La Hidrovía seguirá en manos privadas

La Hidrovía seguirá en manos privadas

Por Cristian Franchi


Los gobernadores de las provincias que componen la vía fluvial se habían ilusionado con el manejo total y el reparto por las ganancias. Pero el Gobierno nacional dio marcha atrás y la otorgará nuevamente a los privados.

Uno de los primeros anuncios de Alberto Fernández ni bien llegó a la Casa Rosada fue dirigido a las provincias. En Santa Fe, en el medio de la asunción de Omar Perotti como gobernador sorprendió al adelantar que la Hidrovía Paraná – Paraguay iba a ser administrada por las provincias que la componían, una vez que finalice la concesión que el gobierno de Mauricio Macri había prorrogado con los privados.

Se trata de uno de los puntos álgidos para el complejo agroexportador y uno de los más importantes del mundo, teniendo en cuenta que es el destino que por esta red fluvial se despacha casi el 80 por ciento de las exportaciones nacionales. La concesión vence el 21 de abril de 2021 y actualmente está en manos del consorcio integrado por el empresario Gabriel Romero y el gigante belga de dragados Jan de Nul desde hace más de 25 años.

A fines de agosto y pandemia de por medio, en el mismo lugar donde sorprendió con su anuncio, Alberto y los gobernadores sellaban el acuerdo federal para la puesta en marcha de la Hidrovía Paraná – Paraguay y creaba la Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia. Una entidad constituida por el Estado, con una participación del 51% del capital social, y por las siete provincias, con una participación del 49%.

En aquel entonces el presidente celebró que la Hidrovía quede en manos de las provincias y aseveraba que era el momento de que “Argentina crezca con otra lógica, con otro equilibrio y el desarrollo se extienda” por todo el país.

***

Con todos esos compromisos y palabras aun en el aire, más las pocas certezas sobre el manejo federal de la vía navegable que pretendía la Casa Rosada, empezaron a emerger las opiniones en contra de la empresa estatal. Para Rafael Conejero, ex Subsecretario de Puertos y Vías Navegables durante el gobierno de Carlos Menem “puede ser un vehículo de nuevas burocracias. Es una empresa que va a tener siempre la tentación de recaudar más plata a través de la tarifa. Se puede armar casi una aduana paralela” y puso como ejemplo a la Dirección Nacional de Vialidad “cuando hace una ruta que pasa por varias provincias, las direcciones provinciales y los gobiernos locales participan y opinan, pero no se organiza una sociedad para administrar una ruta”.

En tanto que desde el Instituto de Transporte de la Academia Nacional de Ingeniería también cuestionaron la creación de una sociedad del Estado, aseverando la poca claridad que tiene la mencionada empresa, señalando que si será la que concesione los servicios y asuma las funciones de control, la forma elegida es “inadecuada”, ya que agrega “una intermediación innecesaria y costosa”.

Días atrás, el gobierno nacional mediante el Decreto 949/20 otorgó facultades al ministerio de Transporte para llamar a licitación para la concesión de la Hidrovía, un acto que descolocó a más de un gobernador, teniendo en cuenta que muchos confiaban en su participación plena en la administración de la misma.

***

Para Misiones el paso que se dio con la creación de la empresa estatal fue muy importante, teniendo en cuenta que se incorpora a la gran ruta náutica después de años de postergación por no contar con puertos. En ese sentido, y respecto al Decreto emitido por la Casa Rosada, una alta fuente del gobierno provincial afirmó a #PuenteAereo que “siempre supimos que era así, las provincias conforman el consejo de la hidrovía y ponen las condiciones para las futuras licitaciones”. 

Quienes quedaron conformes fueron los actores privados, los grandes ganadores de la marcha atrás adoptada por el Gobierno nacional. Desde la Cámara de Puertos Privados Comerciales apuntaron que ven “con buenos ojos el contenido del decreto”, en términos generales, tras destacar que “ya hay un acto administrativo que habla de la licitación” y resaltan que “es un primer paso importante hacia la licitación más relevante de los próximos años”, destacando la división en tramos y que “dice explícitamente que es a riesgo empresario, sin aval del Estado”. ♣♣♣

#PA.