Pablo Biondi, previo a partir hacia el Congreso para ser ungido como presidente.

En el trayecto no hubo mayores inconvenientes, al recorrer la Avenida de Mayo se lo pudo ver saludando con los dedos en V al público que se había congregado en ambos lados de la calle para demostrarle su afecto y apoyo.

A las 11:59 llegó al Congreso e ingresó por la explanada, por la que minutos antes había pasado Mauricio Macri, el encargado de traspasarle los atributos presidenciales. Minutos más tarde juró ante la Asamblea Legislativa y enunció su discurso ─con tono conciliador─ en el que sentó las bases acerca de cómo será su gestión.

Pasadas las 13:30, el presidente se subió a su auto, un Toyota Corolla color gris claro, esta vez en el asiento de atrás, del lado del acompañante. A su izquierda iba la primera dama, Fabiola Yáñez.

En el trayecto que separa el Palacio Legislativo de La Rosada, fue escoltado por cinco motos y siete vehículos con personal de seguridad.  En ese momento, un grupo de simpatizantes logró traspasar las vallas de contención motivo por el cual la custodia oficial rápidamente rodeó el auto y ordenó apurar la marcha. A pesar de la contención, la situación se desbordó a pocas cuadras, donde la gente copó la calle y se acercó todo lo que pudo hasta el auto del presidente.

Alrededor de las 14:00 tras el arribo del presidente a la Casa Rosada, comenzó el festival popular en Plaza de Mayo.  El “#kukapalooza” como lo denominaron en las redes, tuvo en el escenario Recanatti, Bruno Arias, Sudor Marica, Super Ratones, Eruca Sativa, Ella Es Tan Cargosa, Arbolito, Iván Noble, Mala Fama. También El Kuelgue, Fena, Los Tipitos, Los Pericos, La Delio Valdez, La Bersuit y Litto Nebbia.

Julián Kartun, el cantante de “el kuelgue” fue el protagonista de la tarde, mientras cantaba uno de sus temas gritó: “el que no baila es Luis Majul” de esa manera el periodista se convirtió en trending topic en la red del pajarito.

Tras los números musicales, y después de haberle tomado juramento a los ministros, cerca de las 20:00hs Alberto y Cristina subieron al escenario para dar cierre a la fiesta popular. El jefe de Estado y la vicepresidenta, le hablaron a las miles de personas que se convocaron en Plaza de Mayo, luego de que sonara el Himno Nacional.

Cuando ambos subieron al escenario la plaza estalló ovacionándolos, la primera en hablar fue ella. Durante su discurso los cánticos populares como “Cristina corazón” y “Néstor no se murió” la abrazaron. Al Jefe de Estado, se lo veía emocionado, casi al borde del llanto.

El flamante mandatario afirmó que después de cuatro años difíciles el peronismo volvió al poder. “Durante cuatro años dijeron que no volvíamos más, pero hoy volvimos y vamos a ser mejores”, aseguró y nuevamente la Plaza volvió a estallar.

En tanto, la vicepresidenta, fiel a su estilo optó por dar un discurso fuerte, pidió “confiar en el pueblo” porque “ellos no traicionan y son los más leales”. “Tenga fe en el pueblo y en la historia. La historia la terminan escribiendo, más tarde o más temprano, los pueblos. Sepa que este pueblo maravilloso nunca abandona a los que se juegan por él. Convóquelo cada vez que se sienta solo o que sienta que los necesita. Ellos siempre van a estar cuando los llamen por causas justas”.

La Plaza y los alrededores estuvieron repletos de militantes y simpatizantes del peronismo durante todo el día. Miles de personas que esperaron durante cuatro años que llegara este día, se reunieron a festejar. La fiesta popular de todos y para todos, y el festejo de la democracia vuelve a reinventar la mítica de las plazas llenas y los actos populares. Comienza una nueva etapa, “democracia para siempre, Patria para Todos”. ♣♣♣

#PA

Miércoles 11 de diciembre de 2019.