La energía de la pauta

La energía de la pauta

Por Fernando Oz

La entropía es una magnitud física para un sistema termodinámico en equilibrio. Desde hace unos meses, la Secretaría de Energía de la Nación y la Entidad Binacional Yacyretá se han convertido en dos monumentos a lo que los físicos llamarían entropía negativa. Enormes inversiones de energía eléctrica y dólares crean orden y confort antes de acabar disociados en caos y desechos.

La mayor obra de ingeniería nuclear de Sergio Lanziani fue la minuciosa demolición de su carrera política. Su anunciada eyección de la cartera de Energía como consecuencia de su mal genio y sus temperamentales tropiezos —ampliamente detallados por #PuenteAereo—, fue motivo de festejos y cómplices sonrisas por parte de la cúpula de la renovación y algunos funcionarios del ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas.

Ninguno de los que brindaron recordaron que el ingeniero nuclear fue ministro de Energía de la Tierra Sin Mal durante el gobierno del diputado en campaña Hugo Passalacqua. Tampoco se escuchó a los embanderados misioneristas lamentar que la provincia haya perdido un lugar clave en el gobierno de Alberto Fernández.

“Nosotros no lo elegimos para que sea secretario de Energía. Cuando asumió se olvidó de la provincia y comenzó a jugar para él solo. Nunca entendimos qué fue lo que pasó, perdió el norte. Después el presidente se debe haber dado cuenta de algunas cosas, por eso ya no está. Nuestra relación con gobierno nacional es fundamental y va más allá de los nombramientos”, comentó un funcionario provincial que hasta último memento intentó tender puentes con el dinamitero ingeniero que ahora tendrá más tiempo para la cría de pacú.

***

El nuevo repartidor de la pauta oficial de la Entidad Binacional Yacyretá se mueve con la sutileza de un elefante torpe entre la frágil cristalería de un bazar. Nahuel Ifrán se presenta como especialista en marketing digital, pero su currículum no supera los dos párrafos. Sus tres trabajos anteriores, al menos los formales, parecieran no tener nada que ver con el trato con los medios de comunicación. Al menos el director Ejecutivo de secundario completo, Nacho Barrios Arrechea, ya había dado algunas vueltas por los pasillos de la EBY, además de conocer el terreno en el que se mueve.

En el conurbano bonaerense, Nahuel es conocido por su abnegada militancia y su natural destreza para los ritmos tropicales. En su entorno lo catalogan como una persona agradable y siempre positiva, aunque cuando cruzó el control sanitario y exhibió una credencial de gerente de prensa en la Entidad binacional no fue muy bien recibido. ¿Habrá cumplido con el protocolo para los que ingresan a la provincia? Posiblemente.      

Apenas llegó a Posadas, hace casi un mes, el diligente funcionario se apresuró en cumplir con su nuevo rol. Repartió guiños y pauta oficial a cambio de “apoyar a nuestros candidatos”, así se lo dijo a un periodista que no dudó en acudir tras el llamado que recibió a su celular. “Es un pibe que no tiene ni idea dónde está parado, le falta tacto, no conoce el paño”, explicó sorprendido otro colega que escuchó al repartidor de una de las pautas más tentadoras de la Tierra Sin Mal.

Sin medias tintas, el entusiasta repartidor ofrece pauta para silenciar voces críticas. En su escritorio de trabajo, el especialista en marketing digital tiene dos listados: en uno están los nombres de los medios y de los periodistas que ya tenían publicidad de Yacyretá y esperaban su renovación, en otra hoja se encuentran los nuevos “amigos” con los que “hay que arreglar”.  

Alguien debería ayudar al joven, guiarlo en su nuevo trabajo para que no pise ningún palito. Se maneja por WhatsApp con tal soltura que impresionaría hasta al más novato operador, deja huellas que podrían generar un escándalo indeseado. Difícil la tarea del amigo Juan Pablo Biondi, un sabio conocedor de la relación con la prensa y sus laberintos.

La hiperactividad podría crearle una adicción peligrosa al joven militante que distribuye la pauta de Yacyretá. Sensible a tanto estímulo energético, Nahuel está logrando exactamente lo contrario de aquello que hubiera convenido al director Ejecutivo de la EBY. Nadie quisiera que Nacho termine como el ingeniero nuclear. Las transformaciones e intercambios energéticos suceden de manera que, a la larga, siempre aumenta la entropía total del sistema y su entorno.   ♣♣♣

#PA.

Domingo 23 de agosto de 2020.