Google pagará a algunos medios por su contenido de noticias

 -  -  3

Por Adrián Machado


En una nueva estrategia, luego de distintas acciones legales, el gigante tecnológico implementará el programa en Alemania, Brasil y Australia. 

Google cedió esta semana ante la demanda global de entes reguladores y legisladores de diversos países y acordó pagar a algunos editores de noticias, en un brusco cambio de táctica sobre esta problemática. El gigante de la publicidad online se resistió durante mucho tiempo a pagar por las noticias, por lo que resultó sorpresivo el anuncio realizado este jueves, donde reveló que había firmado acuerdos con editores de Alemania, Australia y Brasil.

“Hoy anunciamos un programa de licencias para pagar a los editores por contenido de alta calidad para una nueva experiencia de noticias que se lanzará más adelante este año”, dijo el vicepresidente de gestión de productos de Google News, Brad Bender. 

“Donde esté disponible, Google también ofrecerá pagar por el acceso gratuito para que los usuarios lean artículos pagos en el sitio de un editor. Esto permitirá que los editores con pago aumenten su audiencia y abran la oportunidad para que las personas lean contenido que normalmente no ven”, agregó el ejecutivo. 

Los detalles específicos de cómo funcionará el programa no fueron revelados, pero la decisión de licenciar contenido es un punto crucial de la posición pública de Google sobre el valor que las noticias aportan a su motor de búsqueda. Por ejemplo, la empresa cerró su servicio de noticias en España en 2014 después de que se introdujo una legislación que le exige pagar a los editores. Cuando Francia intentó que pagara el contenido de los medios de comunicación el año pasado, Google dijo que cambiaría la forma en que aparecen los artículos en los resultados de búsqueda.

El cambio de postura de uno de los emblemas de Silicon Valley se produce cuando es inminente el anuncio, por parte del ente regulador de la competencia de Australia, de un código obligatorio que impondrá a las compañías como la del buscador de Internet a pagar a los medios locales por el uso del contenido de noticias. Google, Facebook y los grandes editores noticiosos, han enviado presentaciones a la Comisión de Defensa de la Competencia y de los Consumidores de Australia, describiendo como debería ser conformado el código y la forma de distribución del dinero obtenido. 

La mayoría de las empresas de medios considera que un fondo colectivo es la mejor manera para administrar el dinero proveniente de la plataforma digital. Todavía no hay consenso acerca del reparto de ese ingreso. Algunos medios australianos, pequeños e independientes, señalan su preocupación por el riesgo de no ser considerados dentro de una distribución equitativa.  

El presidente ejecutivo de News Corp Australia, Michael Miller, dijo en un comunicado: “Acojo con satisfacción el hecho de que Google finalmente ha reconocido que necesita pagar por las noticias. Es difícil evitar la conclusión de que este es un ejercicio de relaciones públicas politizado y que Google ha llegado a acuerdos con los editores que reflejan sus puntos de vista y su postura sobre cuestiones sociales. Debe hacerse para negociar en términos nivelados con todos los editores de noticias genuinos”. 

Otra voz que se manifestó fue la del gerente de In Queensland e In Daily -dos medios australianos-, Paul Hamra, quien señaló que el nuevo acuerdo con Google le daría al editor acceso a nuevos mercados y “beneficios comerciales adicionales”.  

“Con las noticias locales bajo presión, encontrar nuevos canales y nuevas audiencias para nuestro contenido premium, en entornos seguros y seleccionados, es una alta prioridad”, dijo Hamra.  

***

La palabra de la empresa 

Google emitió un comunicado informando la novedad donde explicitan su repentina preocupación por el aspecto financiero de la industria mediática: “Nos preocupamos profundamente por proporcionar acceso a la información y apoyar a los editores que informan sobre estos importantes temas”. Se manifiesta el objetivo del programa: “ayudará a los editores participantes a monetizar su contenido a través de una experiencia narrativa mejorada que permite a las personas profundizar en historias más complejas, mantenerse informadas y exponerse a un mundo de diferentes temas e intereses”.

También se menciona que en principio solo se han establecido alianzas con publicaciones locales y nacionales de Australia, Brasil y Alemania. Y citan testimonios de editores asociados como Stefan Ottlitz, Director Ejecutivo del SPIEGEL Group alemán: “Siempre estamos interesados en explorar formas innovadoras de atraer lectores a nuestro contenido de alta calidad”. 

“Esta nueva e interesante asociación con Google nos permitirá hacer la curaduría de una experiencia que destacará nuestra galardonada voz editorial, ampliará nuestro alcance y proporcionará noticias confiables de manera convincente a lo largo de los productos de Google”, agregó. 

En el texto oficial, Google ofrece pocos detalles del nuevo enfoque. Expresan que primero se lanzará en las plataformas Google News y Discover, y que está en los planes agregar más socios. Otro que da su punto de vista es Geraldo Teixeira da Costa Neto, CEO de la compañía brasileña de medios regionales Diarios Associados: “Por nuestro lado, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que esta plataforma prospere y sea una brújula para que la sociedad busque información de una fuente segura y confiable en tiempos de desafíos”. 

En otro fragmento del documento se hace referencia a la pandemia y las dificultades económicas que acarrea. Los modelos económicos en crisis y la aceleración digital que supuso la irrupción del COVID son reseñados por Google: “en respuesta -a esa situación-, Google News Initiative ha proporcionado fondos a más de 5.300 publicaciones locales en todo el mundo a través del Fondo de Ayuda de Emergencia para el Periodismo, una exención de tarifas por publicación de anuncios en Google Ad Manager y una Campaña de Apoyo a Noticias Locales de $15 millones de dólares para ayudar a aliviar algunas limitaciones económicas inmediatas”. 

El comunicado culmina con una enumeración de acciones positivas que resultan en propaganda empresarial: “a lo largo de los años, hemos creado audiencias e impulsado el valor económico para los editores al enviar personas a sitios de noticias más de 24 mil millones de veces al mes, brindando a los editores la oportunidad de ofrecer anuncios o suscripciones y aumentar la audiencia para su contenido”. Se relata el lanzamiento de Google News Initiative en 2018, cuyo objetivo fue “construir un futuro más sostenible para las noticias a través de programas como Suscríbete con Google y el Proyecto de experimentos locales, entre muchas otras actividades”. Finalmente, reafirman un mantra de la organización: hacer del mundo un lugar mejor mediante la asociación sectores empresariales, gubernamentales y de la sociedad civil. Y de esa manera poder ayudar a las empresas de medios de noticias.

***

Los antecedentes 

Esta decisión de Google rompe con la postura mantenida hasta el momento junto a Facebook en el marco de distintas negociaciones regulatorias y legislativas en todo el mundo. El acontecimiento australiano es el más reciente, pero hubo discusiones con Francia, Canadá, el Reino Unido e Irlanda, todas relativas a exigir acciones por parte de los distintos gobiernos en pos de revitalizar la industria.

Como reseña OBSERVACOM, en Canadá el sindicato de trabajadores de comunicación, energía y trabajadores independientes, UNIFOR, se unió con los editores más importantes del país y lanzaron una solicitada en la que demandan al gobierno que Google y Facebook paguen por las noticias, siguiendo el mismo camino de Francia y Australia.

Como hemos mencionado, la Comisión de Defensa de la Competencia y de los Consumidores de Australia está presta a ordenar un código de conducta obligatorio para que las plataformas digitales, como Facebook y Google, compartan sus ingresos por publicidad con los medios de prensa del país. 

A su vez, en Francia, la Autoridad de Competencia determinó que Google deberá pagar a los medios de comunicación por usar sus contenidos en los servicios de noticias de la plataforma a partir de una demanda presentada por gremios de editores y la agencia AFP. 

Mientras que, en Canadá, el presidente de UNIFOR, Jerry Dias, expresó en una nota editorial publicada en gran parte de los periódicos del país que “las organizaciones de noticias de Canadá están en peligro mortal, y es hora de que el gobierno federal se enfrente a los dos gigantes tecnológicos que son los principales culpables”. 

“Facebook y Google han saqueado el mercado de publicidad digital canadiense en la última década. Entre ellos, han acumulado la gran mayoría de los ingresos en el mercado de publicidad en línea de más de $ 6 mil millones de dólares, publicidad que ha sido la principal fuente de ingresos para las organizaciones de medios canadienses”, aseguró. “La pandemia de COVID-19 ha empeorado aún más la situación, forzando a los periódicos al cierre de 50 publicaciones y la pérdida de 2.000 empleos, según J-Source. Más de 100 medios de comunicación se han visto obligados a hacer recortes, incluidos los recientes recortes en el Toronto Star… Nuestro gobierno federal, como los de Francia y Australia, deberían actuar para dar a las empresas de medios en nuestro país una chance para sobrevivir”, concluye. 

En Estados Unidos, el lobby de los editores -a través de la News Media Alliance- redundó en que miembros del Congreso demanden a la administración federal del presidente Trump que autorice fondos de publicidad oficial en medios locales para recibir información sobre la repuesta de los gobiernos a la crisis sanitaria y económica por el coronavirus. 

Si bien este pedido no involucra a los gigantes digitales, desde hace tiempo esta asociación, que representa a los principales medios de prensa de Estados Unidos, sostiene que Google y Facebook acaparan el mercado publicitario y se benefician cada vez más de los contenidos periodísticos de los medios tradicionales. 

Esta posición ha sido expresada a través de la publicación de estudios, así como también durante las audiencias realizadas en el congreso el año pasado en el marco de la investigación de prácticas monopólicas de los gigantes tecnológicos que conduce el Comité Judicial de la Cámara de Representantes. 

En mayo, el Sindicato Nacional de Periodistas (NUJ, por sus siglas en inglés) propuso un “Plan de recuperación” para el periodismo en Reino Unido e Irlanda en el que exige a los gobiernos locales, regionales y nacionales que establezcan un impuesto del 6% sobre los ingresos de las empresas tecnológicas -como Google y Facebook- para “revitalizar y reimaginar” el futuro de la industria periodística. 

El llamado surge bajo el argumento de crisis financiera como resultado de la pandemia de COVID-19 y el desplome del mercado publicitario. Además del impuesto, el plan del sindicato incluye el pedido de créditos fiscales y préstamos sin interés para apoyar el trabajo de los periodistas que cubren la crisis sanitaria; que no se entregue dinero público para las empresas que realizan despidos, reducen los salarios, otorgan bonos ejecutivos o bloquean la organización sindical; vouchers gratis para suscripciones online o impresas para los jóvenes de 18 o 19 años y créditos fiscales para los hogares con suscripciones, entre otras cuestiones. 

Algunas de estas medidas son similares a las que en Argentina promueven los medios autogestionados a través de la iniciativa para el fomento de la pluralidad y diversidad informativa. Uno de los principales aspectos de la iniciativa es la creación de un Fondo de Fomento al Pluralismo Informativo, cuyos aportes provendrían de las plataformas digitales extranjeras. 

***

Este cambio de 180 grados en la postura de Google demuestra que la regulación tiene efectos que pueden ser virtuosos, incluso en este tipo de gigantes. Además, con este giro acerca de la relación con los medios productores de noticias indexadas en su buscador, la corporación se aleja de la táctica utilizada por Facebook en el caso que se desarrolla en la Comisión de Defensa a la Competencia y a los Consumidores en Australia y que es leading case en la materia.

Esta incipiente modificación debe ser analizada, evaluada y ser objeto de presión para algún tipo de regulación similar en un mercado periférico y con mayores carencias que el de Europa Central y Oceanía, como es el de Argentina.

#PA.

Domingo 28 de 2020.
3 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *