Las elecciones en Bolivia bajo la mirada atenta de EE.UU.

 -  -  9


En solo unos días, el pueblo boliviano elegirá al nuevo presidente, ha lo que Estados unidos pidió a todos los partidos locales que garanticen unos comicios “creíbles” y justos para todos.

Diplomáticos de EE.UU. se han reunido personalmente con los tres candidatos que lideran las encuestas en Bolivia o con miembros de sus campañas para pedirles que las elecciones del 18 de octubre sean “libres, justas, transparentes y pacíficas”.

“Nos hemos visto con los tres candidatos o con miembros de alto rango de sus campañas”, reveló este jueves un funcionario del Departamento de Estado al ser preguntado durante una rueda de prensa telefónica.

En concreto, esa fuente indicó que Washington ha dialogado directa o indirectamente con el exministro Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, y el expresidente Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), que podrían ir a una segunda vuelta, así como con el exlíder cívico boliviano Luis Fernando Camacho, tercero en los sondeos.

El funcionario rechazó ofrecer detalles sobre quién había participado en esas conversaciones o dónde se produjeron y se limitó de declarar: “Prefiero decir de manera amplia que esos encuentros se produjeron en Washington y se produjeron en Bolivia. Algunas veces fueron cara a cara y, otras veces, fueron virtuales debido a las condiciones de la covid”.

Otro de los funcionarios explicó que EE.UU. está en contacto con sus socios internacionales para compartir información y velar por el desarrollo pacífico de los comicios en Bolivia, que en los últimos días ha sufrido decenas de incidentes violentos.

Además, el Gobierno interino de Jeanine Áñez y el MAS se han acusado mutuamente de conspirar en contra de la celebración pacífica de las elecciones y de estar planeando altercados.

“Hemos dejado claro a las partes que tienen la necesidad de proteger y defender el proceso y de proteger y defender a la gente”, insistió uno de los diplomáticos estadounidenses.

Este mismo miércoles, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, prometió que su Gobierno trabajará con el líder que los bolivianos elijan de manera “libre y justa”, lo que también incluye a Arce a pesar de las diferencias ideológicas con Washington, confirmó este jueves uno de esos funcionarios.

En solo tres días, los bolivianos elegirán al nuevo presidente, vicepresidente, senadores y diputados, después de que las elecciones de octubre de 2019 fueran anuladas entre denuncias de fraude electoral a favor del entonces presidente Evo Morales, algo que siempre ha negado.

En noviembre, Morales salió de Bolivia denunciando que era víctima de un golpe de Estado orquestado por EE.UU. y fue sustituido por Áñez, que asumió la Presidencia con la misión de convocar unas elecciones que fueron retrasadas de mayo a septiembre y luego a octubre debido a la pandemia.

***

Pompeo el la Asamblea General de la OEA

Pompeo anunció que él liderará la delegación de EE.UU. en la Asamblea General, el foro político más importante de la OEA y al que suelen acudir los titulares de Exteriores de los 35 miembros (Cuba pertenece al organismo pero no participa en este desde 1962).

“Es hora de que nuestro hemisferio enfrente los regímenes que toman represalias contra nuestros pueblos y desafían los principios de la Carta Democrática Interamericana, como Cuba, Nicaragua y Venezuela”, manifestó Pompeo.

Uno de sus objetivos, explicó, será aprobar una resolución para proteger la “libertad de conciencia y las creencias religiosas”, una iniciativa que llega después de que el año pasado EE.UU. impulsara la aprobación de otra resolución destinada a proteger la libertad religiosa.

Pompeo ya ha intervenido anteriormente en la OEA para respaldar a su secretario general, Luis Almagro, y para pedir medidas contra Venezuela, que en el organismo está representada por enviados del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de naciones.

El Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abandonó el organismo por petición propia en abril de 2019 al considerar que se había convertido en un instrumento de Washington.

Se espera que la Asamblea de la OEA se centre en los resultados de las elecciones en Bolivia, así como la situación en Venezuela y la crisis en Nicaragua.

#PA. EFE, Washington.

Viernes 16 de octubre de 2020.
9 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *