Todos exige justicia por las víctimas de Iron Mountain

Todos exige justicia por las víctimas de Iron Mountain


En la Legislatura porteña, los diputados del Frente de Todos recibieron a familiares de la tragedia de Iron Mountain. Dialogaron sobre el estado de la causa e hicieron hincapié en el pedido de volver a ser querellantes en el expediente, situación que los jueces hasta hoy impiden.

El 5 de febrero de 2014, 10 bomberos y rescatistas perdieron la vida al intentar apagar el incendio en el depósito que la empresa Iron Mountain tenía en el barrio de Barracas. Allí guardaban sus documentos contables empresas poderosas como el banco HSBC y el grupo Macri, quienes se encontraban en aquel entonces siendo investigadas por evasión y lavado de activos.

En 2015, una pericia de la PFA, determinó que existían sustancias combustibles al interior del predio, lo cual indiciaría que el incendio habría sido intencional.  En marzo de 2018, un fallo de la Sala VI de la Cámara Nacional en la Criminal y Correccional paralizó excluyó a los familiares de las víctimas de la condición de querellantes. El próximo 10 de febrero a las 11:30, en Talcahuano 612, se llevará adelante una audiencia en la Cámara de Casación donde su situación volverá a examinarse.

Desde el bloque de legisladores del FdT se comprometieron a acompañar su lucha e insistir al Gobierno de la Ciudad que aporte los documentos que aún no se encuentran, como el expediente de habilitación.

Al salir del encuentro los legisladores expresaron: “No puede ser que los familiares de los bomberos no puedan participar como querellantes de una causa donde se investiga la muerte de sus seres queridos. Esta causa no puede quedar impune. Existían 6 pedidos de clausura al depósito que la Agencia Gubernamental de Control, en ese momento a cargo de Juan José Gómez Centurión, no procedió a realizar, al mismo tiempo que el expediente de habilitación jamás apareció porque, según el mismo funcionario, ‘se había extraviado’”

Cabe destacar que la reunión se produce en la semana donde se cumplen seis años de la tragedia, y en la cual los mismos familiares fueron recibidos y homenajeados por la Ministra de Seguridad Sabina Frederic. Participaron los diputados Claudio Ferreño, Juan Manuel Valdés, Claudia Neira, Javier Andrade, Cecilia Segura, María Bielli, Matias Barroetaveña, Claudio Morresi y Laura Velasco.

***

¿Cómo continúa la causa judicial?

A seis años del trágico hecho, el próximo lunes, la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, realizará el próximo lunes una audiencia para decidir si acepta que familiares de víctimas del incendio, en el que murieron ocho bomberos y dos agentes de Defensa Civil en el barrio porteño de Barracas en 2014, actúen como querellantes en la causa.

La audiencia, a cargo de la sala II de la CNCCC, presidida por Eugenio Sarrabayrouse e integrada por Daniel Morín y Horacio Días, escuchará, a partir de las 11.40, los alegatos contra la resolución de la Cámara Nacional en lo Criminal, que rechazó que los familiares fueran “parte” en el juicio.

El rol de parte permite ─entre otros actos procesales─ intervenir en el trámite, tener acceso a las actuaciones, solicitar medidas, acusar y ser notificado de las resoluciones que se tomen, con el derecho a recurrirlas.

En el homenaje por el sexto aniversario del incendio del depósito, el pasado miércoles, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, entregó placas a efectivos que sufrieron graves heridas, comprometió su apoyo a los familiares y dijo que su cartera trabaja para que un hecho como el de Iron Mountain “no vuelva a ocurrir”.

El secretario de la cartera, Gabriel Fucks, aseguró que en la causa penal “hay que barajar y dar de nuevo” y que “no se entiende cómo la Justicia no llamó a declarar” al entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri; su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el director de la Agencia de Control Gubernamental, Juan José Gómez Centurión.

Para Javier Moral, abogado de familiares de víctimas, se trató de un “incendio intencional” y no “culposo”, la actual imputación contra la mayoría de los 17 procesados que, con o sin querella, serán sometidos a juicio oral y público.

Por el delito de “incendio culposo seguido de muerte”, en marzo de 2018 el juez en lo criminal Pablo Ormaechea procesó, sin prisión preventiva, a 12 ex funcionarios del gobierno local: Vanesa Berkowski, Pedro Chapar, Roberto Chiesa, Luis Cogo, Alberto Graciani, Ricardo Grunfeld, Silvia Hers, Gastón Laugle, Felix Lugo, Esther Moroni, Jorge Papanicolau y Rafael Roldán.

También fueron procesados cuatro directivos de la empresa y un encargado de la seguridad, en todos los casos con embargos multimillonarios de sus bienes pero sin prisión preventiva.

El incendio del depósito de la multinacional, ubicado en Azara y Jovellanos, se produjo la mañana del 5 de febrero de 2014 y, mientras las dotaciones de bomberos que acudieron al lugar procuraban extinguir el fuego, una pared de alrededor de 10 metros de altura se derrumbó hacia la calle.

En el episodio murieron Leonardo Day, Anahí Garnica, Eduardo Conesa, Damián Véliz, Maximiliano Martínez, Matías Monticelli, José Méndez, Sebastián Campos, y Pedro Barícola, y, 12 días después falleció también Facundo Ambrosoni.

Jorge Campos, padre de una de las víctimas fatales, afirmó en su discurso en el acto de homenaje que se trató de “un incendio intencional que alguien ideó” y remarcó que el fuego “se prendió con ayuda del poder local”.

#PA y Télam

Domingo 9 de febrero de 2020.