A 10 días de las elecciones en Ecuador: ¿cuál es el panorama?

A 10 días de las elecciones en Ecuador: ¿cuál es el panorama?

Por Lucía Sabini Fraga


El domingo 7 de febrero serán las elecciones presidenciales de Ecuador, luego de una gestión lastimosa de Lenin Moreno. A pesar de una campaña anti-Correa, quien mayor intención de votos tiene es, justamente el espacio que reivindica al expresidente, del frente UNES. Un repaso sobre los candidatos y las preocupaciones ciudadanas en un Ecuador endeudado y golpeado por la pandemia.

Moreno se va sin aplausos

Uno de los primeros elementos para analizar es que el actual mandatario, Lenin Moreno, no se presentó como candidato para un segundo período, un comportamiento bastante recurrente en las elecciones presidenciales de la mayoría de los estados. En términos de gestión, no fue la más exitosa y su imagen positiva no invitaba a intentar un nuevo mandato. Dos años después de haber asumido, a mediados del 2019, su credibilidad como primer mandatario según encuestas locales, ya había descendido al 16.45%. Pero un año y poco después, el escenario era aún peor: según un estudio realizado por Directorio Legislativo, entre noviembre y diciembre de 2020, la imagen positiva de Lenin Moreno era de tan solo un 11% y la negativa de un 84%. En definitiva, no hubo grandes variaciones.

Dentro de los 4 años morenistas, se destacan varios puntos. En términos políticos, tomó fuerte distancia de quien había sido su vicepresidente, Rafael Correa, generando una fuerte polarización en la sociedad y una pérdida absoluta de confianza entre sus electores. Firmó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por $ 4.200 millones, y con otros organismos para recibir recursos; de lo que se desprendieron luego, distintos ajustes fiscales y de gasto social. Tuvo que lidiar con un estallido social de importantes dimensiones durante meses en 2019; y por último, convivir durante el 2020 con la pandemia donde se registraron fuertes focos de contagio y una aguda crisis sanitaria.

En materia internacional, Moreno también se retiró de la Unasur y se apuntó al Prosur con Chile y Colombia a la cabeza. Y en el 2019 retiró, el 11 de abril, el apoyo al periodista Julian Assange que se encontraba asilado en la embajada de ese país en Inglaterra desde el año 2012.

En una entrevista reciente, el presidente saliente aseguró sin embargo que traspasará el gobierno con “las cuentas en orden” y no como “emboscada” como la que, según él mismo asegura, heredó de su predecesor en 2017. Tomó distancia de las elecciones y aseguró que respetará cualquier candidato que sea elegido. “No me he manifestado, ni me voy a manifestar a favor de ninguno. Lo que sí les pido, en términos generales, es que no hagan ofertas exageradas que después no puedan cumplir, porque lastimosamente luego se vuelve un lastre, y se lo digo porque me ha pasado a mí.”

***

Los candidatos

Es llamativa la cantidad de candidatos para este 2021 -que alcanzó al numero de 16- aunque en términos reales, se especula con los tres que mayor intención de voto albergan. Se trata del joven economista Andrés Arauz, el millonario banquero Guillermo Lasso y el líder indígena Yaku Sacha Pérez Guartambel.

Arauz es la apuesta de de la coalición Unidos por la Esperanza (UNES), del ala correísta y ex ministro de ese gobierno. Por su parte, Guillermo Lasso pertenece al movimiento centroderechista CREO y es la figurita a la que apuesta la derecha no solo ecuatoriana, sino continental. Miembro del Opus Dei, es dueño de holdings financieros (entre ellos el Banco Guayaquil) y plantea abiertamente una agenda liberal y una desregulación fuerte del estado.

Yaku Sacha Pérez Guartambel es activista ambiental y se constituyó como un activo crítico del gobierno de Rafael Correa en lo que refiere al tratamiento de los recursos y bienes naturales; unas de las cuentas pendientes de los gobiernos progresistas en América Latina. También participó del estallido social en octubre del 2019 contra las medidas de corte neoliberal del presidente Moreno. Es doctor en Jurisprudencia por la Universidad Católica de Cuenca, y sus propuestas de gobierno están fuertemente enfocadas en la protección y valoración del medio ambiente.

Si bien las encuestas difieren en algunos casos, la tendencia es bastante clara. Mientras que el candidato de UNES lidera la mayoría de los estudios -algunos con un 37% o incluso los más optimistas con el 39%- para Lasso no superan los 30% en el mejor de los casos (el analista Omar Maluk sólo le da el 21,8%). El candidato indigenista Perez Guartambel ronda el 14% en varios estudios. Un elemento igualmente definitorio es la cantidad de indecisos: según el director de la plataforma de investigación académica Centro de Derechos Económicos y Sociales (CIDES) en Quito, entre el 40 % y 50 % de los ecuatorianos aún no ha decidido su voto.

Casi todos los pronósticos igualmente apuntan a un balotaje, que se daría el 11 de abril próximo. Un día interesante para Sudamérica, porque también se elegirán en Chile los convencionales constituyentes que escribirán la nueva Constitución de ese país. Para evitar ir a segunda vuelta, alguno de los binomios debería alcanzar el 40% y, a la vez, sacar una diferencia con el segundo del 10%; una tarea aparentemente imposible.

***

Las preocupaciones ciudadanas

A mediados de diciembre pasado, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) publicó un informe sobre las mayores preocupaciones de la ciudadanía en Ecuador de cara a las elecciones venideras. A partir de 3.000 entrevistas presenciales, la encuesta de alcance nacional aporta los siguientes datos: para el 38,4% de los entrevistados la delincuencia ocupa el primer lugar en sus preocupaciones, mientras que en el segundo lugar se ubica la venta y el consumo de drogas.

Respecto a las “metas personales”, la gente mayormente se volcó a la opción de “cancelar deudas”, sumando casi un 43% de adeptos. Según el informe mismo, “este dato da cuenta del impacto que está teniendo la crisis económica en el país y está relacionado con el nivel de endeudamiento de la población relevado por Celag en julio de 2020, cuando 48% manifestaba haber tenido que recurrir a créditos para poder afrontar sus gastos.”

Respecto a los sectores que deberían aportar mayormente para afrontar la crisis pandémica, un 71% afirmó que debe concentrarse en aquellos que tienen mayores recursos, mientras que sólo el 26,9% opinó que deberían realizar el esfuerzo todos los ecuatorianos por igual. Por último, “al ser consultados sobre la evaluación global de la gestión del gobierno anterior, 47% consideró que la gestión de Rafael Correa como presidente de Ecuador fue buena, 35% la consideró regular y 14% mala.”

Evidentemente, la campaña anti-Correa de los últimos años no fue tan efectiva. Resta saber si su mayor candidato para estas elecciones no repetirá la historia. ♣♣♣

#PA.