Las PASO en la grieta: ¿Quién gana la guerra?

 -  - 

Por Florencia Guerrero

“Si los mercados votan, votaron ya por Macri”. Con ese titulo el diario Clarín abrió el sábado de veda a plena opinión y rompiendo las reglas. Dos días antes, Marcela Pagano desde la pantalla de TN alertaba a quién quisiera escuchar: “Si Alberto Fernández alcanza el 42 por ciento, la cosa se pone acida, para los inversores significa que el dólar estará en $45, ven octubre y la elección ya está definida. Así que el Banco Central ya no intervendría porque se viene un Gobierno de signo opuesto”, o en términos de la vedette Violeta Lorre “la Apocalipsis”.

Como en el Don Pirulero de la comunicación, también cada cual “atiende su juego”, la contrapartida en gráfica se leyó en medios como Página 12 y el autogestivo Tiempo Argentino, que también batallaron con información desde la trinchera de la polarización.

Un camino a las PASO, cuya grieta se ha vuelto el Cañón del Colorado: Desde uno y otro lado, la grieta se apropió del proceso electoral, en los que no faltaron botines judiciales: el procesamiento de Daniel Santoro, el juicio en el que Guillermo Moreno fue condenado, César Milani exonerado después de años. Y tal vez el más grande sea el que está por venir, con la firma Smartmatic en el ojo de la tormenta a horas de escrutar los votos. Y en cada caso el rating y las ventas como termómetro de una cultura de la comunicación que corre de una punta a la otra.

¿La grieta es una creación de los medios de comunicación? Quién gana y quién pierde con su crecimiento, como un surco que traga electores. La polaridad en la que se tradujo una carrera preelectoral que hoy define su primera instancia, pero a la que le falta la posta principal en octubre. 

***

La TV en panic atac

Activamente a favor del candidato de Juntos por el Cambio, Mirtha Legrand declaró, sin ponerse roja, que no invitaría a Alberto Fernández, “porque yo quiero que gane Macri”. Tal vez por eso en las últimas semanas su comedor dominical televisado abundó en figuras y funcionarios abiertamente anti K. 

Otra que reapareció en el zapping cotidiano fue Viviana Canosa, macrista confesa, que en su apuesta política eligió como contraparte a candidatos y políticos de las huestes cristinistas, asiduos visitantes del Instituto Patria, vaya uno a saber por qué. Todavía están los que recuerdan aquel equivoco, a principios de la carrera electoral, cuando la rubia ex chimentera le preguntó al diputado nacional y precandidato Agustín Rossi, si se había dejado la barba por su novia, que resultó ser “es” hacía bastante, un hermoso momento del que salieron airosos hablando poco de política.

El que este año no jugó ningún partido delante de cámara fue Jorge Rial. Pionero en entrevistar políticos a la hora de la novela, esta vez sólo se limitó a comunicar sus opiniones por twitter. Para esos menesteres América eligió otros envíos un poco más afines con mirada política del canal. Con menos rating, ahora conducido por Fabián Doman, Intratables estuvo a la cabeza incitando al debate más que el mano a mano.

¿Y Susana? Por primera vez no tuvo en su programa a la pareja presidencia, lo cual trajo algo de revuelo. La diva había encargado a su mano derecha Inés Hernández que Macri y Awada estuvieran antes de las PASO y la morocha ya estaba en tratativas, pero un llamado desde la gerencia del canal de Martínez frenó todo. “La excusa fue que empezamos muy sobre la fecha, pero las condiciones estaban dadas para que la nota se haga. Susana está furiosa con los directivos, es la primera vez que pasa algo así”, explicaron desde el equipo de producción.

***

El anarco ciberespacio

El jueves, a las puertas de la veda electoral y ante el cierre de todas las campañas, un murmullo comenzó a moverse en las redes. Varias cuentas tuiteaban simultáneamente una serie de mensajes idénticos. Los textos eran bizarros nivel: “Satisface a Mauricio, no te relajes, te elijo. Enorme caricia desde Hurlingham”.

¿Eran bots pagos por Juntos por el Cambio a los que todo les salió mal? ¿Eran bots pagos por Todos a los que todo les salió bien? El gobierno tardó en salir a desmentir, y cuando lo hizo ya era tarde: hace dos días que los medios que temían no tener de qué hablar durante la prohibición, tienen con que seguir, sin romper las reglas.

Todo apunta a que hasta que se conozcan los primeros números oficiales, la única vía de información “liberada”, serán las redes sociales, con todas sus limitaciones. Por eso de ambos lados de la polarización se apuesta a generar impacto y primeriar a través de las tuitstars e influencers amigos. La guerra, hasta las 21 horas, pasará por el ciberespacio.

***

Un día en el paraíso

Viernes de veda. Silencio de radio de Spots y candidatos prometiendo cosas. Pantallas libres de caras blancas, ropas blancas, candidatos con imágenes filtradas hasta el paroxismo para volverse blancos. Todo translucido, como se supone que nos gusta a las mayorías. Como sea, las pantallas ya se afilan los colmillos para lo que será el primer debate “plural” obligatorio, previo al 27 de octubre. Algo similar a lo que se realizaba en la TV Pública hasta entrado el kirchnerismo.

¿Cuántos sabrán que hace un mes, la grieta volvió a adueñarse de los números del rating? En cifras, TN pierde significativamente ante C5N que vio crecer sus números, en plena crisis empresaria. América 24 y Crónica TV les siguen, repitiéndose lo que queda de encendido y apelando a “informar sin opinar”, como opción.

Mientras tanto, hoy se vivirá una jornada intensa en la que cada medio ya preparó coberturas con el minuto a minuto, las bocas de urna solapadas y varios cronistas en los bunkers más álgidos. Nadie quiere perderse detalle, y los gerentes de noticias apuestan a que después de conocerse los resultados comience la verdadera guerra, tan productiva a la hora de generar rating. Por eso todos los canales tienen previsto equipos que trabajarán durante la madrugada para esa “cobertura espacial”.

En pocas horas lo sabremos si el escándalo esperado por varios se desata. Nos espera una semana de placas rojas, mensajes estridentes y probables peleas judiciales, aunque lo que más importe sea lo que sale en pantalla. Ya lo dijo el abogado Fernando Burlando: “Los juicios se ganan en la televisión”, y aunque en el recuento de los votos la cosa parezca ser diferente lo que se debata hoy seguramente marque el camino a octubre.    ♣♣♣

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *