La Unión Africana denunció que los países ricos incumplen sus promesas sobre las vacunas anticovid

Por REDACCIÓN

Mientras la vida vuelve a la normalidad en muchos países de ingresos altos gracias a las altas tasas de inmunización, más de 40 países del continente atraviesan una tercera ola y seis ya están luchando con una cuarta.

La autoridad sanitaria de la Unión Africana atacó a los dirigentes mundiales que no cumplieron sus promesas de compartir las vacunas contra la Covid-19 con las poblaciones más pobres, cuando África se enfrenta a un resurgimiento de la pandemia.

Mientras la vida vuelve a la normalidad en muchos países de ingresos altos gracias a las altas tasas de inmunización, más de 40 países del continente atraviesan una tercera ola y seis ya están luchando con una cuarta.

Sólo 3,18% de los 1.300 millones de habitantes de África recibieron la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus.

Estos retrasos se deben a la escasez de dosis disponibles, pero también a la desconfianza de una parte de la población hacia las vacunas.

“No podemos seguir politizando esta situación haciendo declaraciones que no desemboquen en compromisos firmes”, dijo el director de los Centros Africanos de Control y Prevención de Enfermedades, John Nkengasong.

Las promesas no hacen llover vacunas“, destacó en una conferencia de prensa en línea, informó la agencia de noticias AFP.

Las principales potencias del G7 se comprometieron en junio a compartir mil millones de vacunas contra el coronavirus con los países en desarrollo, en lugar de los 130 millones prometidos en febrero.

El plan del G7 también incluye compromisos para evitar futuras pandemias, como la reducción de los plazos de desarrollo y certificación de vacunas, el fortalecimiento de la vigilancia mundial y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero según Nkengasong, la llegada de las dosis prometidas aún no se ha materializado en África.

No hemos visto mil millones de vacunas“, dijo y denunció una “diplomacia de las vacunas según la cual la gente hace discursos en los medios de comunicación que finalmente no se reflejan en la realidad”.

Ayer, la OMS instó a los países ricos a dar prioridad a la distribución de las primeras dosis a los profesionales de la salud y a las poblaciones vulnerables de los países más pobres, en lugar de proporcionar dosis de refuerzo a sus propios ciudadanos.

Según sus estimaciones, África necesitará 1.500 millones de dosis de vacunas para inmunizar 60% de sus habitantes.

Las autoridades regionales de la OMS descartaron hoy que se vaya a lograr la meta de tener vacunado al 10% de la población africana para finales de septiembre, como se habían propuesto, por la falta de acceso a dosis.

“Si los países productores y compañías priorizaran la equidad vacunal, esta pandemia podría acabarse pronto”, enfatizó la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, en una conferencia de prensa virtual.

“No ganaremos esta guerra contra la pandemia si no vacunamos rápidamente a todos”, insistió Nkengasong. “De lo contrario, tendremos que prepararnos para vivir con este virus como una enfermedad endémica“, concluyó.

Pese al lento avance de la inmunización, desde la OMS se mostraron optimistas respecto al cumplimiento de la gran próxima meta: lograr tener un 40 % de vacunados para finales de este año.

En todo África, donde el martes se superó la cifra de 200.000 muertos, el número de casos aumenta a un ritmo alarmante.

Sin embargo, la OMS consideró hoy que la tercera ola de contagios en África tomó una “tendencia descendente”.

Moeti indicó que se trata de un “descenso del 23 % en los nuevos casos en la última semana”.

De todas formas, Moeti recordó que las tasas de contagio son aún elevadas y que los máximos de esta última oleada de infecciones -registrados en julio- fueron muy altos y prolongados, en gran parte por los efectos de la variante Delta.

#PA. Télam.

Notas Relacionadas

“Habrá un antes y un después” de la movilización en Uruguay

Con la emoción contenida bajo un cielo de un solo color, una multitud de uruguayas y uruguayos de distintos ámbitos y procedencias, de los más diversos colores y sectores del sector productivo, social y económico del país, este miércoles 15 se celebró una jornada de lucha y reflexión, de propuestas y señales, de esperanza y futuro.